Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Ana Orantos

"Si a los niños se les dan menos órdenes, todo irá mejor"

"Todo el mundo cuando tiene hijos olvida su adolescencia, y todos hicimos las mismas tonterías", recuerda la experta

"Si a los niños se les dan menos órdenes, todo irá mejor"

"Si a los niños se les dan menos órdenes, todo irá mejor"

¿Son los adolescentes de ahora más complicados porque tienen de todo?

Creo que no. Lo complicado es que los padres se olvidan de cuando eran adolescentes aunque haya sido hace 10 o 20 años. La distancia generacional, lo que hemos aprendido, y como lo hemos aprendido nos separa. Eso es lo díficil, y lo va a ser siempre.

¿Cuál es el mejor método para educar al adolescente, no darles todo y decirles no muchas más veces, o negociar?

Todo lo que hemos hecho hasta ahora, hecho está. No hay que fustigarse. Tenemos toda la vida para seguir aprendiendo y hacer las cosas de forma diferente.

¿En qué consiste el método de Sócrates?

En que no hay que decirle a un hijo lo que tiene que hacer sino preguntarle qué es lo que él cree que tiene que hacer.

¿Quiere decir que no se le puede decir que estudie, que se esfuerce, etc.?

No. Hay que hacerle responsable y decirle. ¿Tú quieres estudiar?¿Para qué quieres estudiar? ¿Qué crees que puedes conseguir con eso? Conversaciones que hacen que el niño o la niña se responsabilice de lo que tiene que hacer, y no que la madre o el padre sea el responsable. Eso al final,acaba con los padres y con él. Si trabajamos así con los niños, con menos órdenes y más posibilidad de expresarse, todo va mejor.

¿Cómo puede decir a un padre que no ponga normas?

No, lo que hay que intentar es que las normas se pongan entre todos. Cuánto más conseguimos que se responsabilicen de sus actos más éxito vamos a tener. Pero, si no contamos con los hijos, formaremos a un niño dependiente.

¿Las nuevas tecnologías provocan que ni dialoguen a veces con la familia?

No tiene porqué. Al final, es un medio de comunicación. Lo que habría que hacer es buscar la manera de sacarle partido y utilizarlas en beneficio de nuestra comunicación. Es verdad que hay que establecer normas, y acordar que a la hora de la comida no se pueden tener dispositivos móviles ni audiovisuales. Ahora bien, como padres hay que dar ejemplo.

¿Olvidamos que también fuimos jóvenes?

Todos nos olvidamos. Todo el mundo cuando tiene hijos olvida su adolescencia. Todos hemos sido igual de petardos, hemos hecho las mismas tonterías. Los hijos son fotocopias de los padres. Hay que relativizar. Además, la adolescencia es una enfermedad que lo mejor es que se pase cuando eres adolescente.

Compartir el artículo

stats