Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Gabi Ochoa

"Preguntaría a Rajoy si toleró y se lucró con la caja B del PP"

El director valenciano da el golpe en Madrid con «Las guerras correctas», obra en la que teatraliza la entrevista de Gabilondo a Felipe González sobre los GAL

"Preguntaría a Rajoy si toleró y se lucró con la caja B del PP"

"Preguntaría a Rajoy si toleró y se lucró con la caja B del PP"

­

­¿Qué le contó Iñaki Gabilondo que no sabíamos de aquella entrevista?

Que Felipe se quedó marcado por ella y tiempo después le pidió que se vieran. En ese encuentro parece que el diálogo fue duro. De hecho, Felipe le enseñó un diario donde aseguraba que los GAL fueron unos crímenes horrendos.

¿Con Felipe González fue imposible hablar para la obra?

Tanto con Felipe como con Rubalcaba (la persona que lo acompañaba) lo intenté varias veces. Desistí al ver que desde prensa del PSOE no me cerraban ninguna entrevista. Aún así, me gustaría saber qué opina, no solo sobre la obra, sino sobre ese momento histórico.

¿Por qué poner el foco en aquellos hechos 20 años después?

Por que queremos saber. Es importante no obviar nuestro pasado y no poner un velo sobre las cloacas de la democracia. Así construiremos una democracia más fuerte. Y el teatro puede hacerlo desde el territorio de la verdad escénica.

¿Sería posible hoy una entrevista en el tono de aquella?

En un medio público creo que no. Gabilondo dijo el jueves en el debate posterior al estreno que el peor cáncer del periodismo es el paro. Los periodistas vivís tiempos convulsos y, si no se sigue una línea editorial y se es incómodo, se ven las consecuencias, como pasó con Pedro J. Ramírez. Pero se debería hacer, es necesario un periodismo comprometido.

Pongamos que es posible y tiene delante a Rajoy. ¿Qué le preguntaría?

Vuelvo al debate posterior al estreno. Le haría la misma pregunta que Nacho Escolar dijoa: ¿Toleró, conoció y se lucró con la caja B del PP?

¿De qué lado se pone como director: del de Gabilondo o del presidente?

De ninguno. Intento ser objetivo con los hechos y que el espectador saque sus propias conclusiones. Intento que entienda a todos los personajes y su discurso,

¿Le ha servido de algo la película sobre Larry Frost y su entrevista a Nixon?

Me ha servido la obra de teatro Nixon-Frost como inspiración. También Farragut North, que fue la obra que inspiró Los idus de marzo. Pero esta obra bebe sobre todo del teatro y el discurso de Brecht, un discurso distanciado para que el espectador se conciencie y entienda esa realidad.

¿Y la experiencia de «Zero responsables» le ha sido útil ahora?

Por supuesto. Hubo una implicación de los más de 40 profesionales valencianos que levantamos Zero responsables gracias a la labor de Josep Lluís Sirera y Xavier Puchades, entre otros. Pero hubo un ninguneo por parte de la Generalitat, cuando no presiones. Recordémoslo: 100 concentraciones, 43 muertos, 47 heridos, 0 responsables. Que nunca se olvide. Es un realidad que el teatro no debe obviar.

.¿Por qué su interés por el teatro político?

Zero responsables fue un antes y un después en mi escritura. Creo que no debemos olvidar nuestra realidad para crecer como creadores y personas. En mi próxima obra trataré los incidentes en el instituto Lluís Vives en febrero de 2012 y la primavera valenciana. Se titula Vives y ese estrenará en Espacio Inestable el 30 de abril.

¿Qué significa que este teatro cada vez abunde más?

La crisis ha concienciado a los creadores con la realidad. Es importante que no sea una moda pasajera.

¿Qué ha aportado Alberto San Juan al proyecto?

Mucho. Él y Teatro del Barrio, un proyecto cooperativo que se ha volcado con el montaje. Alberto ha estado presente en el proceso, me propuso actores, leyó el texto, comentó su visión y ha sido la cara visible de la obra como productor. Pero no solo él.

¿La veremos en Valencia?

No está cerrada la fecha, pero será entre abril y mayo, imagino. Coproduce Espai Rambleta, por lo que se verá en su teatro.

¿Es un emigrante del audiovisual o es solo un paréntesis?

Las dos cosas. Me gustaría que fuera un paréntesis, pero cada vez se me hace complicado montar proyectos en Valencia. Es una realidad. Pero vivo en Valencia y seguiré trabajando aquí. Además, amo mi ciudad, Valencia. Le hice una carta de amor en El amor no es lo que era, mi primera película.

Oiga, ¿cree que sabemos la verdad de los GAL?

Sabemos parte de la verdad. Nunca se supo quién era el señor X. Y no sé si se sabrá. Muchas incógnitas en un turbio asunto como es el terrorismo de Estado.

Compartir el artículo

stats