Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector en crisis

El teatro busca salidas

Los actores y actrices estiman que entre el 80% y el 90% de la profesión se encuentra en paro - La producción pública cae bajo mínimos mientras los escenarios oficiales sólo ofrecen exhibición

El teatro busca salidas

El teatro busca salidas

La situación del sector teatral lleva años sufriendo una paulatina decadencia que ahora parece tocar del todo fondo. Con entre un 80%- 90% de los actores y actrices valencianos en paro, según datos de la propia Associació d'Actors i Actrius Profesionals Valencians (AAPV), toca reinventarse ante la desidia institucional que no sólo ha ido ahogando al sector sino que no ha sido capaz de darle respuestas a sus demandas.

Sin apenas producción pública y con los pocos teatros institucionales que quedan dedicados sólo a la exhibición, pocas perspectivas profesionales encuentran compañías y actores.

De hecho, la celebración desde ayer del Encuentro Académico-Profesional sobre nuevas fórmulas de gestión en las Artes Escénicas si algo busca es intentar encontrar alternativas capaces de abrir nuevas vías para salvar un sector además demasiado dependiente de la ayuda pública.

Así lo reconocían ayer fuentes de la AAPV quienes, sin embargo, reconocían que sin ayudas públicas no se puede hacer cine y menos producción teatral. El cierre de RTVV ha sido determinante en unos últimos cuatro años en los que se ha visto cómo la Administración ha renunciado también a la gestión de espacios con el abandono de unos y la privatización de otros y casi a la propia producción pública.

«Las dos películas que recientemente ha subvencionado CulturArts han dado trabajo a una veintena de actores y con la televisión en marcha al menos ochenta lo estarían haciendo. El teatro público no está haciendo nada. Falta poner voluntad y que el dinero se gaste de mejor manera», reconocían a este diario fuentes del Observatorio de las Artes Escénicas.

Al margen del análisis sobre la creación de un posible festival en Valencia que dé proyección al trabajo de los profesionales valencians y contribuya a la proyección turística, el encuentro, que se celebra hasta hoy organizado por la asociación de compañías teatrales y el Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universitat de València, servirá para la elaboración de un estudio global que analice la realidad de un sector creativo que aporta y mueve el PIB.

Según reconocía ayer el propio decano de la Facultad de Economía, Vicent Soler, «hay que apostar por fomentar la cultura como capital social».

Las compañías reconocen la ausencia de expectativas y la decepción frente a la labor realizada por el sector público, pero también la necesidad de buscar alternativas para evitar la desaparición de un tejido local que apenas encuentra vías para su exhibición.

Un caso singular es, por ejemplo, el teatro El Musical, de titularidad municipal pero en manos privadas y en el que las compañías valencianas no tienen cabida pese a haber sido una de las condiciones para su adjudicación.

Otro es el caso del Rialto con sólo exhibición unos días a la semana pero que, por ejemplo, ha estado durante el mes de febrero sin programación por unas obras, algo que el sector considera un sinsentido. No sólo porque sea uno de los meses más destacados para la exhibición de las Artes Escénicas sino porque una buena planificación debería haber retrasado esas mismas obras a los meses de inactividad. Los teatros privados van a su negocio.

A todo ello se añade otro hándicap que ha perjudicado seriamente a productores y exhibidores como ha sido la subida del IVA al 21%.

El 27 de marzo, Día Mundial del Teatro, volverá a ser una jornada reivindicativa, pero también un punto de inflexión en el que el sector reclamará un compromiso de los partidos políticos ante las próximas elecciones para intentar reflotar la profesión.

Compartir el artículo

stats