Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

HJ Lim: "Mi reto es que la música clásica sea tan general como el pop"

La joven y mediática pianista surcoreana debuta en el Palau hoy con su único concierto en España en 2015

HJ Lim: "Mi reto es que  la música clásica sea tan general como el pop"

HJ Lim: "Mi reto es que la música clásica sea tan general como el pop"

Sus vídeos en YouTube tienen numerosos seguidores. A los 24 años interpretó las Sonatas de Beethoven. HJ Lim tiene ahora 29 y sigue la estela de otros jóvenes prodigios de la música clásica llegados de Asia. Debuta hoy en el Palau de la Música con el Concierto para piano de Eduard Grieg. Será su única presencia en España este año.

Lang Lang, Yuja Wang, usted? ¿Por qué tantos jóvenes e importantes pianistas en Asia?

Porque en Asia y en especial en Corea del Sur, mi país, aprender piano es muy normal. Muchas mujeres jóvenes aprenden a tocar el piano como a cantar o usar el ordenador. La música clásica forma parte de nuestra cultura y está muy generalizado su aprendizaje.

¿Ser un virtuoso del piano es sinónimo de buen pianista?

Se suele decir que para ser un buen músico hay que ser primero un virtuoso y que para expresar un alto ideal musical, tu cuerpo debe ser la herramienta. Para mí, la técnica sola no existe, no se pueden separar conceptos.

¿Le gustaría llegar a ser una estrella conocida más allá del mundo de la música o su aspiración es crecer en reconocimiento solo al lado del piano?

Si le soy honesta, lo más importante para mí es compartir la música con la gente y ser honesta conmigo misma. Todo lo demás es accesorio. Si viene, bien; si no, también. Pero lo esencial para mí es la música.

Sí, pero usted tiene muchos fans y es muy seguida en YouTube. ¿Los intérpretes de música clásica han de saber acercarse y ganarse al público joven?

Por supuesto, porque pienso que hay generalizar la música clásica, como lo está el pop. Es muy importante para mí que todo el mundo tenga acceso a la música clásica y, por supuesto, también los jóvenes. Parte de mi trabajo es popularizarla y mostrar que no es aburrida, sino una de las más altas expresión de las artes. Quien venga a mi concierto verá que no es aburrida.

¿Qué papel juega en esa idea la forma de vestir? Hay pianistas como Wang o Thibaudet que se desmarcan del atuendo serio de los concertistas?

Yo visto siempre de negro. Visto de una forma que me permite sentirme libre para tocar. Me gustaría hacer hincapié en que es mi música la que no es aburrida.

Entendido. Es su segunda visita a España. En 2014 estuvo en Barcelona con un programa Rachmaninov. En Valencia será el «Concierto para piano» de Grieg. ¿Qué le dice este?

Es el símbolo del concierto romántico de piano. Lo compuso cuando tenía 25 años y se acababa de casar. Fue una etapa muy feliz de su vida y se nota en su música. Adoro este concierto.

Oiga, ¿le suena algún compositor español?

Sí. Es más, he tocado a Albéniz y Granados, sus Requiebros (de la Suite Goyescas) precisamente. Para entrar en el Conservatorio de París me hicieron tocar esa pieza y la adoro. Son partituras muy difíciles.

Compartir el artículo

stats