Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

"Ya no hay héroes. Vivimos resignados porque el único valor es el dinero"

Clara Usón, primera autora en ganar el Premio de la Crítica en 52 años, ambienta «Valor» en Sagunt y Benidorm como símbolo del «pelotazo»

"Ya no hay héroes. Vivimos resignados porque el único valor es el dinero"

"Ya no hay héroes. Vivimos resignados porque el único valor es el dinero"

El tiempo y el espacio son estados líquidos en Valor (Seix Barral), la última novela de Clara Usón. Las andanzas y pensamientos del héroe de la revolución frustrada de diciembre de 1930, Fermín Galán, se yuxtaponen con los de un cura fanático croata en la II Guerra Mundial y una madre directora de una sucursal de una caja de ahorros de Sagunt y su «descerebrada» hija adolescente.

La herramienta estilística no es nueva „¿qué diría William Falukner?„, pero sorprende en 2015. Incluso incomoda a algunos lectores, confiesa Usón (Barcelona, 1961). Significa que «hemos retrocedido», porque esta «sería una novela tímida en los 70». Pero hoy todo es realismo tradicional. «Nos hemos vuelto acomodaticios; queremos todo ligerito, mascadito y entretenido».

¿De quién es la culpa? Es un problema de educación, de falta de hábito lector, responde la autora: «La política de educación era mala en el franquismo, pero en la democracia no ha sido mucho mejor». Y lanza otra cuestión: «¿Ha oído hablar de libros a algún político estos días?». En los debates electorales, la cultura no existe, como mucho el cine, arguye.

Contraponer la España de los años 20 y 30 del siglo pasado a la actual sirve a Usón para mostrar paralelismos, como el descrédito de las instituciones, la sensación de fin de ciclo y una desigualdad tremenda. «La diferencia es que ya no hay soñadores y héroes idealistas, como Galán. Vivimos acobardados y resignados, porque el único valor es el dinero y uno no está dispuesto a poner en peligro su única fuente de ingresos», afirma la autora, que ayer presentó Valor en la librería Bartleby de Valencia.

Los héroes de hoy son «los futbolistas, unos mercenarios obscenamente bien pagados», dice.

No es casual que el plano actual de la narración se sitúe en Sagunt y Benidorm: «Ha habido pelotazos en todos los lados, pero Valencia ha sido el símbolo».

Usón tiene el mérito de haber sido en 2012 la primera escritora en ganar el Premio de la Crítica en 52 años. Fue por La hija del Este. El dato evidencia que España sigue siendo un país machista, en el que los que deciden el canon literario son hombres. «Es un síntoma de que España no ha salido mucho del franquismo „algo que también planea sobre la novela„, de que la remora de la dictadura costara mucho tiempo quitársela», lamenta.

Compartir el artículo

stats