Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Julio Sánchez: "Las descripciones agotan al lector más imaginativo"

«La clave es escribir la información justa para enganchar al lector»

Julio Sánchez: "Las descripciones agotan al lector más imaginativo"

¿En qué momento un jurista se sienta frente al ordenador a escribir una novela?

Cuando concentra el suficiente valor para ello (ríe). Siempre me gustó escribir. De hecho, ya había colaborado en varias publicaciones sobre cuestiones jurídicas, e incluso escribí algunos relatos cortos sobre mis viajes en el pasado. Pero nunca se me ocurrió publicarlos.

Hasta que llegó «El desafío de Dorian»...

Bueno. No del todo. El libro llevaba en el cajón unos diez años, donde guardo otras tantas novelas que no quise publicar en su día.

En su novela se entrelazan muchos mundos. ¿Es un reflejo de sus aficiones?

En cierto modo sí. Quería inspirarme en muchas cosas, y sobre todo, no quería hacer un libro lleno de clichés, propios de las novelas de intriga. Es por ello que decidí que uno de los personajes principales fuera un periodista. Normalmente, los protagonistas de este tipo de relatos son abogados o policías. Pero consideré que el trabajo periodístico era el idóneo para desgranar una historia así. Mi perfil profesional se ve en los detalles de la novela, ya que muchos de ellos proceden de casos a los que me tuve que enfrentar yo mismo en el pasado.

¿Se inspiró en películas o series?

No, pero sí que ha tenido un papel importante el lenguaje cinematográfico. Mientras la escribía me imaginaba las escenas como en una película. Eso me ayudó a que la trama fluyera de la manera más dinámica posible.

Lo ha conseguido. Pues la novela consta de no más de 150 páginas.

Ese era precisamente uno de mis objetivos. Quería que el lector, cuando se acabara el libro pensara: «Me ha explicado cuatro cosas y lo he imaginado todo». Mi escritura se basa en frases sencillas, evitando subordinadas, con tal de coger velocidad. Sin ahondar demasiado en descripciones o detalles. Yo antes me leía tochos increíbles, pero me cansé. La clave es escribir con pocas descripciones. Éstas agotan al lector más imaginativo.

¿Cree que es el sentir popular?

Sí. La información justa hace que el lector se imagine el resto, y que disfrute leyendo. Avanza rápidamente y se engancha. Llevamos un ritmo de vida muy acelerado, estamos acostumbrados a tomar decisiones rápidas y hacer muchas cosas a la vez. Esa es la dinámica que llevo a la escritura.

Compartir el artículo

stats