Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palau de les Arts

El Olimpo de las voces

186 aspirantes de más de 40 nacionalidades se presentan a las pruebas de acceso del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo - Hoy finaliza la semifinal de la que sólo serán seleccionadas 30 personas

Audiciones para pertenecer al coro de Les Arts

Audiciones para pertenecer al coro de Les Arts

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Audiciones para pertenecer al coro de Les Arts violeta peraita | VALÈNCIA

"Estoy aquí buscando nuevos rumbos, nuevas experiencias musicales y otras metas para crecer como profesional". Sueños e ilusión han movido a cientos de jóvenes cantantes de ópera de todas partes del mundo a viajar hasta el Palau de les Arts y seguir formándose en el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo. Las audiciones para entrar al curso acogieron a 186 aspirantes de más de 40 países en unas intensas jornadas eliminatorias que preceden a la semifinal y la final de las que solo saldrán quince cantantes seleccionados. Los pasillos eran como la arena en la que rompen las olas cada vez que alguno de los jóvenes -de más de 40 nacionalidades- que se presentaron abría la boca y de ella emergía la gran marea de tonos melodiosos que forman una partitura.

Dong Xu es de China pero vive en Milán, donde estudia canto desde hace siete años, habla italiano a la perfección y con el inglés se defiende para explicar que, en el momento de la entrevista, justo antes de enfrentarse a las miradas del jurado no está nervioso, "pero sí muy emocionado".

La sala de ensayos se convirtió durante las pruebas en sala de espera, un espacio donde los cantantes aguardaban el momento en el que oyeran su nombre. Algunos dormían, otros repasaban las partituras y había quien paseaba por los pasillos para calmar los nervios. Cuando llegaba su turno, los aspirantes se desplazaban a una habitación aislada para 'vocalizar' (en idioma de a pie, hacer el calentamiento, calentar la voz) y, posteriormente, recorrían los pasillos laberínticos del interior de Les Arts hasta llegar al auditorio. Un piano y un escenario vacío. Una vez sobre el parqué, los jóvenes tenían una visión de decenas de butacas vacías y, a lo alto, cuatro luces de mesilla encendidas, cuatro jueces, ocho ojos esperando expectantes una marea melódica.

"Asusta un poco plantarse en un escenario y cantar sin público. Siempre prefiero cantar con público, tienes ese feedback que te da energía, pero nunca había cantado en una sala vacía y con cuatro personas mirándote y fijándose en cada detalle de tu actuación, es bastante chocante para un cantante encontrarte en esta situación", explica Viktória Cormos. Ella es una mezzosoprano de 24 años que viene de Rumanía, acaba de terminar sus estudios de canto y, como ella dice, la audición en Les Arts es su primer paso para comenzar su "andadura vital como cantante". Este diario habló con ella cuando apenas acababa de realizar la prueba, estaba entonces aliviada pero aún nerviosa. "Creo que fue bien. Es mi primera audición fuera de Rumanía. Si entro, fenomenal, si no, tengo otros planes pensados en mi país", añade. En cualquier caso, Viktória se quedó con el esfuerzo que había realizado "lo he dado todo", concluyó.

Profesionales del mundo operístico como el director artístico Davide Livermore o la soprano Enedina Lloris evaluaron durante los primeros tres días de audiciones las cientos de voces que escucharon en las jornadas de selección. Livermore explicaba lo "extraordinario" de estas audiciones."Se ve un amor único por este arte" y destacaba la importancia que tiene "poder ver la ópera viva en los jóvenes" porque, según apuntó "los jóvenes son el futuro".

Desde su nacimiento en 2009, el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo, tutelado por el reconocido cantante de ópera, acoge cada año alrededor de una veintena de jóvenes talentos de la ópera provenientes todo el mundo para realizar un perfeccionamiento de sus cualidades artísticas y vocales y una formación práctica en un teatro de ópera. Las riendas de dirección artística las han tomado, desde que la escuela vio la luz, artistas como Alberto Zedda, Ruggero Raimondi o Davide Livermore, quien dirige actualmente la formación de los jóvenes talentos que, tras su paso por València, han comenzado carreras de perfil internacional. El curso académico, tras la selección de los alumnos, dará comienzo el 1 de septiembre y finalizará el 22 de julio de 2018. "Estos días son días extraordinarios porque estamos escuchando lo que pueden ser los cantantes de nuestra próxima temporada de nuestro centro de perfeccionamiento y lo que vamos a elegir son cantantes de un nivel altísimo, jóvenes de gran potencial", explicó a Levante-EMV el intendente de Les Arts, Davide Livermore.

Para poder presentarse a las audiciones, los aspirantes han de reunir ciertos requisitos: la edad de sopranos y mezzosopranos debe estar comprendida entre los 18 y los 30 años; un intervalo que aumenta hasta los 33 años en el caso de tenores, contratenores barítonos y bajos. Los aspirantes tienen que acreditar una adecuada formación musical y vocal así como experiencia en el ámbito lírico. Además, se requiere que los jóvenes cantantes acudan a la audición con cinco piezas preparadas. "Voy a empezar con Mozart, con chi mi dice mai de Donna Elvira y también tengo commo esolho. Además llevo el Área de Micaela y De España Vengo", contaba Elvira Padrino, una madrileña de 29 años. "Pienso que voy bien, pero depende de la suerte. Por mi parte voy con todo el trabajo hecho, pero somos muchas personas, mucha gente de fuera y con mucho nivel", apuntaba.

Tras la fase eliminatoria que se celebró los días 5, 6 y 7 de julio, quedaron unas 40 personas que se enfrentan este fin de semana a la semifinal. Esta segunda prueba consiste en una masterclass de tres jornadas donde el equipo docente escucha el nivel de interpretación y el nivel musical, de solfeo. "Antes se pensaba que los cantantes no necesitaban ser músicos, pero no es verdad, es muy importante saber música", explica Livermore. Asimismo, durante esta semifinal el 8, 9 y 10 de julio se realiza una masterclass sobre la comprensión del texto, del acto, de ver cómo es la relación con el cuerpo.

"Cuando acaba la segunda fase, elegimos un número de más o menos 28-30 personas que irán a la final", añade. El día 12 de julio será entonces el 'día de'. La prueba final consistirá en cantar en un concierto en el que estará Plácido Domingo como miembro del jurado y que tendrá las 'puertas abiertas' a toda la ciudadanía, gratuito y de entrada libre. «Es una ocasión para que se pueda abrir una vez más esta casa para todos, para escuchar jóvenes cantantes, música estupenda y ver la pasión y la ilusión en los ojos de los jóvenes, porque el futuro es suyo», explicaba el director artístico del Centre de Perfeccionament.

Una vez seleccionados los jóvenes artistas que tendrán la oportunidad de formar parte de la novena promoción del curso que se imparte en el coliseo operístico de València, el 1 de septiembre tendrá lugar 'la vuelta al cole', pero en teatro. Un curso que durará hasta el 22 de julio de 2018 y que dará comienzo a muchas de las carreras internacionales de estas jóvenes promesas.

Compartir el artículo

stats