30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Pablo Rus: "La base de todo es fortalecer la escucha de nuestros jóvenes"

«En València falta un espacio donde los solistas puedan experimentar con orquestas», lamenta el director.

Pablo Rus: "La base de todo es fortalecer  la escucha  de nuestros jóvenes"

Pablo Rus: "La base de todo es fortalecer la escucha de nuestros jóvenes"

P Enhorabuena por su nombramiento. ¿Cómo se encuentra?

R Es un honor, estoy muy contento de trabajar con la JOGV. En verano hice el encuentro con ella y fue una sorpresa increíble. También fui director asistente hace unos seis años, pero la energía y el trabajo que encontré en verano me hizo pensar en el puesto. Sabía que estaban viendo opciones y decidí presentar mi proyecto, gustó y aquí estoy.

P Hábleme de su proyecto.

R Hay una perspectiva bastante ideológica que siempre trato de trabajar: la escucha. Creo que la base de todo es intentar fortalecer la escucha de nuestros jóvenes. Mi puesto es director musical y pedagógico, por lo que ese aspecto es muy importante. Creo que una de las faltas de nuestra sociedad, hoy en día, es la escucha. No nos escuchamos lo suficiente. La orquesta es una herramienta social muy potente para trabajar esa falta.

P ¿Cómo ve a la Jove Orquestra?

R Tiene la energía inacabable de los jóvenes. A veces, tienes que controlarla porque es fácil que se te vaya de las manos tanta energía (ríe). Además, el nivel es muy alto. Siempre hemos hablado del nivel de los instrumentos de viento, pero he de decir que en cuerdas empezamos a estar a la par. Por otra parte, vienen invitados a trabajar con los jóvenes y no hay mejor equipo de profesionales que los que suelen venir a los encuentros. Tenemos muy buen equipo para formar a los jóvenes.

P Alguna crítica tendrá también.

R En España hay un problema en cuanto a previsión; hay una tendencia a hacer las cosas al final. Salen bien, porque somos cabezones y constantes, pero necesitamos planificar mejor, saber cuáles son los objetivos. Que sepamos qué va a pasar en los próximos dos años.

P ¿Qué planes tiene para la Orquestra?

R Una de las cosas que vamos a hacer en 2018 es tener tres encuentros: en invierno, primavera y verano. Yo me encargaré de invierno y verano, pero para primavera tendremos un director invitado. La idea es que uno al año sea para invitados. Esto es el paso previo para que los jóvenes vayan a orquestas profesionales. En ellas, cada semana hay un director que trae una nueva forma de trabajo y creo que los jóvenes lo deben experimentar ya. Te puedo adelantar que el invitado de primavera es Rubén Gimeno, una figura importante. Nuestra idea es invitar cada año a una de estas grandes figuras de València. También es importante el compositor residente. Tendremos a Marc García Vitoria, valenciano de importante carrera.

P ¿Qué repertorio tiene en mente?

R En invierno afrontaremos Sibelius, Ravel y la compositora finlandesa Kaija Saariaho. Siempre he intentado trabajar la flexibilidad en un mismo proyecto. El repertorio de primavera aún lo estamos trabajando con Rubén y en verano trabajaremos a Francisco Coll, que fue residente aquí, a Alban Berg y a Mahler. La idea es unir gran repertorio, con otro menos conocido y contemporaneidad.

P ¿Cómo le gustaría que la sociedad viera a la JOGV?

R Debe ser un elemento social abierto para todos, que la población no vea una orquesta sinfónica como algo de élite, sino como un vehículo de unión y punto de encuentro. La JOGV, por suerte, llega a sitios a los que las más grandes no llega. Vamos a pueblos y ese es uno de los puntos más potentes que tenemos: llegar a lugares que no tienen tanta accesibilidad a otras orquestas.

P ¿Planea sacar al exterior a la orquesta?

R La JOGV debería salir más. Hay que encontrar el equilibrio entre trabajar aquí y salir, porque tenemos mucho que exportar. Ya estamos trabajando opciones para que la orquesta salga a Europa, pero aún es pronto para hablar de ello. Es muy motivador para los músicos viajar fuera para mostrar su mensaje artístico. Gestionar una gira lleva mucho tiempo, pero ya hay cartas sobre la mesa.

P Ahora que habla del exterior. ¿Siente que fuera se trata mejor a sus músicos?

R En Europa es fácil encontrar entidades de orquestas jóvenes. Quizás hemos estado algo desconectados de otras formaciones de nuestra naturaleza. Yo no puedo decir que se me haya tratado mejor fuera, porque se me ha valorado y se me han abierto puertas aquí. No tengo queja. Es cierto que me he ido fuera, pero ha sido una decisión personal.

P ¿Ha hablado ya con los músicos de la JOGV?

R No, pero cuando se hizo público mi nombramiento recibí muchas felicitaciones y muchos músicos compartieron en sus redes sociales la noticia. Siento que la noticia ha sido bien recibida. Y mi residencia en verano fue muy calurosa. Me sentí bien con ellos. El encuentro de Navidad será nuestro primer encuentro oficial.

P Es el momento de pedir. ¿Qué quiere para la JOGV?

R En València falta un espacio para que los jovenes solistas puedan tocar con orquesta. Quiero potenciar un espacio para que puedan experimentar. Vamos a organizar un certamen en el que seis solistas puedan venir a hacer un concierto. A raíz de ahí, elegiremos un solista para que toque en abril con Rubén [Gimeno]. Las bases saldrán pronto. La idea es hacerlo anualmente. Pero no queremos que sea un concurso, sino más bien un escaparate. También pido estabilidad, que sepamos siempre cuáles son nuestros recursos y que no cambien. Se necesita para programar con anticipación. Todos los invitados tienen la agenda completa a dos años vista. Necesitamos saber los recursos para programar con calidad.

Compartir el artículo

stats