Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cárceles invisibles y cotidianas

El IVAM, en coproducción con el MAXXI de Roma, reflexiona sobre la vigilancia en el mundo actual

Cárceles invisibles y cotidianas

Cada día más hiperconectados tecnológicamente y, por tanto, más vigilados. Es el mensaje que la exposición «Please come back. ¿El mundo como prisión?» lanza al visitante que se acerque a verla desde hoy y hasta el próximo 8 de abril en el Institut Valencià d´Art Modern (IVAM).

Así, más de medio centenar de obras de 26 artistas de todo el mundo reflexionan sobre la prisión como metáfora del mundo contemporáneo y sobre el mundo contemporáneo cada vez más tecnológico, hiperconectado y controlado como metáfora de la prisión.

En coproducción con el Museo Nazionale delle Arti del XXI Secolo de Roma (MAXXI), la muestra toma su título de la obra «Please come back», del colectivo de artistas franceses Claire Fontaine, un trabajo que muestra con luces de neón las palabras «please come back» sobre el concepto de prisión más allá de sus fronteras físicas.

La exhibición está estructurada en torno a tres secciones. La primera parte, «Detrás de los muros» representa la cárcel como lugar de resistencia, «desde una dimensión física», señaló ayer el director artístico del MAXXI y comisario de la exposición, Hou Hanru, acompañado del director del IVAM, José Miguel G. Cortés. La segunda parte lleva por título «Fuera de los muros» y alude a la omnipresencia de los sistemas de control y vigilancia que convierten la ciudad actual en una prisión «gigantesca». La tercera parte, «Más allá de los muros», se refiere «a los muros que vemos y los que no vemos», según el comisario en alusión al control y las restricciones de libertad que se presentan como «necesarios» en nuestra sociedad, especialmente tras el 11 de septiembre de 2011.

La muestra, compuesta por vídeos, esculturas, instalaciones, fotografías y pinturas, incorpora la obra de las artistas valencianas Patricia Gómez y Mª Jesús González, que han plasmado la antigua cárcel Modelo de València.

Compartir el artículo

stats