Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obra

El magnicida llega a València

La directora valenciana Ana Rubio estrenará la temporada completa de su última webserie, la multipremiada «Todos queríamos matar al presidente», el 18 de enero en la Fábrica de Hielo

Un momento del rodaje de «Todos queríamos matar al presidente».

Un momento del rodaje de «Todos queríamos matar al presidente». levante-emv

La misma noche en la que un artista inaugura una exposición, Rosana (Ana Caldas) le pide a Emilio (Jaime Reynolds) el divorcio. Son los encargados de cocinar y servir la comida en un catering, al que un día acude un invitado inesperado: el presidente del Gobierno, (Joan Manuel Gurillo). Es un político corrupto sin escrúpulos que, según Rosana, debe morir. Este le ha hecho una petición especial: una botella de Dom Perignon de 1987 guardada en la misma despensa que un viejo bote de matarratas a punto de caducar. De este punto parte la webserie «Todos queríamos matar al presidente», la última producción de la directora y guionista Ana Ramón, y que se estrenará el próximo 18 de enero en la Fábrica de Hielo. Será la primera vez que la ficción pueda verse completa, con sus cuatro episodios de 12 minutos cada uno.

Reconocida en todo el mundo

La serie, que se mostró al mundo por primera vez el pasado mes de octubre en el Marseille Web Fest, ha obtenido en solo dos meses importantes reconocimientos y nominaciones en otros certámenes como Bilbao Seriesland, Baltimore New Media Web Fest, NYC Web Series Festival, Rio WebFest o Dublin Web Fest. Sin embargo, la directora valenciana -también responsable de otras ficciones como «Sin vida propia»- ha preferido que sea en su tierra donde se pueda ver la temporada completa. «Siempre hay más nervios cuando estrenas en casa porque incluso hay gente del equipo que no la ha visto entera», dice Ramón a Levante-EMV.

Para ella, lo primordial es «que me guste la historia que voy a contar». «Lo de los premios -continúa- no te lo planteas cuando haces el proyecto pero todo lo que venga, bienvenido», dice entre risas. Si algo tuviera que aplaudir de los galardones es que ayudan en tema de distribución. «Y tienes que vender la serie», explica. Ese camino «Todos querían matar al presidente» ya lo tiene hecho. Según avanza la guionista ya han firmado un contrato internacional con una distribuidora canadiense, tan solo un semana después de estrenarla serie. «Ahora la distribuidora debe buscar las plataformas en las que se emitirá», dice.

Sobre el éxito de la ficción apunta a que «es posible que la gente se sienta identificada con los personajes y por la insatisfacción de los ciudadanos con la clase política; es algo que no puede ser más internacional». «Todos podemos estar desencantados en algún momento. Además, los personajes son muy comunes: una camarera, una cocinera, una esposa... al final son personajes cercanos y humanos».

Sin contener la risa asegura que «no me inspiré en ningún presidente en concreto» para abordar al presidente que todos querían matar. «Tiene cosas de lo peor de cada presidente de cada país del mundo: alcohol, drogas, prostitución, corrupción, ¡no hay uno que tenga tanto! Coge lo malo de cada casa», asegura Ramón.

La webserie se rodó en febrero en València. «Me gusta trabajar en València, mientras pueda. Ahora mismo cuesta bastante trabajar aquí, no creo que haya ningún valenciano que considere que aquí se puede trabajar en las condiciones óptimas, en cuanto a cómo esta el sector audiovisual», señala. No obstante, sostiene que «el estado de salud de las webseries es bastante bueno en España porque se hacen muchas y hay más apuestas, como las plataformas de TVE y Atresmedia, y también hay webseries publicitarias», apunta. «Lo que es nuevo, al principio, siempre cuesta que se establezca y se apueste en temas de inversión», explica la directora.

Sobre el género, destaca que el «concepto» de webserie «está perdiendo» su prefijo porque «todo lo que se consuma en el futuro vendrá a través de la web. ¿Cómo se distinguirá de una serie más tradicional? Ahí está la cuestión. Quizás por la duración o el presupuesto».

Etapa dorada de las webseries

Cree que aún estamos lejos de hablar de una «etapa dorada» de las webseries. Al menos hasta que el escollo de la financiación sea salvable. «En la parte creativa hay muy buenas ideas, pero falta ese impulso de la financiación. Entonces llegaremos a esa etapa dorada».

A medio camino entre la comedia y el thriller, «Todos queríamos matar al presidente» repite con el equipo de «Sin vida propia», con el productor Miguel Cañizares y la gran mayoría del equipo técnico y actores. Repiten Fede Rey, María Albiñana, Ana Caldas, Joan Manuel Gurillo, Lola Moltó, Irene Olmos, Jordi Marquina o Lucía Tortosa.

Compartir el artículo

stats