Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conciertos

Más música popular... y culta

La SGAE recoge un aumento de conciertos de música clásica mientras los promotores señalan una tendencia al alza del rock y del pop

Concert de Benvinguda con Txarango y Aspencat celebrado el pasado octubre en la Plaza de Toros de València.

Concert de Benvinguda con Txarango y Aspencat celebrado el pasado octubre en la Plaza de Toros de València. germán caballero

¿Los valencianos consumen cada vez más música «culta» y cada vez menos música «popular»? Según el Ministerio de Cultura, sí. Es lo que se desprende del Anuario de Estadísticas Culturales 2017 que ha publicado el Gobierno y que, con cifras de 2016 aportadas por la SGAE, refleja un incremento en el número de conciertos y espectadores de música clásica y de recitales líricos, mientras que los conciertos de música popular siguen siendo mayoritarios, pero con menos espectadores y menos citas en el calendario.

El Anuario indica que en 2015 se celebraron 4.475 conciertos de música popular en la Comunitat Valenciana frente a los 4.237 de 2016. Y que mientras que la cifra de espectadores superó el millón 2015, la de 2016 no pasó de los 966.000 espectadores. La recaudación, por supuesto, también bajó, obteniendo los conciertos de música popular unos 5,54 millones de euros, 319.000 euros menos que en 2015. Pese a ser la cuarta en población, la Comunitat Valenciana es la sexta que más conciertos de música popular ha celebrado en España en 2016 (el 4,8 % del total), por detrás de Madrid (25,1 %), Andalucía (23,9 %), Cataluña (14 %), Aragón (6,7 %) y Baleares (6,5 %).

Pero, pese a estas cifras, ni los promotores ni la administración consideran que se pueda hablar de una tendencia a la baja. Más bien, lo contrario. Ayer, desde Castelló, tanto el director de Culturarts, Abel Guarinos, como el director de la Fira Valenciana de la Música, Joan Gregori (responsable también de la promotora Pro21) apuntaban a que en los últimos años ha habido un incremento notable en el número de eventos de pop, rock y derivados.

Y esto ha sido, según coinciden Guarinos y Gregori, gracias a que las administraciones públicas -ya sea por cuestiones ideológicas o por disponer de una mejor situación económica- vuelven a apostar por la organización de conciertos y festivales pop financiados con dinero público y, en la mayoría de los casos, de acceso gratuito para el espectador.

El director de Culturarts apuntaba que ahí puede estar la clave en ese aparente descenso en el número de conciertos y espectadores de música populares que apunta el ministerio de Cultura. «Quizá sólo cuentan los conciertos en los que hay que pagar una entrada, y estos quizá han descendido porque los conciertos gratuitos se han incrementado», indicaba Guarinos que considera «poco significativo, el descenso que señala la SGAE.

«Los promotores de conciertos hemos comprobado un aumento considerable en el número de contrataciones», afirmaba ayer por su parte Joan Gregori, cuya empresa, Pro21 Cultural lleva el «management» de grupos como Aspencat, Atupa o Vadebo, y las contrataciones de Txarango, Els Catarres o Maria Arnal. «Hay más inversión y tanta demanda que incluso se están hinchando los cachés -asegura el promotor-. Y también hay un aumento considerable de los conciertos gratuitos. Por eso creo que es falso que haya disminuido el consumo de música popular, más bien se mantiene una tendencia al alza. Quizá lo que pasa es que se consume música de manera diferente».

Tranquilo Música es una de las promotoras de conciertos más veteranas y consolidadas de las que trabajan en València. Uno de sus responsables, Juan Enrique León, también coincidía con Guarinos y Gregori en que en los últimos dos años el número de espectáculos y de espectadores se ha incrementado, al menos en la ciudad, aunque en su caso ha sido también ajustando precios y cachés. «También ha habido más contrataciones por parte de la administración pública, al menos del tipo de artista que llevamos nosotros, que es más alternativo -explicaba ayer León-. En València se han hecho ciclos de conciertos pop como los del Palau que llenan aforos más o menos pequeños, pero también los grandes artistas están llenando. Lo hizo Bumbury hace poco en el Palau de Congressos».

Música clásica y ópera

En cuanto al resto de músicas, el Anuario del Ministerio de Cultura distingue entre representaciones de género lírico (ópera y zarzuela) y conciertos de música clásica. De las primeras, Cultura contabiliza la celebración de 55 representaciones en 2016 frente a las 52 de 2015, mientras que el número de espectadores pasó de los 31.000 de 2015 a los 32.000 de 2016. Un ligero incremento que supuso aumentar en 9 millones la recaudación en óperas y zarzuelas celebradas en la Comunitat Valenciana.

En el caso de la música clásica, en 2016 se celebraron en la Comunitat Valenciana 2.412 conciertos que recibieron alrededor de 719.000 espectadores. El año anterior hubo 2.388 conciertos para unos 712.000 espectadores. Este incremento se traduce en una recaudación de 2,25 millones de euros en 2016 frente a los 2,22 millones del año anterior. Además, la Valenciana es la autonomía que más conciertos de música clásica organizó en 2016, ya que suponen el 16,1 % de los que se celebraron en toda España, frente al 14 % de Madrid, el 13,2 de Andalucía y el 13 % de Cataluña. Aunque en la C. Valenciana es donde más conciertos de música clásica se celebran, la recaudación fue inferior al País Vasco (3,9 millones), Cataluña (9,7 millones) y, sobre todo, Madrid (12,2 millones de euros).

En cuanto a la danza, las cifras apenas han variado de un año a otro, pasando de las 56 representaciones en 2015 a las 55 en 2016, con mil espectadores menos y 52.000 euros menos en recaudación. El número de compañías de danza en no ha parado de crecer en los últimos años, pasando de las 50 compañías de 2012 a las 60 de 2016.

Compartir el artículo

stats