30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Novela gráfica

Viñetas para no olvidar la tragedia del metro

Cristina Durán, Miguel Á. Giner y Laura Ballester publican «El día 3», un cómic sobre el accidente que impactó en la historia valenciana más reciente

Viñetas para no olvidar la tragedia del metro

Viñetas para no olvidar la tragedia del metro

Unos años después de aquel 3 de julio de 2006 Miguel Ángel Giner entró en la librería Somnis de Paper de Benetússer. La periodista de Levante-EMV Laura Ballester y otro Miguel Ángel -Muñoz de apellido, hijo de una de las 43 personas fallecidas en el accidente de metro que marcó la historia valenciana más reciente- presentaban allí Lluitant contra l´oblit. «Mientras les escuchaba, me di cuenta de que de ahí podía salir un cómic. Al acabar le pregunté a Miguel Ángel si antes del accidente y de que la vida le hubiese puesto ante esa situación, ya era un activista social. Y mientras hacía la pregunta pensé ´caray, que buen giro de personaje´. Empecé a darle vueltas, compré el libro y me dije ´si lo empiezo a leer y veo que vale la pena, hago una novela gráfica´. Leí las primeras tres o cuatro páginas y me convenció».

«De hecho, cuando llegó a casa y empezó a explicármelo todo, me di cuenta de que ya había tomado la decisión», añade Cristina Durán, su mujer. «Así que tras leer el libro los dos nos reunimos con Laura, porque sabíamos que sin su colaboración no iba a tener sentido».

Miguel Ángel y Cristina forman una de las parejas de autores de cómic más intersantes del actual panorama nacional. Entre sus obras destacan la reciente Vicente Blasco Ibáñez. Una vida apasionante y, sobre todo, Una posibilidad entre mil (2009) en la que cuentan la historia de Laia, su hija, que sufrió una parálisis cerebral a los dos días de nacer. «Cuando ocurrió el accidente del metro nuestra hija tenía tres años y estábamos en lucha para que caminara, siguiera adelante? Era nuestra lucha personal. Por eso, cuando leímos el libro de Laura, pensamos que no habíamos podido estar con ellas (las víctimas) durante aquel tiempo de manifestaciones, pero que ahora sí podíamos mostrarles nuestro apoyo».

Ese apoyo es El día 3, la novela gráfica con guión de Miguel Ángel y Laura y dibujos de Cristina que Astiberri publicará el 8 de febrero. La base del cómic es el ensayo de la periodista de Levante-EMV publicado en 2014 y que a su vez se basa en todas las noticias y reportajes que Ballester ha ido publicando desde ese mediodía del 3 de julio cuando acudió a «cubrir» un accidente en la estación de Jesús.

«Laura ha estado años escribiendo sobre el accidente del metro, y conoce el tema muy a fondo -explica Cristina-. Lo que hemos intentado es entenderlo nosotros para poder trasladarlo de forma lo más didáctica posible. Nos interesaba contar la historia de las familias y contar bien técnicamente qué pasó, qué fallo y cómo ocurrieron las cosas».

Los tres autores establecieron un método de trabajo: conforme Cristina y Miguel Ángel iban acabando las páginas se las pasaban a Laura, que sugería cambios o nuevos enfoques. Pero no fue la periodista el único filtro de los historietistas. «Lo bonito es que Rosa y Beatriz, de la Asociación de Víctimas, también han estado muy encima y han opinado. Han respetado mucho nuestro trabajo, la parte gráfica y de narración de cómic, pero han aportado cosas», explica Cristina. «Cuando vieron el primer capítulo nos dijeron "verlo en imágenes ha sido duro". Ahí vimos que lo que hacíamos estaba funcionando», añade Miguel Ángel.

Señalan los autores de El día 3 que encerrar la historia del accidente del metro en València en una novela gráfica no es fácil. Había que traducir en dibujos y un lenguaje sencillos la inmensa investigación de Ballester y había que reflejar las vivencias de las víctimas del siniestro, y su posterior lucha para exigir responsabilidades e implicar a la sociedad.

«Me ha costado encontrar metáforas visuales para contar ciertas cosas -reconoce la dibujante-. Como la llegada de los familiares al depósito. No quería hacer una imagen explícita, me parecía duro, desagradable y que no hacía falta enseñarlo. Me puse a darle vueltas a esa sensación de entrar en una sala para que te digan que tu madre o tu hijo o tu hermana están ahí. Al final dibujé un montón de etiquetas y en vez de nombres puse la relación con esas personas: "mi hermana", "mi padre", "mi compañero". Lo hice así para que la gente se sintiera identificada, que allí no estaban María o Pepa o José sino tu madre o tu hermana o tu hijo».

Otro elogio a la síntesis son las viñetas que reflejan como la reacción de la sociedad valenciana no fue en muchos momentos la que las víctimas y sus familiares esperaban, aunque finalmente sí hubo una reacción. «Hay una página doble de la Plaza de la Virgen con mucho significado -explica Cristina-. Al principio sale esa plaza con ellos en una esquinita completamente solos, y luego esa misma plaza llena. Para mí el día que dibujé todas las cabecitas de las personas en esa plaza, fue muy emocionante, como diciendo ya estamos todos aquí».

Aunque el objetivo más evidente de El día 3 es resumir el libro de Laura y contar la vivencia de las víctimas y las familias, los autores quieren que la obra consiga algo más. «Buscamos que la gente se indigne para que no vuelva a ocurrir -relata el guionista-. Los gobiernos tienen recursos para protegerse de la ciudadanía y este cómic es como un aviso: si pasa otra vez algo así no dudarán en usar esos recursos. No nos fiemos, estemos alerta».

Compartir el artículo

stats