Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Pilar Eyre: "Los borbones tienen una veta de mujeriegos compulsivos e infieles"

«Carmen Ruiz Moragas definió su relación con Alfonso XIII como la unión de vicio, amistad y amor»

Pilar Eyre: "Los borbones tienen una veta de mujeriegos compulsivos e infieles"

Pilar Eyre: "Los borbones tienen una veta de mujeriegos compulsivos e infieles"

P Carmen era una culta, feminista y antitaurina. ¿Qué hacía con Alfonso XIII?

R Fue un amor por encima de toda lógica. Los teatros y los music-halls eran el campo de caza favorito de don Alfonso y Carmen era una de las actrices más importantes de aquella época y una criatura bellísima. El rey se prendó de ella, y lo que era una aventura sexual se convirtió en una historia de amor.

P ¿No fue también una mujer sumisa a un hombre poderoso y al lujo que éste representaba?

R Ella se resistió mucho a aceptar su dinero, quería seguir siendo actriz. Pero él le hizo la vida imposible. Como todos los infieles, era un celoso compulsivo que compraba todas las entradas de un teatro para que no fuera nadie a verla. Ella muchas veces tuvo que vender sus joyas y él lo consideraba una humillación porque Carmen era la «amante del rey». Le puso todo tipo de trabas hasta que claudicó.

P ¿Por qué acabó la relación?

R Porque los borbones, además de tener una veta de mujeriegos compulsivos e infieles, y de llevar esa enfermedad terrible que es la hemofilia, llevan otro gen de lo que en aquel tiempo se llamaba melancolía y hoy ya llamamos depresión. El rey pasó momentos muy difíciles cuando murió su madre, cuando fue perdiendo el cariño de su pueblo... Ahí se fue enfriando la relación, pero además Carmen conoció a un poeta de Dénia de 27 años (Juan Chabás), un tío guapo, fuerte, simpático e inteligente, y se fue con él. Pero antes de marcharse al exilio, Alfonso XIII le hizo una propuesta que sale en la novela y que si ella hubiera aceptado, la historia habría sido distinta.

P ¿Salió ganando al cambiar a Alfonso XIII por Chabás?

R Ella nunca olvidó a Alfonso y murió con su nombre en los labios. Pese a tener al lado a Chabás, le decía que no lo había querido tanto como a Alfonso. Fue el gran amor de su vida porque era todo para él: esposa, amante amiga... Ella decía que si hubiera una palabra que reuniera vicio, sexo, amistad y amor saldría el sentimiento que tenemos el uno por el otro.

P ¿Pasó Carmen de monárquica y de derechas a republicana y de izquierdas?

R Fue una feminista «avant la lettre», que protagonizó avances importantes en su época como quitarse el corsé, cortarse el pelo, conducir su propio coche, vivir con dos hijos que no se sabía de quien eran... Es cierto que cuando empezó a vivir con Chabás, ella intentó hacer teatro revolucionario y declaraciones republicanas. Sus hijas me decían que lo hizo porque estaba amenazada, pero no es cierto. Ella estaba ilusionada con la República y tenía fe en los cambios que traería.

P No da usted muy buena imagen del círculo intelectual de izquierdas cercano a Chabás...

R Para ellos Carmen era una rareza. No dejaba de ser la amante del rey, y era una curiosidad. Es igual que ahora. Si Bárbara Rey o Corina fueran por la calle la gente también diría ´es la amante del rey´. Ese sambenito nunca se lo quitó y nunca llegaron a aceptarla en sus filas.

P Hay cosas de Alfonso XIII en su libro que recuerdan a su nieto Juan Carlos...

R Hay paralelismos increíbles entre los dos. El otro día presenté el libro en Sevilla y se levantó un señor que se presentó como Borbón. «Usted habla de las enfermedades de los borbones, que son la hemofilia y la depresión, y hay una tercera, que es la satiriasis, que la tenemos algunos varones de la familia.

P ¿Se imagina a su bisnieto Felipe leyendo esta novela?

R Sé que en la Casa Real leen mis libros. Me han hecho llegar que no les gustan pero que a la larga les resultan graciosos e incluso sé que el rey (emérito) de vez en cuando pregunta «¿con cuantas mujeres dice Pilar que me he acostado?».

P ¿Habrá que esperar casi cien años para que alguien retrate a Juan Carlos I como usted ha retratado aquí a Alfonso XIII?

R No voy a vivir 100 años y te aseguro que voy a escribir un libro sobre él. Tengo mucha información y algún día la convertiré en un libro, si hay algún editor que se atreva.

P ¿Compartía Carmen con el rey las sesiones de cine porno que tanto le gustaban a Alfonso XIII?

R Sí. Cuando se conocieron ella estaba en la flor de la vida pero él era un hombre bastante gastado que tenía relaciones sexuales desde los 14 años. Al rey se le podía sorprender poco en este terreno, pero Carmen desarrollo unas técnicas amatorias que contribuyeron a mantenerlo sujeto.

Compartir el artículo

stats