Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Soleá Morente: "Cada vez hay más artistas que están llevando el flamenco a otros niveles"

La cantante, hija mediana de Enrique Morente, presenta su segundo álbum, 'Ole lorelei'

Soleá Morente: "Cada vez hay más artistas que están llevando el flamenco a otros niveles" Levante-EMV

El nuevo álbum de Soleá Morente, 'Ole lorelei', es un trabajo que se sumerge en el pop y el flamenco y que nace de la colaboración con Alonso Díaz, de Napoleón Solo. Asegura que su forma de entender la música es el resultado de lo que su padre escuchaba en casa, que iba desde Led Zeppelin a La Niña de los Peines, y dice alzar la voz contra la precariedad de los artistas porque se considera una «obrera de la música».

¿Cómo está viviendo el recibimiento de su nuevo disco?

Estoy viviendo un momento en el que siento bastante satisfacción después de un proceso tan intenso como es la creación de un disco, en el que pones todas tus emociones e ilusiones y abres tu corazón. Y que la gente lo escuche y tenga una buena aceptación es lo mejor que le puede pasar a un artista. Estoy disfrutándolo.

¿Tiene la sensación de que el público es más receptivo ahora a la fusión flamenca?

Las cosas están cambiando. El ser humano camina hacia la evolución y el progreso. Y eso se refleja directamente también en el arte. Es verdad que el flamenco llega cada vez a más público y cada vez hay más artistas que están llevando el flamenco a otros niveles. En eso hemos tenidos a maestros como mi padre o Camarón. Y gracias a ellos ha salido una escuela de la investigación del flamenco.

Asegura que su estilo es el resultado aquello que escuchaba en su casa. ¿Es verdad que su padre saltaba de lo más clásico hasta, por ejemplo, Led Zeppelin?

Sí. Mi padre escuchaba todo tipo de música y leía todo tipo de literatura. Era un hombre que se dejaba guiar mucho por la expresividad y recibía todo tipo de arte, cuando era de verdad, con los brazos abiertos. Y en casa claro que escuchábamos Led Zeppelin, Pink Floyd, Bob Dylan, Leonard Cohen, Manolo Caracol, La Niña de los Peines... De todo.

¿Suelen autocriticarse en familia cada vez que presentan un trabajo?

Siempre cuento con la opinión de mi familia. Porque confío en su criterio más que en el que nadie. Ellos me conocen y compartimos un código común. Como te entiende tu familia no te entiende nadie. Nos reunimos en la casa de mis padres, en el Albaicín, y nos ponemos las maquetas y las canciones y nos vamos dado opiniones los unos a los otros. Estamos muy interconectados.

¿Le ha servido de algo al flamenco ser nombrado bien inmaterial de la humanidad?

Bienvenido sea todo el reconocimiento al flamenco. El flamenco es una de las culturas más importantes de nuestro país. Se están haciendo muchas cosas por el flamenco, aunque creo que habría que luchar un poco más por la cultura en general. Habría que invertir más en la cultura y menos en la no cultura. Y el flamenco sí es cultura.

¿Cree que la precariedad en la música es un mal endémico en nuestro país?

Es una vida muy dura y muy sacrificada, pero como todos los oficios. Y todos los oficios son sagrados. Las condiciones laborales de un músico que no es una gran figura o que está empezando son muy delicadas y muy complicadas. Yo lo vivo con mis compañeros y también yo misma. La gente cree que tienes una situación favorecida por ser hija de Enrique Morente y no lo es para nada. Yo alzo la voz por los obreros de la música porque me considero una obrero de la música. Y creo que los músicos, por supuesto, deben ser mejor tratados.

¿Ha habido mucho machismo en el flamenco? ¿Sigue habiéndolo?

En el flamenco y en todos los oficios hay machismo. Y con bastante potencia. Pero creo que cada vez los hombres son más conscientes. Y cada vez se están haciendo más cosas por conseguir una sociedad más justa y más libre. Por un lado creo que queda mucho trabajo por delante y por el otro veo que se está avanzando. En el flamenco hay machismo y también en el rock y otros géneros. El machismo es una creencia muy inculcada que ahora resulta difícil desarraigar. Pero estamos en el camino.

¿No resulta un poco complejo creer en la justicia viendo a los tipos de La manada pasear por la calle?

No confío mucho en la justicia, creo en la conciencia del ser humano, en los principio morales y la educación, que es muy importante.

La justicia es uno de los pilares de nuestra democracia...

Como valor, claro que creo en la justicia, pero ojalá se ejerciera de una manera pura y verdadera.

¿Está contenta con el nuevo Gobierno?

Vamos a ver qué pasa.

Compartir el artículo

stats