Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muestra

El Patriarca luce todo su resplandor

La Real Fábrica de Tapices restaura las dos últimas piezas de la colección sobre la gula, la lujuria y la vida de Salomón

Los seis tapices del siglo XIC donados por San Juan de Ribera al Real Colegio de Corpus Christi de Valencia vuelven a lucir juntos en el Colegio del Patriarca. Tras la restauración llevada a cabo en cuatro de ellos en 2016 por Iberdrola -a través de su Fundación en España, y la Real Fábrica de Tapices-, ayer llegaron los dos últimos, que completan la recuperación total de la serie.

El regreso de las cuatro primeras piezas, que permanecen expuestas en esta institución valenciana, «han generado un gran interés, incrementando el número de visitas», señalan desde Iberdrola.

«Ha sido un laborioso proceso de restauración, al que se han destinado alrededor de 8.000 horas de trabajo para cada pieza, señalan. Las principales patologías que presentaban antes de su restauración eran una gran acumulación de suciedad en el tejido, acartonamiento de las fibras, deterioros de tramas, tanto de seda como de lana, roturas de tejido y restauraciones anteriores que camuflaban los deterioros.

Esta colección de tapices pertenece a la época de esplendor de las manufacturas flamencas, entre los años 1500 y 1530, y está formada por tres paños de la serie Vicios y Virtudes o Moralidades, otros dos de la serie Parábola de la viña y otro titulado Escenas de la vida de Salomón.

Perteneciente a la serie «Moralidades» o «Vicios y Virtudes», el primero de esos dos tapices que se han incorporado a la colección es «La Gula y la Lujuria» que constituye una alegoría moral sobre uno de los principales temas abordados por la iconografía medieval: el combate entre los Vicios y las Virtudes.

La fuente literaria principal es la «Psicomática» de Aurelio Prudencia Clemente (c. 392), luego divulgada a través del género dramático conocido como «moralidades», pero a ella se añade también un variado repertorio de obras de carácter alegórico como los «Triunfi» de Petrarca o la «Genealogia deorum» de Boccaccio.

De la otra pieza, «Escenas de la vida de Salomón», no se conoce la existencia de otros ejemplares paralelos en otras colecciones, pero por sus características estilísticas, se podría fechar a comienzos del s. XVI, ya que la tradición tardomedieval todavía está presente.

A la izquierda aparece David agigantado, llevando en la mano el modelo del templo de Jerusalén; a su derecha aparece una mujer que es la personificación de la Justicia, tal y como reza su titulo. En la misma escena aparece Salomón de niño y diferentes oferentes que entregan su aportación para la construcción del templo. En otra escena a continuación aparece David ya anciano instituyendo heredero a Salomón.

Mejora de iluminación

Uno de los elementos que ha contribuido al desgaste de los tapices ha sido la incidencia de la iluminación, tanto natural como artificial. Para ello, Iberdrola ha llevado a cabo la sustitución del sistema de iluminación de la Capilla del Monumento, donde se encuentran los tapices, por luminarias de tecnología led tanto para iluminar la sala como los propias telas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats