Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Rodrigo Cortés: "Blackwood subvierte las reglas propias del género adolescente"

La película dirigida por el director ourensano está basada en la novela «Down a dark hall» de Lois Duncan

Rodrigo Cortés: "Blackwood subvierte las reglas propias del género adolescente"

Rodrigo Cortés: "Blackwood subvierte las reglas propias del género adolescente"

Rodrigo Cortés Giráldez estrena Blackwood, película del que es director. Se trata de una de las pocas veces en las que este ourensano de 45 años no desempeña más papeles en la elaboración de una obra cinematográfica. Productor, actor, guionista... todo un todo terreno del sector. Levante-EMV ha hablado con él para conocer más detalles de este «thriller» que ha contado con la actriz Uma Thurman como Madame Duret.

¿Qué podemos encontrar en esta nueva película?

Blackwood parece acogerse a los patrones del cine juvenil hasta que de esta película emerge otra que empieza a devorar y a corromper poco a poco la primera. Va infectándola al principio de forma lenta y sutil hasta apoderarse totalmente de su terreno y subvertir las reglas del género.

El público adolescente es un sector al que no se ha dirigido nunca con sus producciones, ¿Cómo ha sido ese proceso?

No es tanto que la película se dirija de forma exclusiva al público adolescente como que no descree en absoluto de él. Le habla de tú a tú sin ningún tipo de paternalismo y sin ninguna condescendencia y de forma absolutamente implacable. De algún modo está codificada esta etapa «oscura» que todos pasamos y en la que vivimos un tensión constante con nuestro entorno.

Bajo su punto de vista, ¿qué elementos debe contener un buen «thriller» para funcionar?

Debe estar inmerso en una atmósfera densa y tangible, y debe basarse más que en la sorpresa, en el sentido de la anticipación. El trabajo del director de cine es como el de todo buen prestidigitador, tratar de que la gente mire a tu mano izquierda para con la derecha robarles la cartera. Tienes que tener siempre presentes los mecanismos de percepción.

Hablando del proceso de rodaje, ¿cómo ha funcionado esa relación de un elenco tan joven con la experiencia de toda una estrella como Uma Thurman?

Ha sido un verdadero regalo porque Uma por un lado es tan sofisticada, elegante e inteligente como parece y por otra parte tiene el carácter de un taxista neoyorquino (bromea). Lo hacía todo de un modo muy sencillo y directo además de que se dirigía a los jóvenes actores siempre como una más. Las niñas, a pesar de su edad, han estado dispuestas a llegar a situaciones muy difíciles actoralmente.

Todas sus películas, excepto «Concursante», su debut, han sido coproducciones con EE.UU. ¿A qué se debe?

Ha sido una cosa natural y sin perseguir un objetivo concreto, simplemente. Tiene también que ver con el tipo de historias que he hecho que demandan un presupuesto determinado que no podría absorber el rodaje en español. Y también que hay cierto tipo de historias que funcionan de manera natural y creíble en sitios concretos. Me encantará rodar una película en español, quizá en el siglo XVI y que sea nuestra.

Compartir el artículo

stats