11 de marzo de 2019
11.03.2019
Feria de fallas

Octavio Chacón, lección de raza

El torero gaditano corta una oreja en su debut como matador en València y recibe una cornada en la bolsa escrotal

11.03.2019 | 04:15
El segundo victorino de la tarde cornea a Chacón en la bolsa escrotal, por lo que el diestro hubo de ser atendido en la enfermería.

Octavio Chacón paseó una oreja de ley camino de la enfermería en el segundo toro de la tarde, un animal que desarrolló sentido en el tercio de banderillas y que siempre buscó los tobillos del torero. El diestro gaditano, que debutaba como matador de toros en la plaza de toros de València, es un valiente que se jugó la vida con honor y galones para dejar constancia de su verdad: imponer su ley a sangre fría frente a un toro, falto de presencia y sobrado de listeza, que no le ayudó en ningún momento. La ética por encima de la estética.

Chacón lanzó la moneda al aire en cada muletazo y, esta vez, salió cruz. El diestro resultó volteado de manera muy fea cuando toreaba por el pitón derecho, dando un giro sobre el asta, donde recibió una cornada en la zona escrotal. Tras esos amargos segundos, el torero gaditano volvió a la cara del toro sin la chaquetilla, con la cara ensangrentada, la muleta plana y la figura firme. No movía las zapatillas ni un centímetro mientras el toro se giraba con una agilidad propia del encaste Saltillo-Albaserrada. Un tanda de derechazos, con oficio y mando, hizo rugir a la plaza. Del mismo modo ocurrió en los pasajes al natural, silencio de expectación y riesgo en cada embroque, ovación al final de cada pasaje. La plaza se entregó y el torero, herido, se fue detrás del estoque como si del acero dependiera su carrera para obtener un merecido apéndice tras una buena estocada.

La faena al sexto no tuvo la misma transcendencia que en su primero. El animal, de nuevo, falto de fuerzas y justo de casta, evidenció muchas teclas y, Chacón, lo administró adecuadamente por el pitón derecho. El gaditano consiguió momentos de reposo, de pulso y temple que no fueron suficiente para obtener un nuevo trofeo que le hubiera descerrajado la puerta grande. La complicación en la faena llegó al natural, por donde había que volver a pasar la línea de fuego. El gaditano, esta vez, no insistió y acabó pasaportándolo.

Otra virtud de Octavio Chacón en la tarde de ayer fue vender su faena con elegantes paseos entre tanda y tanda. La tarde del gaditano quedó en una lección de raza y pundonor que marcó la diferencia con los otros dos toreros del cartel.

Los toros de Victorino no cumplieron en su esperado regreso a València. Desiguales de presentación, demostraron falta de raza y fuerza. Rafaelillo pudo cortar una oreja en su primero tras una faena de entrega y capacidad y, Varea, no solucionó su futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.