La Fiscalía pide tres años de prisión para Borja Thyssen-Bornemisza -hijo de la baronesa Thyssen, Carmen Cervera- y la misma pena para su mujer, Blanca Cuesta, por defraudar supuestamente a Hacienda 336.417 euros correspondientes al ejercicio fiscal de 2010.

En su escrito de acusación la Fiscalía Provincial de Madrid solicita además que paguen una multa de un millón de euros cada uno por un delito contra la hacienda pública.

Relata que el 26 de febrero de 2010 tuvo lugar la venta de las participaciones de Cas Capetó S.L. por Borja Thyssen (titular del 50 %), Blanca Cuesta (40 %) y la sociedad Caribean Breeze S.L. (10 p%) a las holandesas Princess Four BV, Hermosa Beach Holding BV y Martínez Invesments B.V.

La Fiscalía explica que el activo de Cas Capetó S.L. estaba constituido fundamentalmente por una casa en Ibiza, que carecía de personal contratado y sin actividad económica, y que el precio total abonado por dicha operación ascendió a 9.700.000 euros, que fueron ingresados en la cuenta de la que era titular Borja Thyssen-Bornemisza. El Ministerio Público explica que ambos acusados presentaron la declaración del impuesto de la renta correspondiente al ejercicio 2010 en su modalidad de tributación conjunta. Agrega que en la misma declararon una ganancia patrimonial de 2.206.527 euros por la venta de las participaciones de Cas Capetó S.L. cuando la ganancia real ascendió a 3.792.564 euros, por lo que «ocultaron a la Hacienda Pública la cantidad de 1.586.037 euros».

Según la Fiscalía la ganancia patrimonial que los acusados ocultaron procede también de la venta de participaciones realizada a través de Caribean Breeze S.L., que en realidad se trata de una «operación simulada».