Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista con la escritora

Mimi XXL: "La sociedad sufre gordofobia"

La 'youtuber' cuenta su experiencia ante el acoso escolar, la bulimia o las drogas en 'La Venus que rompió el espejo': "No promuevo que la obesidad esté bien"

Miren Jaurne saltó a la fama en Youtube. Miriam Cos

La de Miren Jaurne (Madrid, 1983) es, por desgracia, una historia que se ha repetido en demasiadas ocasiones y que, por suerte, ha tenido un final feliz. Acoso escolar, bulimia, autolesiones, drogas, problemas psicológicos... esta joven madrileña ha sabido reinventarse pese a bajar a los infiernos durante mucho tiempo debido a su peso. Porque ha sido su talla la que ha marcado una vida que ahora saca a la luz a través de 'La Venus que rompió el espejo', una biografía en la que esta 'youtuber', conocida como Mimi XXL en redes, ha querido mostrar hasta donde se puede llegar por la opinión de los demás y qué es en lo que no hay que caer. "Mis complejos terminaban por otorgarle a los demás el poder de decidir si iba a tener un día bueno o malo, y, por mucho que me supiese de memoria la frase de 'No ofende quien puede, sino quien quiere', considero que es una soberana gilipollez, porque ofender ofende todo y la cuestión es aprender a llevarlo", dice la joven en su tomo, donde da el pistoletazo de salida a su historia con los primeros episodios de acoso escolar.

"Nunca había pensado hacer un libro sobre esto, soy muy reservada con lo mío, de hecho, tuve reparo con muchas de las cosas que cuento porque me hacían sentir vulnerable, que cualquiera que se hiciera con el libro pudiera saber todo lo que hay en mi almacén emocional", sentencia Jaurne antes de salir a una presentación donde ya hay unas 30 personas a la espera de conocer a su ídola. "Me dio pena al escribir todo esto, pero no en primera persona rollo victimista, me dio pena la Miren de aquellos años, como si la viera en tercera persona. Al recordar cada detalle de eso que tienes ahí oculto hubo días que terminé llorando y mal. Había que sacarlo todo al mismo tiempo, comprimido, para ponerlo en blanco y negro, y era como ¡buf!", asegura.

Mimi XXL se enfrenta a la 'Lluvia de tags'./ Vídeo: Miriam Cos

Aunque nada es óbice para una chica que ha vivido todo lo peor para luego levantarse y reinventarse. Será esto lo que le ha convertido en un ejemplo para decenas de seguidores, ya 174.000 en Youtube. "Al escribir este libro me daba miedo el efecto llamada, de hecho lo digo en el mismo, aunque tengo la esperanza de que leyéndolo de una forma tan cruda, que es como lo quise escribir, para cuando terminen de leer no quieran hacer nada de esto. Pretendo el efecto contrario", dice. Porque lo que cuenta en su primer tomo, aunque a sí misma se haya denominado en alguna ocasión "proyecto de escritora", es algo que muchos no pueden superar, y menos durante la época adolescente. "Lo peor de mi historia fue la época en la que entré en una ansiedad social que simplemente el mero hecho de salir a la calle era un problema. Era incapaz de salir sin gafas de sol y auriculares, y muchas veces me bajaba del transporte público llorando porque, a pesar de que no oía con la música, en mi cabeza sentía que había gente criticándome y mirándome. Fue un periodo de 7 u 8 años en el que quedaba con amigas y luego no iba, y ellas creían que me daba pereza, y lo cierto es que estaba en una esquina en mi habitación a oscuras llorando porque el simple hecho de pensar en salir a la calle me daba pánico. Esa etapa fue muy dura", señala para añadir que "lo mejor de mi vida ha sido encontrar con amigas que lo eran de verdad, que sabía entenderme, respetaban mis tiempos... que se mantuvieron a mi lado a pesar de desplantes y plantones y que con el tiempo me pude abrir y estuvieron ahí. Estoy super agradecida por las amigas que tengo".

"A la gente del colegio no creo que les tenga que perdonar, son parte del pasado y he llegado a comprender que eran niños cuando me dieron la paliza"

Miren Jaurne - Escritora y 'youtuber'

Ahora, desde su canal en Internet y las diversas redes sociales, da consejos de moda y belleza a sus seguidores. Porque Jaurne es lo que se denomina 'body positive', algo que suma a la hora de aceparse a uno mismo tal y como es. "No es cierto que la gente que somos 'body positive' digamos que estar gordo es sano. Como mayoritariamente somos gordas las que hablamos de ello se cree que es nuestro caballo de Troya para ser aceptadas en la sociedad, como si por el mero hecho de ser personas no pudiéramos ser aceptadas", sentencia la escritora ante las críticas de muchos sobre que personas como ella promueven la obesidad como algo bueno. "Nos dicen mucho esa frase, que la odio, de estáis promoviendo la obesidad, yo promuevo que seas como seas te quieras, pero esto también va para una chica que padezca anorexia o para una que sea muy bajita, no va ligado al peso". Y aunque reconoce que tiene "una vida sedentaria", algo que sabe que tiene que cambiar, asegura sentirse "contenta consigo misma". "Para mí, la palabra gorda es un adjetivo como rubia, pecosa o alta".

Gordofobia y machismo

La Venus que rompió el espejo

Todos hemos tenido un mote, a todos nos han llamado "gordi", "orejón", "moco", "enano", pero ¿cuándo dejan estas palabras de ser apelativos cariñosos para convertirse en armas arrojadizas? ¿En qué momento hacen que cambiemos la visión de nuestro propio cuerpo y la forma de relacionarnos con el mundo? (192 pág. | 14,25€)

Según la 'influencer', la sociedad "sufre gordofobia y más aun con respecto a las mujeres gordas, no tanto con hombres. Todo esto está muy ligado al machismo. La otra noche me metí en el perfil de Falete para ver si tenía los mismo comentarios que una mujer con kilos de más. Puedes buscar en las redes cualquier famoso hombre y no tiene ni la cuarta parte de esos comentarios". Aunque reconoce que desde los años 90 hasta ahora las cosas han empezado a cambiar, como con el feminismo. "Hay muchos vestigios de la educación que hemos tenido por la época en la que nos hemos criado, quizás ahora los chavales tienen otros referentes de belleza, donde hay más curvas. La gente de nuestra edad nos hemos criado con estereotipos delgados, pero quiero creer que las generaciones que vienen ahora o lo que ahora están en la adolescencia tienen otro punto de vista, lo veo y tengo ejemplos", comenta, y pese a que su subconsciente entra en algunas contradicciones, Jaurne apuesta por lo bueno. "Cuando veo la típica película donde la chica gorda consigue al chico que le gusta hay una parte de mí que no quiere creerlo porque yo no lo viví, pero sí es cierto que hoy en día veo, independientemente del físico, parejas que se gustan y están juntas.

Víctima de acoso escolar promovido por una profesora, con intentos de suicidio a sus espaldas y momentos muy oscuros de los que pensaba que nunca saldría, Jaurne es generosa con todos aquellos que conformaron una adolescencia para olvidar. "A la gente del colegio no creo que les tenga que perdonar, son parte del pasado y he llegado a comprender que eran niños, tenían 13 o 14 años cuando me dieron la paliza a la salida del colegio. Con respecto a la gente adulta que me he ido encontrando lo que procuro es que mi entorno y yo no seamos así. Luego está Magdalena, mi profesora de Primaria, que fue quien inició todo, y tengo que reconocer que la tengo un poco enquistada", reconoce entre risas.

Y si tiene que lanzar consejos a todos aquellos adolescentes que ahora mismo pasan por lo que ella tuvo que sufrir en su día lo tienen claro: "Para que un adolescente no caiga en este bucle hay que rodearse de gente buena. Muchas veces nos movemos con ciertas amistades por no quedarnos solos o porque realmente es un grupo con el que queremos salir pero hay gente dañina y es muy difícil cortar por lo sano, pero hay que plantearse muy bien el ambiente con el que te mueves porque es de lo que te nutres". Además, lanza un mensaje para los adultos que rodean a las víctimas de acoso escolar. "Debería haber más implicación por parte del profesorado y, por supuesto, que los niños tengan en casa una línea de comunicación con los padres para poder contarles lo que está pasando".

Compartir el artículo

stats