Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrent, cantera de toreros

Collado y Polope, nacidos en la capital de l'Horta Sud, se enfrentan en la novillada de la Feria de Julio

Torrent, cantera de toreros

Torrent, cantera de toreros

Torrent es un vivero de futuros toreros gracias a Borja Collado y Miguel Polope, dos jóvenes que vienen de triunfar en la Feria del Corpus de Granada y que medirán sus conceptos en la novillada del ciclo en honor a san Jaime el próximo 25 de julio frente a reses de Zacarías Moreno, en la que el propio Polope debutará como novillero con picadores. El Rafi, joven francés, completa el cartel de la única novillada de la Feria de Julio.

Tanto Collado, que se apuntó a la Escuela Taurina con 11 años, como Polope, que lo hizo con 13, además de compartir cartel también han compartido clase. Con 14 años, en el tercer curso de la ESO del Colegio Madre Sacramento de Torrent, por las mañanas coincidían en la misma aula y, por la tarde, si no había examen, en el mismo ruedo para entrenar.

Por su parte, Borja Collado salió por la puerta grande de la Monumental de Frascuelo la tarde después del triunfo de José Tomás pero más allá de las orejas, el joven valenciano, con un vestido salmón y oro de su apoderado Manolo Carrión, demostró una buena dimensión de su concepto. Collado, que tiene como referente a Talavante, busca torear con los vuelos del capote y la muleta, con el cuerpo asentado y, además, es capaz de recibir al novillo en la puerta de chiqueros y dejar una verónica con el suficiente empaque. Su seguridad y determinación delante de la cara del astado hacen que le funcione la cabeza y la técnica con el objetivo de conquistar los primeros puestos en el escalafón novilleril. La última vez que toreó en el coso de Monleón fue en la novillada en honor a la Virgen de los Desamparados y salió a hombros.

Víctor Manuel Blázquez, matador de toros valenciano y profesor de la Escuela Taurina de València, manifiesta que Collado «tiene mucha afición porque es un estudioso del mundo del toro y sus ganaderías. Es un novillero que tiene mucha raza, es pura entrega y, además, sabe torear». En ese sentido, Blázquez también destaca del que fuera su alumno la superación: «Se mentaliza muy a fondo y si pincha un novillo no se desmoraliza, al contrario, su motivación es mayor en la siguiente faena porque quiere ser el mejor; tiene mucha ambición».

Miguel Polope, sin embargo, subirá de categoría el próximo 25 de julio, pero en Granada realizó la mejor faena de la Final del II Certamen de Novilladas de la Fundación de José Tomás a pesar de no tener rúbrica con la espada. Frente a su segundo novillo de Núñez del Cuvillo dejó un buen saludo capotero y firmó una gran obra llena de clase y gusto. Antes, en su primero, cortó una oreja tras una labor de firmeza.

Polope, que bebe de las fuentes de Diego Urdiales, tiene un concepto clásico con unas formas que buscan el relajo de la figura en el embroque del muletazo para dejarse llevar detrás de la embestida. El sello propio hace del joven valenciano una atractiva diferencia que los aficionados, pese a su juventud, ya esperan con ilusión.

Víctor Manuel Blázquez explica sobre Polope que «tiene mucha clase y creo que va a lucir más con el novillo porque su concepto cogerá otra dimensión. Es un torero que hay que saber esperarlo pero lo veo muy preparado para el debut. Tiene valor y es buen torero».

Torrent tiene entre sus habitantes a un torero para la historia como Ricardo de Fabra y ahora, tanto Collado como Polope, han decidido invertir la juventud en su verdadera pasión: la tauromaquia. Acaban de cumplir la mayoría de edad y tienen un tesoro como la personalidad para brillar en el mundo del toro. Suerte.

Compartir el artículo

stats