Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Inma Cuesta: "'Vivir dos veces' me ha dado la oportunidad de volver a València"

La última película de María Ripoll que trata sobre las segundas oportunidades se estrena mañana

Inma  Cuesta: "'Vivir dos veces' me ha dado la oportunidad de volver a València"

Inma Cuesta: "'Vivir dos veces' me ha dado la oportunidad de volver a València"

«Vivir dos veces» es una comedia dramática sobre los últimos años de lucidez un anciano con alzhéimer que es catedrático de matemáticas. Enamorado de los números, sabe que lo último que olvidará son los primeros recuerdos, así que apuesta por las segundas oportunidades y decide ir en busca de su primer amor. A la aventura del catedrático se le suman su hija Julia, interpretada por Inma Cuesta y su nieta Blanca, personaje que encarna Mafalda Carbonell. Durante el trayecto que recorren desde València hasta Navarra, los tres aprenderán unos de otros y encontrarán motivos para estar todos juntos, siendo la familia un factor muy destacado en el largometraje. La película, rodada en parte en València, se preestrenó ayer en Kinepolis.

P ¿Cuál ha sido su experiencia al rodar esta película?

R Ha sido un regalo porque me ha dado la oportunidad de volver a València, que es la ciudad donde nací y además tengo mucha familia. Redescubrí la ciudad desde otro lugar, porque en la película es como un personaje más. Aparte también ha sido muy bueno para mí como actriz porque encontré un camino donde podía componer un personaje diferente y podía construir algo distinto a lo que acababa de hacer. Ha sido una experiencia muy enriquecedora volver a trabajar con Óscar Martínez, a quien admiro muchísimo. También con Mafalda y Nacho.

P ¿Cómo ha sido adaptarse al personaje de Julia?

R No estoy acostumbrada a hacer ningún tipo de papeles, voy cambiando todo el tiempo. Una vez más, he intentado hacer algo diferente.

P ¿Qué ha aportado la película a su trayectoria profesional?

R La oportunidad de seguir creciendo, seguir evolucionando y hacer algo más complejo que una comedia al ser una «dramedia» -comedia dramática-, como afirma María. El límite entre el drama y la comedia es muy difícil de equilibrar.

P ¿Creía arriesgado hacer una comedia en la que apareciesen aspectos como el alzhéimer ?

R La película no trata únicamente sobre eso, entonces no. El alzhéimer funciona como punto de partida e hilo conductor. Lo que parecía complejo es el abordar eso con respeto, desde la capacidad de poder reírnos de una situación dramática. Es el punto de partida al cual se encadena el resto.

P ¿Cuál es el aspecto que destacaría de la trama de la película?

R El mensaje que lanza, es muy esperanzador. Como su propio nombre indica, vivir dos veces es un mensaje positivo que significa que siempre tenemos la oportunidad de dar un volantazo, cambiar el rumbo de nuestra vida y poder vivir de otra manera. Eso me parece un mensaje muy inspirador y necesario.

P ¿Cómo ha sido meterse en el personaje de Julia?

R Es un viaje, con todos sus giros y alguna pérdida, pero ha sido muy enriquecedor. No tengo un modo concreto de abordar un personaje, dependiendo de cada caso lo hago de una forma o de otra. Leyéndome el guión encontré un camino desde el que podía componer algo y en mi imaginación la creé de una manera, lo compartí con María y le gustó. Tiene que ver con la intuición, con cómo te imaginas al personaje, cómo crees que anda o cómo crees que viste. Nunca sigo una manera determinada de hacer.

Compartir el artículo

stats