Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Xavi Calvo y Marisa Gallén: "València tiene muchas fortalezas, pero el paisaje urbano está devaluado"

Impulsores de València Capital mundial del diseño 2022

Calvo y Gallén, en una imagen de archivo.

Calvo y Gallén, en una imagen de archivo. germán caballero

¿Cómo recibieron la noticia de que València iba a ser la Capital Mundial del Diseño en 2022?

Xavi Calvo (X. C.): Con muchísima emoción. Hubo momentos en los que estábamos muy convencidos de que íbamos aser elegidos, pero el último fin de semana me llegó la duda de que el «no» estaba encima de la mesa. El momento fue una alegría brutal. Es un reconocimiento a todos los que han hecho que el diseño valenciano sea lo que es. Cuando yo empecé a estudiar Diseño tenía mis referentes y esto es un premio a ellos. La candidatura no surge ahora porque sí, el momento ha sido muy importante. Un momento que pinta muy prometedor, que es lo que la World Design Organization (WDO) quiere, que haya un legado y que no acabe todo en 2022.

Marisa Gallén (M. G.): Me llevé una sorpresa de ver a tanta gente deseosa de recibir de primera mano la noticia deseada.

¿Cómo lo celebraron?

X. C.: A gritos en Feria Hábitat. Brindamos con unas copas. Tuvimos dos horas de alegría compartida.

M. G.: Sí, abrimos unas botellas de cava y los celebramos discretamente, pero lo celebraremos. Habrá ocasiones.

Han comentado que hubo momentos en los que lo veían muy claro y otros en los que no eran tan optimistas.

X. C.: La visita que hizo el comité en julio fue fundamental para creérnoslo. Nos dijeron que era la mejor candidatura. Pero teníamos el fantasma de repetir continente. Nunca se había ido a un mismo continente y en 2020 será en Lille (Francia). Hemos roto con esta norma no escrita.

M. G.: Si en marzo me dicen que no somos finalistas, lo hubiera aceptado. A fecha de hoy me hubiera costado mucho digerir que no lo éramos.

¿Qué otra capital del diseño vigilan de cerca?

X. C.: Lille es muy interesante, hemos tenido reuniones con ellos y estamos en contacto. Creo que podemos aspirar más a Helsinki (Finlandia) porque ya hay cultura del diseño, pero València es muy diferente a todo lo que han tenido y a la WDO le viene bien nuestra proyección.

M. G.: Nos vamos a fijar en todas. Todo lo que aprendamos será bueno.

¿Qué supone este reconocimiento a nivel personal?

X. C.: Personalmente siempre he estado muy contento de este gran equipo que ha trabajado muy duro y esto es un premio.

M. G.: Estoy muy ilusionada porque llevo años hablando de la necesidad de que València mejore su paisaje urbano. València tiene muchas potencialidades y fortalezas, pero el paisaje urbano esta muy devaluado y requiere voluntad política, no solo de los diseñadores.

¿Qué va a pasar de aquí a 2022?

X. C.: Ocurrirán cosas de forma natural. En 2020 València será sede de los World Design Awards y hay más proyectos de la universidad. Nuestra capitalidad será un gran paraguas.

M. G.: En breve me reúno con Urbanismo para ver cómo cerramos un proyecto de mejora del paisaje urbano. No puedo adelantar más porque aún no hemos tenido la reunión.

¿Y después de 2022?

X. C.: Estaremos ante un camino que se abre. Hay que dejar un legado. Venimos de 30 años con mucho impulso. Igual que València fue Capital Mundial de la Alimentación, también será referente del diseño.

M.G.: No es solo un año de eventos y se apagan las luces. Hay que dejar buenas prácticas del diseño como configurador del espacio urbano, que mejora la calidad de vida de los ciudadanos.

Compartir el artículo

stats