12 de octubre de 2019
12.10.2019
Séptimo arte

Cuarenta películas para hacer justicia al movimiento LGTBI+

El festival Mostra la Ploma inicia su quinta edición el próximo 17 de octubre en el Centre del Carme

11.10.2019 | 21:47
Uno de los fotogramas de «La Resistencia Trans», de Claudia Reig, la película que inaugurará la Mostra la Ploma.

El Festival Internacional de Cinema Cultura per la Diversitat Familiar, Sexual i de Gènere, Mostra la Ploma, se traslada en su quinta edición al Centre del Carme y a los campus de la Universitat de València con 41 producciones de 20 países como Brasil, Georgia, Irán o Kenia. La programación arrancará el 17 de octubre y concluirá el domingo 27 con la proyección de las películas ganadoras.La imagen del cartel de esta edición es del artista Nazario, referente del activismo y de la creación artística innovadora de los 70 y 80.

Mostra la Ploma cambia de ubicación y de fechas, ya que pasa de junio, el mes del Orgullo, a octubre, para, entre otras, «captar a público universitario que en junio tiene exámenes». El festival, organizado por Lambda y con la colaboración de entidades públicas, se presentó ayer en el Centre del Carme con el director del certamen, Luis Noguerol; el director del Centre, José Luis Pérez Pont; la jefa de Iniciativas de Diversidad de la Universitat de València, Ruth Mestre; y la directora del film que abre el certamen, Claudia Reig.

Reig dirige La Resistencia Trans, un documental coproducido por El Barret y Lambda, con el apoyo de À Punt, que abrirá las sesiones el jueves 17. La cinta cuenta la historia de dos mujeres trans, Carmen y Gloria, que han vivido dos procesos de transición muy diferentes. Carmen se expresó como mujer desde su adolescencia, mientras que Gloria comenzó su transición a los 45 años, y se enfrenta a ella en una situación económica precaria.

Después de La Resistencia Trans, arrancará una programación compuesta por 41 películas procedentes de más de 20 países repartidos por los cinco continentes y constituye un «variado panorama transversal sobre diferentes problemáticas relacionadas con las identidades sexuales no heteronormativas». Al mismo tiempo, se incide específicamente en determinadas cuestiones mediante sesiones tematizadas dentro de la sección oficial de cortometrajes.

Una de ellas es la sesión trans, que en esta edición tiene «un destacado protagonismo». Este miniciclo se configura como una «visión caleidoscópica de gran diversidad de realidades relacionadas con las identidades trans».

En este, «universo lleno de matices que varía de manera abismal en función del lugar del mundo en el que se vive», se podrá viajar de la marginación social y familiar de una chica transexual en Georgia en Prisoner of society, al empoderamiento de un chico transgénero mexicano en Anami Lee, pasando por Majur, que resume la vida de una mujer trans en una comunidad indígena de Brasil.

La sección LGTBIQ+ incluye títulos «desde los más variados contextos sociales, para visibilizar identidades libres de estereotipos, siendo las redes sociales uno de los territorios donde se abren nuevas posibilidades de expresión y lucha», tal y como refleja la chilena SNAP.

Las películas seleccionadas también «dejan huella de la persistencia de la desinformación, el acoso y los miedos interiores a los que se sigue enfrentando la comunidad de jóvenes LGTBIQ+, como reflejan Darío, Orgullo o Make up».

VIH, exilios y armarios

El VIH no es una problemática exclusiva de las personas LGTBiQ+, pero desde los colectivos, artistas y activistas se ha desarrollado «un amplio abanico de acciones, entre las que el cine tiene un papel destacado». Por ello, en esta sesión se proyectarán documentales, ficción y animación configuran una mirada que abarca la cuestión desde la investigación histórica, en Manolo le decían, hasta la poesía audiovisual de Sangro; pasando por la denuncia del estigma social de la chilena Sombra de ojos o de Siempre que lo cuento, y la reivindicación impregnada de humor de Chenoa's fault, de Abril Zamora.

También se trata la problemática de los exilios de personas LGTBIQ+, como en la película francoperuana Carlito se va para siempre o la española Guillermo en el tejado, la huida de los lugares de origen por causa de la orientación sexual o identidad de género es una solución habitual en la búsqueda de espacios donde poder ser felices. El odio a la diversidad está presente también en las propias familias o en el círculo de amistades, tal y como relatan Malik, Cocodrilo o Né du tonerre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.