Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música independiente

Carolina Durante: "Confío en que hubiésemos llegado aquí sin Amaia"

La banda del momento exprime los últimos días de un año repleto de conciertos tras un sorprendente debut que consolida su ascenso

Carolina Durante es el nombre de esta banda madrileña.

Diego Ibáñez (voz), Martín Vallhonrat (bajo), Juan Pedrayes (batería) y Mario del Valle (guitarra) son los cuatro integrantes de la banda que lo está petando en estos momentos, Carolina Durante. Fue la "envidia" lo que motivó a este grupo de amigos madrileños a comenzar a tocar, nos cuenta su cantante, que recuerda ese deseo irrefrenable que todos compartían por subirse a un escenario, igual que sus grupos favoritos.

A su primer EP, 'Necromántico', le siguió un segundo lanzamiento, 'Examiga', antes de publicar su disco homónimo como debut. Una tarjeta de presentación que ejerce de sólida base de un meteórico ascenso al que ha contribuido su versión de 'Perdona' con Amaia, de Operación Triunfo, que les ha ayudado a ser más populares fuera del circuito 'indie' en el que con tanto desparpajo se movían hasta ahora.

Hay mucha mordacidad y mucho descubierto dentro de sus letras y sus componentes tienen mucho que ofrecer. Así lo demuestra Diego Ibáñez (Madrid, 1989), que tira de tácticas futbolísticas para echar balones fuera cuando una pregunta no le gusta, pero que responde con convincente sinceridad en cada respuesta. El laconismo de Carolina Durante se ha convertido en un sello generacional con canciones como 'Nuevas formas de hacer el ridículo' o 'Joder, no sé', donde canta: "No tengo 30 años y ya estoy casi roto. Apenas siento algo. Tal vez me sienta solo. Estoy en plena forma, pero ya estoy cansado. Tumbado aquí contigo me quedaría un par de años".

Videoclip de 'Joder, no sé' de Carolina Durante.

-2019 ha sido un año muy especial para vosotros. Os habéis pasado todo el verano tocando y habéis actuado en el Mad Cool, el FIB y el BBK Live, antes de regresar a Bilbao para el BIME, donde tocáis este sábado, ¿qué recuerdos guardas de este verano del que habláis en uno de vuestros últimos temas, 'KFK'?

-Bueno pues sí nos quedan recuerdos, pero lo cierto es que me gustaría recordar más. Ha sido tan caótico todo que en mi cabeza no está para nada ordenado. Y como me da pena no acordarme de las cosas que suceden cada fin de semana lo que hago es apuntarme las fechas de los conciertos y lo que me impacta en un cuaderno. Martín, el bajista, sí que tiene mucha mejor memoria que yo. El cabrón se acuerda de todo, yo tengo más dificultad...

El verano del año pasado fue bastante ajetreado, fuimos a bastantes festivales también, pero en éste creo que sólo ha habido dos findes sin tocar. Estamos muy contentos porque ahora hay mucha gente que va a esos festivales por nosotros. En el anterior, en cambio, había mucha gente que nos descubría en ese momento.

"Yo no tenía ni idea de música cuando empezamos, hace dos años. En aquel momento estábamos muy lejos de ser músicos"

-¿Qué os llevó a crear el grupo cuando empezasteis en 2017?

-Creamos el grupo por envidia. De hecho, fue a la salida de un concierto de Perro y Belako cuando se me pasó la idea de montar un grupo porque queríamos ser como ellos y estar donde estaban ellos, en el escenario, tocando canciones de puta madre y haciendo que la gente se lo pase guay. Y al salir le dije a Mario, mi compañero de toda la vida, desde el colegio: "¿Montamos un grupo?".

-¿Nunca antes habíais tocado en otros grupos?

-No, qué va. Yo no tenía ni idea de música. Mario sí que tocaba la guitarra, pero la tenía un poco abandonada. Y Martín, el bajista, había tocado el bajo un mes en toda su vida. De hecho, la primera vez que vino a tocar con nosotros, no se trajo el bajo y tuvimos que ir a su casa para que lo cogiese, porque creía que como mucho haría coros. Y el batería tampoco tocaba apenas. En aquel momento estábamos muy lejos de ser músicos (risas).

Los cuatro componentes de Carolina Durante.EFE

-¿Tenéis ya local de ensayo? Ha ido todo tan rápido que aún no teníais toda la infraestructura montada...

-No tenemos local de ensayo, la verdad. Estamos buscando uno ahora mismo. Si algún grupo de Madrid tiene ahora un espacio en zona Madrid Centro para ensayar... pues ya sabe, que nos contacte, que estamos buscando uno. Es que es un poco jaleo, porque en Madrid está todo pillado ya...

Estamos ensayando por horas, aunque bueno, ahora mismo apenas estamos ensayando, estamos un poco 'relajaos'. No somos un grupo que ensaye cuatro días a la semana, ni mucho menos, ni tres, ni dos. Ahora mismo estamos tocando dos o incluso tres días por semana y si estás tocando tus canciones y volviéndolas a tocar constantemente, al final creo que lo que acabas consiguiendo es hartarte de tus canciones y yo lo último que quiero es estar encima de un escenario tocando algo que ya no me importa.

"Una de las premisas con Universal, también con Sonido Muchacho, fue libertad absoluta a nivel creativo para hacer lo que nos dé la gana"

-¿Qué aporta cada uno de vosotros al grupo?

-Martín es el más mayor y es el padre sensato. Mario es el tío 'calmao', el hippie del grupo. Y Juan es el elemento raro y a la vez indispensable. Es la persona más especial que conozco, es peculiar sin pretenderlo, que es lo más maravilloso de todo. Y yo soy el más alocado. Estoy todo el rato inquieto, nervioso... siempre quiero hacer de todo y nunca estoy satisfecho. Soy la cabeza loca dentro del grupo.

-¿Cambiaríais vuestro estilo si os lo pidieran?

-No, qué va. Una de las premisas era esa. De todas formas, antes las multis tenían esa del enemigo, pero ahora las cosas han cambiado muchísimo. Hay cantidad de grupos en sellos supuestamente independientes, con unas condiciones infinitamente peores que las que tenemos nosotros ahora. Una de las premisas por las que se produjo nuestro contrato con Universal, también con Sonido Muchacho, fue libertad absoluta a nivel creativo para hacer lo que nos dé la gana.

'Cayetano' fue el primer hit de la banda.

-¿Cuáles son vuestras influencias musicales?

-En cuanto a letras: Los Nikis, Los Punsetes, Triángulo de Amor Bizarro, Nacho Vegas...

-¿Y Manos de Topo?

-Sí, en su día les escuché mucho. Tienen unas letras bastante increíbles.

-¿Hay afinidad en cuanto a gustos?

-Sí, claro. Cada uno escucha sus grupos, pero tenemos un gusto similar. Cuando hay algo que me parece guay y lo llevo al local de ensayo, sé que eso va a gustar al grupo en el 90% de las veces. Hay bastante consenso.

-Cantas "no me gusta que me guste el fútbol". ¿Tenéis mucha discusión en torno al balón?-Ahí sí (risas). ¡Ahí estoy yo contra todos! Al resto, el fútbol no les hace ni fu ni fa.

-¿Es cierto que rechazaste una beca para jugar al fútbol en Miami?-Sí, pero soy bastante casero y en ese momento tenía 18 años y bueno, me eché atrás por eso, básicamente, pero no me arrepiento en absoluto. ¡Ahora soy bastante paquete con el balón! (risas). Si hago balanza el grupo me aporta mucho más, creo que es lo que más me ha motivado en mi vida.

Las sombras de la popularidad

-La prensa siempre os pregunta por el nombre de la banda e incluso han llegado a hacerle una entrevista a la chica real que así se llama, con la que coincidiste en el colegio religioso Santa María de Yelmo de Chamberí, ¿os sorprendió verla en los periódicos negando cualquier vinculación con vosotros y explicando por qué había registrado su nombre?

-Cuando nos preguntaban por el tema del nombre, éramos un poco esquivos, porque lo último que queríamos era causarle molestias a Carolina por el nombre. Si lees esto, Carolina, el nombre no lo registraste tú, lo registró tu padre. Y es falso también que no te hemos invitado a conciertos, sí lo hemos hecho, incluso has venido a algunos. Y ya está. Eso es todo lo que tengo que decir (risas).

"Acceder a la valoración que personas extrañas hacen sobre lo que haces o dejas de hacer crea mucha ansiedad y me siento menos presionado"

-Nunca pensó que llegaríais a triunfar en esto de la música... ¿Os da vértigo la popularidad?

-Bueno, un poco de vértigo sí que da, no te voy a engañar. Pero creo que da más vértigo si estás de manera más o menos constante pendiente de lo que dicen de ti en las redes. Yo pasé por momentos no muy buenos, en ese sentido, y desde hace un tiempo estoy más desconectado, no miro tanto qué dicen del grupo o de mí. Cuanto más te aísles de Internet y de lo que puede decir la gente más libertad tienes. Acceder a la valoración que personas extrañas hacen sobre lo que haces o dejas de hacer crea mucha ansiedad y me siento menos presionado.

-¿Te importa sólo la valoración de tu entorno?

-Eso, por supuesto. Sobre todo, de la gente que en cuanto a música sé que tiene unos gustos similares a los míos. El fin de mis canciones es gustar a un supuesto yo.

-¿Cómo llevas el hecho de ser conocido por otras cosas que no son la música?

-La verdad es que es bastante coñazo.

La versión de la canción de 'Perdona', de Marcelo Criminal, que cantaron con Amaia, les ha dado a conocer al gran público.

-La canción que cantaste con Amaia, 'Perdona' (versión de Marcelo Criminal), os ayudó a daros a conocer a nivel nacional. Sinceramente, ¿crees que sin Amaia también hubierais conseguido el éxito que habéis conseguido o por lo menos tan rápido?

-Yo creo que tan rápido no, pero vamos, el grupo iba rodadísimo. Ya habíamos llenado dos veces el Ocho y Medio en Madrid con un aforo de mil y pico personas. Entonces es innegable que una colaboración con una artista de la talla de Amaia te empuja para arriba, y más si es con una canción de puta madre como es 'Perdona', pero confío en que hubiésemos llegado a donde estamos sin ello, vaya.

"La colaboración con Amaia ya está hecha, salió de lujo y ya estamos pensando en posibles grupos con los que colaborar en el futuro"

-Vuestra relación ha acabado ya, pero ¿hay esperanzas de que sigáis haciendo colaboraciones?

-Dentro del mundo de la música hay infinidad de gente con la que podríamos colaborar. La colaboración con Amaia ya está hecha, salió de lujo y ya estamos pensando en posibles personas y grupos con los que colaborar en el futuro.

-¿Con Hinds tal vez? (Ahora se relaciona a Diego con su vocalista, Carlota Cosials)

-No respondo (risas).

-Bueno, antes de acabar el año vamos a poder veros todavía en muchos escenarios. Vuestra próxima parada es en el festival BIME este sábado.

-Sí. Es un festival ecléctico y el cartel me flipa bastante, así que es de agradecer que festivales con un 'cartelote' de este palo nos llamen.

Compartir el artículo

stats