Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Josh Rouse: "Los 40 y 50 son una edad difícil para los músicos de rock"

El músico de Nashville con corazón (por culpa de su mujer e hijos) valenciano regresa con "The holiday sounds of Josh Rouse"

Josh Rouse: "Los 40 y 50 son una edad difícil para los músicos de rock"

Josh Rouse: "Los 40 y 50 son una edad difícil para los músicos de rock"

Hace ya unos años que el autor de discos tan recordados como 1972 dio por concluidas sus «largas vacaciones» en València y se volvió a Nashville con su familia. Pero, como ocurría en el celebre anuncio, ahora vuelve con la excusa navideña de su último disco. Josh Rouse actúa el próximo martes en Loco Club.

Ha grabado un disco de canciones navideñas que pueden oírse durante todo el año. ¿Es ese el truco del disco?

No diría que es un truco pero, efectivamente, las canciones van sobre las vacaciones navideñas pero la música no es «Belén, campanas de Belén»... No son villancicos, son como la música que suelo hacer yo.

El disco es una sucesión de historias cortas sobre personas que viven la Navidad de una forma u otra. ¿En qué se ha inspirado?

Siempre me ha gustado la música de Navidad, no durante todo el año pero sí a finales, en casa he crecido con esto. Hasta ahora no había pensado en hacer un disco con este tema, pero tengo un amigo que se llama Nick Lowe que hace un tiempo hizo un álbum con canciones navideñas y a mí me gustó. Durante una gira que hicimos juntos me dijo que él tampoco tenía intención de sacar un disco navideño, pero después pensó que sería divertido. Y yo pensé que también estaría bien, que sería como componer algo para una película: el argumento ya está hecho y yo lo único que tengo que hacer es ponerle música.

En el disco se le ve relajado y muy cálido. ¿Es imposible hacer un disco navideño estando cabreado?

Depende del artista, supongo. Pero a mí no me gustaría escuchar a los Sex Pistols cantándole a la Navidad. Yo he querido hacer algo para toda la familia.

¿Y cómo influye tener una familia medio americana y medio valenciana para hacer un disco sobre la Navidad?

En los dos sitios se celebra la Navidad de forma parecida. Es un tiempo en el que intentas estar en familia o con amigos, en el que hace frío, en el que plantas el árbol... El espíritu es el mismo, aunque cambia la comida y que aquí tenéis otro tipo de música, los villancicos, que a mí también me gustan mucho. Yo he querido hacer algo universal, que se pueda escuchar en Inglaterra, Estados Unidos, Francia o España.

El disco se grabó en apenas tres días. Supongo que rodearse de sus antiguos músicos de Nashville le ha facilitado las cosas.

La idea era mantener un espíritu de actuación en directo y que fuera divertido, y para eso cogí a mi banda Nashville, que llevan 30 años juntos, y un productor, Brad Jones, que ha producido muchos de mis discos. Fue fácil porque solo había que poner los micros, tocar y en dos o tres tomas lo teníamos hecho.

Todas las composiciones son suyas, pero en el «bonus track» ha incluido tres versiones de clásicos navideños, una de ellas la de «All I want for Christmas» de Mariah Carey.

Sí, es que es muy buena canción. Como todo el disco era de composiciones originales, creo que la discográfica quería añadir algo más tradicional para ayudar a la venta.

Sigue viniendo a València con regularidad, pero ¿le gustaría volver a quedarse un tiempo largo, como hizo hace años?

Yo soy de Nashville y mi mujer de València, y nuestros niños están creciendo así, viviendo allí y volviendo aquí de vez en cuando. En Europa siempre he tenido fans pero Nashville es la ciudad de la música, y eso es muy bueno para un compositor como yo. Si un día estoy triste voy a tomar un café y seguro que me encuentro a un amigo que me dice que está grabando un disco y que si me apetece participar. Estados Unidos es el centro de la música y siempre hay oportunidades.

A estas alturas de su carrera, ¿quedan muy lejanos los tiempos de fama?

Siempre me gustaría tocar para más gente. Hubo un tiempo en que todo era más fácil girando con un autobús, y un tour manager, y rodies... Mi carrera ha subido, ha bajado y vuelve a subir por estas épocas. Lo bueno es que aún puedo seguir viviendo de la música, pese a que la industria no está igual y el «streaming» paga poco. Pero intento seguir adelante. Igual tengo que esperar a tener 60 años.

Y resucitar como Johnny Cash.

Eso pasa mucho. Los 40 y 50 son una edad difícil para los músicos de rock, para conseguir la atención de la gente. Pero veo que hay mucha gente joven en los conciertos, los niños que han crecido con mis discos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats