Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Representación

Actos de viajeros poco turistas

Jomi Oligor y Shaday Larios llevan a El Musical "Melancolía del turista", un documental escénico sobre los "paraísos perdidos" a través de fotografías, máquinas o postales

Jomi Oligor, ayer, durante el montaje de la pieza en el TEM.

Jomi Oligor, ayer, durante el montaje de la pieza en el TEM. GERMÁN CABALLERO

Benidorm, Oropesa, Gandia, Peníscola, Punta Cana o Cancún. Todos estos lugares tienen un denominador común: el turista. Un visitante «extraño» que «consume» de manera fugaz un lugar, un momento y una experiencia vacacional que al final queda plasmada en fotografías. Jomi Oligor y Shaday Larios se han unido para reflexionar en torno a la huella del individuo en «La melancolía del turista», una pieza de teatro experimental que se representará hoy y mañana en el Teatre el Musical (TEM). Será su estreno en la Comunitat Valenciana después de su paso por el festival Temporada Alta de Barcelona. «Somos médiums de los objetos, ya que intentamos contar las historias que hay detrás de ellos. Para nosotros, el concepto de turista también se refiere a una sensación, la de sentirse fuera de lugar, extranjero en tu propia tierra», explica Oligor a Levante-EMV. Asegura que para esta pieza los dos se han concentrado en «mostrar la diferencia entre el turista y el viajero». «El viajero es quien decide hacer un esfuerzo para salir de su zona de confort, el que se introduce en nuevos lugares para impregnarse de ellos. Mientras que el turista es aquel que viaja de manera cómoda e incluso, muchas veces, viaja porque le dicen que tiene que viajar», critica Oligor, que añade: «¿Dónde queda lo auténtico?».

«La melancolía del turista» es fruto del trabajo de campo de las compañías Hermanos Oligor (Navarra) y Microsopia Teatro (México DF). Juntas llevan a cabo un «teatro documental de objetos» que narra «historias humanas a través de fotos o postales». «En esta pieza, los objetos hablan del ascenso y caída de una fantasía, de la visión de un lugar», explica Oligor. Tanto la dramaturgia, la dirección y la interpretación caen sobre las espaldas de Jomi Oligor y Shaday Larios.

«¿Hacer turismo es real?»

Según estos dos dramaturgos, el turista es un ser «melancólico», pues se alimenta de expectativas. «Al final, visitamos paraísos perdidos, lugares que se quedan en suspensión cuando se acaban las vacaciones». Confiesa que el germen de la obra les iba persiguiendo desde hace años. «Lo llevamos pensando hace mucho tiempo. Nosotros vivimos en gira y lo vemos día a día, incluso en nosotros. Nos preguntamos: ¿Qué es la ciudad ahora? ¿Hacer turismo es una experiencia real?». De nuevo, el denominador común son lo objetos. «Antes comprábamos postales para contarle a alguien nuestras vacaciones, ahora, tenemos las redes sociales. Nos volvemos aún más inmateriales», señala. Oligor reflexiona además con el concepto de «recordar». «En latín significa ‘volver a pasar por el corazón’».

«La melancolía del turista» tiene un aforo limitado de 40 personas. «El escenario será una nave que nos embarcará a un viaje interno. El teatro es un lugar de encuentro para reflexionar y aprender», explica. La pieza se centra en dos lugares vacacionales que «fueron paraísos en su día, pero que ahora han caído en decadencia». La pieza pasará próximamente por ciudades como México DF, Pamplona, Zaragoza, Segovia o Lisboa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats