Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grandes

Grandes

Grandes

Ser grandes no es forzosamente aplicable a personas altas, corpulentas o fornidas. Se puede ser muy grande siendo menudos de estatura y escasos de cuerpo, porque la grandeza la tienen en su entidad y valores humanos o artísticos. En el espectáculo, el adjetivo de grandes se puede aplicar a quienes lograron el éxito con su arte, casos por ejemplo de Charles Aznavour o Armando Manzanero, entre otros muchos, si bien otros se aplican el calificativo sin serlo, como «El gran Wyoming».

Hasta ayer, en el Teatro Olympia vino actuando una grande de la escena y el cine, la valenciana Susi Sánchez, actriz no muy conocida por ese «gran público» que se denomina así por la cantidad, que no por su calidad. Y sin embargo, María Asunción Sánchez Abellán, que así se llama, ha ganado dos premios Goya, uno en 2014 como mejor actriz de reparto por 10.00 noches en ninguna parte, y el otro en 2019, como mejor actriz principal por su rol en La enfermedad del domingo. Es la beata del filme Dolor y Gloria, candidato al Oscar, y con Pedro Almodóvar ha participado en Julieta y La piel que habito, si bien ella, a sus 64 años dice no ser «chica», sino «señora Almodóvar».

Susi Sánchez es una de las más cualificadas actrices y de las pocas que nunca tuvo reparos en mostrar su condición sexual. Mantiene una relación sentimental desde 1986 con la también actriz y profesora de actores Consuelo Trujillo, y ambas han participado en actividades del colectivo LGTB de manera destacada. Se mostró muy ilusionada en que Dolor y Gloria consiga la estatuilla. Y aquí, en su tierra, casi sin enterarnos€

Dos grandes valencianos de la canción han unido sus grandes voces para formar espectáculo conjunto para recorrer escenarios, y ellos son Juan Bau, de Aldaia, y Francisco, de Alcoi, que cantarán juntos en el montaje «Únicos» que lleva Eduardo Guervos, que fuera manager de Camilo Sesto. Juan Bautista Conca Moya tiene 71 años y Francisco González Sarriá 61, pero están en plena forma física y vocal. Es de esperar que no se limiten al playback orquestal y que un grupo cubra las espaldas en su nuevo recorrido a esas dos grandes voces valencianas..

Los grandes acontecimientos hacen del próximo sábado un día grande y dentro de la misma franja horaria coincide la presentación de la Fallera Mayor de València, Consuelo Llobell, en el Palacio de Congresos; el concierto de Sergio Dalma en el Palau de les Arts, la retransmisión de la gala de los Goya por televisión y la actuación de los monologuistas David Navarro, David Fernández y el valenciano Manu Badenes en el Olympìa, dentro del «Club de la Comedia», que no es el Congreso de los Diputados aunque en ocasiones lo parezca.

Precisamente un grande se presenta en el Olympia pasado mañana, miércoles festivo en la capital, José Sacristán, grande en el teatro, la televisión y el cine español. Lo hará con la obra de Miguel Delibes «Señora de rojo sobre fondo gris» como único personaje. Un drama dentro del estilo de Sacristán ahora, porque cuando comenzó en el cine era un cómico-cómico que hacía reír en películas de destape interpretando papeles secundarios. Pero con los años, el actor se volvió profundo, triste y aburrido, como ocurre a casi todos los hombres€

Grande fue la imitación que de Ariana Grande realizó Nerea Rodríguez en «Tu cara me suena» el viernes. Y grande la que hizo Jorge González del «más grande» cantaor coplero Miguel Poveda, si bien se le rompió la voz y no pudo repetir triunfo. Dardo venenoso, y muy merecido, a Chabelita Pantoja, Isa P., con la burla, mofa y befa que de ella hizo Belinda Washington. Se alzaron con el triunfo de la gala Gemeliers, con su buena reencarnación de David Bustamante y Álex Casademunt, «Dos hombre y un destino». Se habló de la boda de Chenoa y Lolita Flores bromeó diciendo que ella se había acostado con 100.000 hombres. Ángel Llácer siempre en su línea, es decir, patético€

Compartir el artículo

stats