30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pintura

El Ribera "oscuro" supera los 400.000 euros

"Job sentado entre cenizas" sale a subasta en Nueva York pero sin llegar al valor máximo estimado por la casa Sotheby's

La última obra vendida ha sido "Job sentado entre cenizas" por 437.500 dólares.

La última obra vendida ha sido "Job sentado entre cenizas" por 437.500 dólares.

Partía de los 200.000 dólares y acabó vendiéndose por 437.500 (cerca de 400.000 euros). Job sentado entre cenizas, una de las obras menos conocidas de José de Ribera fue subastada ayer en Nueva York en una jornada dedicada a los maestros de la cultura y la escultura en la que el lote del pintor valenciano alcanzó el segundo precio más alto (el más alto fue el de 570.000 dólares por una obra del taller de Bernini). Eso sí, también era la obra de arte que partía con un valor estimado mayor: entre los 300.000 y los 500.000 dólares. El comprador final del lienzo participó en la subasta por vía telefónica.

Además de su indudable valor artístico -pintado alrededor de 1630, se trata de un Ribera ya maduro que muestra su dominio de los efectos de luz y oscuridad, la representación de la textura de la piel, la monumentalidad de las figuras y la emotividad del protagonista-, la obra destaca por no haber sido prácticamente conocida hasta principios de este siglo y gracias a que los que hasta ayer eran sus propietarios la pusieron a la venta. Antes había pertenecido a una aristocrática familia genovesa (los Doria) y primero debió de pertenecer a Enríquez Afán de Ribera, tercer duque de Alcalá, Virrey de Nápoles cuando trabajaba allí el pintor de Xàtiva y, seguramente, la persona quien se lo encargó.

De todas formas, esos 350.000 dólares por los que se adjudicó ayer Job sentado entre cenizas están lejos de las cumbres de Ribera en el mundo de las subastas artísticas. El récord lo alcanzó hace menos de un año (en julio de 2019) Chica con una pandereta, por el que un comprador pagó en la sede londinense de Sotheby's 6,5 millones de euros. Pintada también por Ribera en su etapa napolitana, se trata de una alegoría del sentido del oído, pero sobre todo de la música popular.

Expertos consultados por este periódico señalaban en su día como éste tipo de pinturas de temática más cotidiana y familiar suelen ser más populares que las que muestran motivos religiosos y tan tenebristas como la escena del Job lleno de pústulas que se vendió ayer en Nueva York. «Estas no interesan demasiado al comprador asiático», señalaron las mismas fuentes.

Pese a ello, las obras más dramáticas de Ribera también han tenido éxito en Sotheby's, al menos hace unos años. En 2010, un San Onofre del maestro valenciano fue vendido en Nueva York por 1,42 millones de dólares. Y en julio de 2009 se pagaron 3,84 millones de libras (4,4 millones de euros al cambio actual) por el violento Prometeo que Ribera debió pintar en el mismo periodo del Job sentado entre cenizas.

Compartir el artículo

stats