Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alternativa

El Palau de la Música estudia el Almudín como subsede para la música de cámara

El auditorio encarga un estudio sobre la acústica de la sala para introducir mejoras - El ciclo "Cambra al Palau" rendirá homenaje a Beethoven

Fachada del edificio del Almudín. F. Bustamante

A juzgar por la cifras de público, el Almudín ha sido todo un descubrimiento para los gestores del Palau de la Música. Hasta el histórico edificio cercano a la Basílica de la Virgen se ha trasladado el ciclo de música de cámara del auditorio tras su cierre el pasado verano. Durante la pasada temporada, el ciclo recibió a más de 3.000 melómanos en un total de 24 conciertos.

Para la nueva edición, ya toda ella en el Almudín, el Palau ha programado 33 conciertos, nueve más que en 2019, una cifra que ha llevado a la concejala de Cultura y presidenta del Palau, Glòria Tello, y a su director, Vicent Ros, a plantearse seriamente trasladar de forma definitiva la programación de la música de cámara -de formato más íntimo- a la construcción gótica. De hecho, Tello avanzó que han encargado un estudio sobre el espacio al departamento de Acústica de la Universitat Politècnica de València para «ver en qué se puede mejorar» la sala de cara futuras actuaciones.

Tello señaló que «esta zona [centro histórico de la ciudad] está más transitada; además del público habitual del Palau, aquí vemos otro perfil como turistas nacionales y extranjero. Los últimos conciertos han estado llenos», recordó ayer la presidenta del Palau durante la presentación de la nueva edición del ciclo Cambra al Palau. «Nos planteamos la continuidad aquí, una vez la sala Rodrigo del Palau esté arreglada», dijo Tello.

En cuanto a la programación de la segunda edición del ciclo, este girará en torno a la figura de Ludwig van Beethoven, con motivo del 250 cumpleaños de su nacimiento. Se trata de un ciclo de 33 conciertos con músicos de la Orquesta de València (OV), como de otros vinculados con la ciudad y la Comunitat, que se desarrollará del 22 de febrero al 19 de diciembre de 2020 y que contiene tres áreas temáticas muy determinadas, las dos primeras específicas del genio alemán: «La Cámara de Beethoven», las «Sonatas para piano de Beethoven» y una tercera de más «Música de Cámara».

«La Cámara de Beethoven» cuenta 15 conciertos, 11 de formato tradicional y cuatro de ellos con un Beethoven experimental. Destaca la presencia del pianista internacional Boris Giltburg el 28 de mayo, artista residente del Palau de la Música, que interpretará de Beethoven la Sonata para piano nº 23 y con profesores de la OV el Quinteto para vientos, así como el Quinteto de cuerdas de Johannes Brahms.

Por los conciertos de formato tradicional desfilarán, además, profesores de la formación sinfónica valenciana y formaciones como el Trío Iturbi, Jacobo Christiansen y el Dúo Apellániz, Ensemble Scherzo de València, B3: Brouwer Trío y Muset Septet. Así mismo, en los cuatro experimentales estarán los pianistas Luca Chiantore, Germán Alcántara, Knut Jacques y Joana Gama con la coreógrafa Tania Carvalho, y el Tropos Ensemble.

«Las Sonatas para piano de Beethoven» alcanzan la integral de las sonatas del compositor alemán, que solo se había interpretado una vez en el Palau. Serán interpretadas por los pianistas Adolfo Bueso, Antonio Galera, Marisa Blanes, Pablo García-Berlanga, Marina Delicado, Aida Velert, Xavier Torres, Carlos Apellániz, Antonio Morant y Óscar Oliver. «Música de Cámara» también está formado por integrantes de la OV y con proyectos y grupos como Libert-Quartet, Basso Continuo, Zinger Septet, Finmark con Joan Cerveró, Quinteto Cuesta, Naka Ima y Percusión I +.

«Reflexión» sobre el proyecto de rehabilitación del Palau

Por otra parte, Tello pidió al Colegio de Arquitectos de València «reflexión» sobre el recurso que han interpuesto al concurso que elegirá el proyecto de reforma del Palau. El órgano reclama modificaciones en la redacción del concurso a lo que Tello señaló que «no es lo mismo reformar una cocina» que un auditorio que necesita que se presenten empresas «con garantías». Tello explicó que el recurso puede suponer una demora del proceso de hasta tres meses.

Tanto desde el Ayuntamiento como desde el Palau quieren «ofrecer a todo el mundo la posibilidad de participar en este proyecto de reforma», pero reiteró Tello la necesidad de contar con el trabajo de una empresa «con garantías».

Tello señaló que están realizando muchos trámites para «tratar de acortar los procesos previos» a las obras pero lamentó que este recurso puede paralizar dos o tres meses el proyecto. Por todo ello, criticó que «el proceso administrativo va a ser mucho más lento que la propia obra», pero es «algo inevitable al ser una Administración pública que debe cumplir todos los pasos que te marca la ley».

Compartir el artículo

stats