Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

Ramón Tebar: "Estoy en conversaciones para llevar fuera a la Orquesta de València"

El director titular del conjunto del Palau de la Música regresa la próxima semana a la Ópera de Viena con "Turandot"

El director de la OV, Ramón Tebar, en el patio de butacas del Palau de la Música. germán caballero

La agenda de un director de orquesta, por muy titular que sea de un conjunto estable, no para. Si no, que se lo digan a Ramón Tebar (1978), al frente de la Orquesta de València (OV) desde 2017 y cuyos compromisos internacionales le llevan desde 15 hace años por todo el mundo. Sin ir más lejos, el día 27 regresa a la Ópera de Viena, templo de la música mundial, donde dirigirá Turandot, de Giacomo Puccini con el tenor Roberto Alagna.

Allí debutó hace dos años y esta será su cuarta ocasión en la capital austriaca. Además, próximamente regresará a la Ópera de Berlín y debutará en las también alemanas Frankfurt y Hannover, Calgary (Canadá), Buenos Aires (Argentina) o Savolinna (Finlandia). Todo ello sin olvidar sus compromisos con el conjunto residente del Palau de la Música y como director musical de la Ópera de Naples (Florida, EE UU).

Horas antes de embarcar en un avión hacia Viena, Tebar explica a Levante-EMV que sus trabajos en Viena, capital musical europea y mundial, se han desarrollado «muy rápido». «Debuté hace dos años y ya estamos hablando para más colaboraciones en la temporada 2022-23. Desde el debut allí voy a hacer seis producciones, más de las que hice en Les Arts en cinco años [allí fue director invitado]».

Para Tebar, la Ópera de Viena «es un teatro muy especial, cuando les gustas se vuelcan. Es un sueño poder trabajar con ellos. Tenemos juntos proyectos de ópera y conciertos sinfónicos. Viena es un teatro de la cima. No hay ningún otro en el mundo que haga tantos títulos de ópera como Viena. Uno tiene la sensación de que Viena es una factoría de música. Hay un ambiente musical que rezuma por toda la ciudad y los grandes han pasado por allí. Lo puedes comparar con la Scala o el Met, pero en títulos se quedan a la mitad que Viena. La primera vez que dirigí allí los técnicos del teatro me dijeron que el podio no se había tocado desde Karajan. Hacer música allí es increíble. Se respira historia de la música», dice el maestro valenciano.

Temporada «salvada»

Estos viajes al extranjero no son óbice para que Tebar cumpla con su contrato con la OV. «Tengo un mínimo de 10 conciertos por temporada y lo estamos cumpliendo. También hago recitales extraodinarios com el del día de la Comunitat Valenciana o el de la playa. E intento estar en todas las actividades. Ahora con la situación del Palau de la Música [cerrado desde verano] está mas complicada la temporada, pero la hemos salvado casi toda. Pero con tiempo de antelación, que es como se hacen las cosas en música, se puede organizar todo bien».

Es más, para él, estas salidas internacionales se traducen en beneficios tanto para él como para la OV «en la forma de ensayar y hacer música. Cuando uno hace Mahler en Viena, en la casa de ópera del maestro y con su orquesta, cuando vuelve es imposible no dejar ese poso que has visto. También ayuda el prestigio que dan óperas como la de Viena. Llevo 15 años trabajando fuera, pero Viena ha sido un amplificador en otros lugares. Todas las experiencias se interconectan», sostiene.

En la Orquesta de València desde hace tres años, es inevitable hablar de su futuro en el Palau de la Música. La temporada 2020-21 será la última que figura en su contrato, pero avanza que «es pronto decir nada. Hay tiempo para hablar del futuro, aún no me planteo nada y relleno mi agenda, como siempre, con proyectos dentro y fuera de España. Lo más importante es salir fuera. Y no solo debutar, sino volver. Es la mejor recompensa al trabajo», dice.

De momento, explica, «organizamos la temporada 2020-21 para la OV y aún no podemos pensar en la 2021-22 porque hasta que no se cierra una temporada y se presenta no podemos pensar en otra y por como está el edificio. Tenemos que ir con los tiempos más lentos, teniendo en cuenta la disponibilidad de otras salas», matiza.

Uno de sus planes de futuros inmediatos en el extranjero es la grabación de un disco con la Orquesta de la Radio de Múnich. Pero, ¿para cuándo con la OV? «En estos años he intentado impulsar salidas y grabaciones con la administración de la OV y estamos dando pasos. Ha habido una sentencia en esa línea y las giras y grabaciones ya parecen posibles ahora hay que cerrar convenios. Hay proyectos que tenemos apalabrados para grabar. Grabar es muy importante para cualquier orquesta porque hace que su prestigio suba. También estoy en conversaciones para llevar la OV fuera. Yo planeo artísticamente, pero hace falta que la administración selle esos convenios con los músicos pero estamos en el buen camino. Hay voluntad por parte de todos. Va a ser un grandísimo paso para todos grabar y salir. Estoy muy ilusionado».

Explotar el «streaming»

No obstante, no quiere adelantar acontecimientos y explica que «es pronto para avanzar fechas y lugares. Son, obviamente, giras internacionales, pero también nos planteamos giras por España. Es una de las metas. He reactivado conversaciones que tuve hace dos o tres años y en pocos meses tendremos más idea. Son giras que hay que planear con mucho tiempo. Lo mas pronto sería en la temporada 2021-22 porque se necesita mucha logística, pero las grabaciones quizás ya las podríamos hacer este año. Y no solo hablo de grabaciones comerciales, sino de grabar conciertos, vídeos para YouTube de clases magistrales o ensayos. Hay muchas posibilidades. Hoy en día no se depende tanto de la venta. Hay que explotar el streaming y online. Hay que hacer que la OV esté abierta al público», concluye.

Compartir el artículo

stats