Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Real Academia de Bellas Artes propone a Francisco Brines para el Princesa de Asturias

El presidente de la San Carlos; Manuel Muñoz Ibáñez, motiva la candidatura del poeta valenciano al galardón de las Letras porque es uno de los más «destacados y reconocidos, incluso de mayor personalidad» de la Generación del 50

La Real Academia de Bellas Artes propone a Francisco Brines para el Princesa de Asturias

El Patronato de la Fundación Princesa de Asturias ha recibido la candidatura de Francisco Brines al Premio de las Letras que propone la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. La Junta General de la institución aprobó el pasado 11 de febrero la presentación de la propuesta que ha elaborado su presidente Manuel Muñoz Ibáñez.

«Francisco Brines (Oliva, 1932) es, dentro de la Generación del 50 o Generación del medio siglo o segunda Generación de postguerra, denominaciones diferentes para un mismo hecho, que solo varían según quien las formule, que en términos generales engloba a los poetas nacidos entre 1924 y 1938, entre los que destacan José Agustín Goytisolo, Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente, Ángel González, y Claudio Rodríguez, uno de sus miembros más destacados y reconocidos, incluso de mayor personalidad», reza la motivación elaborada por Muñoz Ibáñez en nombre de la San Carlos.

La candidatura enviada al Patronato de la Fundación Princesa de Asturias y al Jurado del Premio de las Letras es un extenso informe con una biografía de Francisco Brines, una relación de obra poética, otra de premios, una bibliográfica básica del poeta valenciano, una motivación razonada en base a voces de autoridad y una selección poética final.

Acuerdo

Lo más destacado de todo el dossier de la San Carlos son los ensalzamientos que destacados críticos literatos han hecho de la obra de Brines, que se resume en tres grandes temas eternos: la nada, el engaño y la vida.

La primera voz de autoridad es de la poeta, periodista y promotora cultural mexicana Claudia Posadas, que ya en 2002 escribió que Brines es «uno de los poetas más respetados de España». Posadas asegura que «desde Las brasas el autor plantea el universo de su poética: el desvanecimiento de la vida gracias a la fuerza implacable del tiempo». «Elegante, clasicista, digno representante de la llamada 'poesía de la experiencia', Brines ha transitado de la sensorialidad a la reflexión, pasando por la ironía», asegura Posadas.

La Academia de Bellas Artes recurre también al poeta Carlos Bousoño, gran amigo de Brines, que lo define «como el poeta metafísico por excelencia de su generación». Bousoño dejo escrito que «Brines contempla al 'hombre' entre 'la gente' (€) esa 'gente' entre la que su ser se produce. Pero en nuestro poeta, el sistema de solidaridades no se interrumpe aquí; se prolonga hasta el fin».

Brines, como recuerda la iniciativa de la Academia de Bellas Artes, ingresó en la Real Academia Española de la Lengua para ocupar el sillón X mayúscula que dejó vacante el dramaturgo Antonio Buero Vallejo, en el año 2001, aunque no tomó posesión hasta 2006 por su delicada salud. Los académicos Francisco Nieva -encargado de darle la bienvenida-, Ángel González y Antonio Colino armaron su candidatura. Brines dedicó su discurso de investidura a la poesía de Luis Cernuda, mientras en la réplica Nieva habló del «realismo» y «moralismo» como los ejes de la personalidad de Francisco Brines cuya poesía sólo busca la comprensión de aquellas personas que sean sensibles al arte.

Uno de los últimos premios que ha recibido Brines fue la Alta Distinción de la Generalitat que recibió en su casa de Oliva, el edén de Elca, el pasado diciembre de manos del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pues la delicada salud del poeta también le impidió acudir el Nou d'Octubre al Palau de la Generalitat. El poeta no dejó pasar la ocasión para hacer un llamamiento a «respetar a los demás en lo que ellos quieran ser» y a hacer que los niños «se sientan comprendidos».

Francisco Brines ha hecho realidad la fundación que lleva su nombre, que pretende perpetuar su legado poético en Elca, su casa de Oliva, un lugar paradisiaco e inspirador que ha sido siempre, desde su infancia, el punto de retorno del poeta.

Propuesta

Tal como estable el reglamento de los Premios Princesa de Asturias 2020, entre quienes pueden presentar candidaturas figuran las instituciones de reconocido prestigio, y la Real Academia de San Carlos celebró su 250 aniversario en 2018, y es junto con la Academia de San Fernando, una de las entidades artísticas de mayor vigencia cultural en España.

La San Carlos, durante sus 250 años de existencia, ha reunido un patrimonio artístico de más de 15.400 obras de arte, entre las que se hallan, pinturas, esculturas, dibujos, grabados, planos de arquitectura, medallas, fotografías, piezas arqueológicas, mobiliario, bajorrelieves y retablos. Además cuenta con un fondo antiguo de libros impresos entre los siglos XVI al XIX.

La ceremonia de entrega de los galardones está prevista para la segunda quincena de octubre en Oviedo. La relación de candidaturas propuestas a cualquiera de los Premios Princesa de Asturias y las deliberaciones de los jurados son secretas.

Compartir el artículo

stats