Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José María Pérez 'Peridis': "Los verdaderos patriotas son los del banco de alimentos y los médicos"

«En la guerra civil todos perdieron, porque hasta los vencedores edificaron una España peor y más pobre»

José María Pérez 'Peridis': "Los verdaderos patriotas son los del banco de alimentos y los médicos"

El viñetista, arquitecto y novelista dio positivo por coronavirus cuando su última novela salía de la imprenta, semanas después de ganar el Premio Primavera de Novela 2020 con El corazón con que vivo (Espasa). Con 78 años, peleó seis días en un hospital de Madrid y lo puede contar. Mañana presenta, en formato virtual, la novela. «Estoy estupendamente. Vengo de dar un paseo por el Retiro y el Prado e iba a buen troteo. Es el día que estoy más en forma desde que salí del hospital, que me parece que ya han pasado meses y meses», contaba ayer por teléfono, con voz firme y animada.

Ganar un concurso literario a los 78 años en la era de la impericia tiene mérito. «La experiencia es un grado importante», evidencia. De hecho su última novela está protagonizada por dos viejos médicos de pueblo que «lo saben todo porque han tenido que hacer de todo». «Me he puesto a escribir con 72 años, en serio, y he hecho tres novelas históricas y ahora esta, con prácticamente 77 y 78 años».

El corazón con que vivo comienza el día del Carmen de 1936, dos días antes del golpe de estado contra el gobierno legitimo de la República. «Mi intención ha sido traer a la actualidad el testimonio de aquella tragedia. Soy un niño de la posguerra, del 41, conozco la tensión posbélica, el silencio sordo, el resentimiento, el sacar pecho de los vencedores, el estraperlo... Vivimos mucho en aquella España negra».

Una historia de un drama familiar en plena guerra civil. En la romería del Carmen en un pueblo de la montaña entre Palencia y Cantabria, Esperanza se encuentra con Lucas, recién licenciado en medicina. Dos días después la guerra irrumpe en el pueblo. Las familias de los dos enamorados están en bandos enfrentados, y Gabriel, el hermano de Lucas es detenido y condenado a muerte.

«Escríbela»

La novela se inspira en hechos reales. «Yendo en el tren hacia el norte, precisamente, se me acercó un pasajero, me saludó, empezamos a hablar y a contarme. Le dije: "tu familia tiene una novela"; y me contestó: "escríbela"».

Resalta un personaje, Germán Blanco, basado en el abuelo republicano del presidente del PP, Pablo Casado; el médico y cirujano Herman Blanco Ramos (1912-1988), amigo de los hermanos protagonistas. «Un hallazgo extraordinario», subraya Peridis, que le mandó la novela dedicada al líder popular. «La ha leído, le ha gustado mucho, y dice que ha conocido mejor aquel momento histórico». También se la ha mandando a la madre y un tía de Casado, las hijas supervivientes de Herman Blanco.

El abuelo de Casado fue a la cárcel tras el golpe de estado. «Se chupó cuatro años de confinamiento en la cárcel de Palencia que estaba saturada, había tuberculosis y por allí pasaron Miguel Hernández, Buero Vallejo y Pepe Hierro. Él operaba con lo que tenía en mano, dicen que con una tapa de sardinas, y además procuraba que hubiera profilaxis, que hubiera limpieza, que se ducharán todos los días».

Peridis explica que Herman Blanco era un hombre culto, tolerante y con sentido del humor. «Tiene razón Pablo Casado cuando dice que está orgulloso de su abuelo, pero fue más que represaliado, fue condenado».

Casado es uno de los protagonistas de sus viñetas, como Sánchez, Iglesias, el doctor Simón y ahora los presidentes autonómicos. ¿La cogobernanza le complican las viñetas? «Podría llegar hasta viente protagonistas», asegura.

Sobre la actualidad, «me apena el uso partidista de la bandera», y añade: «Uno tiene muchas formas de ser patriota, aunque la forma mejor de ser patriota es tratar de mejorar tu sociedad, defender el patrimonio, ayudar a los necesitados. Ahora, a mi me parecen patriotas los que están en el banco de alimentos. Esos y los médicos son los verdaderos patriotas, y todos los que están cumpliendo con su deber».

Optimista

«Soy un vitalista, me he agarrado a la vida cuando ésta me ha sacudido», sostiene con la tranquilidad de la experiencia. «En la guerra civil hubo vencedores y vencidos, pero todos perdieron, hasta los vencedores porque edificaron una España peor y más pobre».

El mensaje El corazón con que vivo es la necesidad de la convivencia civil de gentes que piensan cosas distintas. «Con tolerancia, afecto y respetando las leyes», palabras de Peridis.

Compartir el artículo

stats