Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

El verano se queda sin festivales

El Rototom anuncia la cancelación de su próxima edición, al igual que el FIB, el Low, el Marearock o el 4ever Fest - La Generalitat anuncia ayudas al sector que calcula unas pérdidas de más de 45 millones de euros en la C. Valenciana

El verano se queda sin festivales

Este será uno de los veranos más atípicos de la historia, ya que aparentemente será imposible disfrutar de la música en directo en grandes recintos. La crisis del coronavirus ha sumido a productoras y distribuidoras en una pesadilla administrativa y jurídica que todavía no tiene su fin, ya que no todos los festivales de la Comunitat Valenciana han anunciado su cancelación. Ayer dio el paso el Rototom Sunsplash de Benicàssim, el certamen de reggae más destacado de España al que acuden cada año más de 200.000 asistentes de todo el mundo.

«Familia. Este nuevo feedback con quienes hacéis posible la aventura Rototom Sunsplash desde hace casi tres décadas no empieza con las buenas noticias que desearíamos. Suspendemos fechas. La actual crisis sanitaria internacional no permite celebrar el festival el próximo verano». «Hemos trabajado hasta el último minuto para una edición memorable arropada por un lema esperanzador, ‘We can change the world’ (Podemos cambiar el mundo), pero este sueño compartido tendrá que esperar. Un Rototom Sunsplash sin abrazos no sería Rototom. Perdería su esencia, y la queremos intacta. Pausamos la edición 2020, pero no nuestro empeño y ganas de seguir adelante», añadió el festival en un comunicado.

La nueva edición se celebrará del 16 al 22 de agosto de 2021. Con la caída del Rototom, Benicàssim se queda sin festivales, ya que el FIB anunció su cancelación el mes pasado. El festival, que se iba a celebrar del 16 al 19 de julio, está gestionado por The Music Republic, la misma empresa que todavía mantiene en pie la undécima edición del Arenal Sound de Borriana, uno de los festivales más multitudinarios de España, que tal y como está previsto se celebrará del 28 al 2 de agosto, unas fechas cercanas al recién cancelado Rototom.

Hasta ahora, algunos de los festivales valencianos que se han cancelado son el FIB, el Rototom, el Festival de les Arts, el Low Festival, el Marearock, el Music Port Fest o el 4ever fest. Por otro lado, siguen en pie el Arenal Sound, el Iboga Summer Festival y el Medusa Sunbeach. Aunque todos ellos se han dirigido a sus asistentes para comunicarles que se encuentran «pendientes de las autoridades sanitarias».

Incertidumbre

El silencio de los festivales podría estar motivado por la inseguridad jurídica que afecta a las actividades relacionadas con los espectáculos. En concreto, con el hecho de que nadie tenga claro qué medidas de seguridad se impondrán cuando termine.

Además, los festivales programados para después del estado de alarma teóricamente pueden celebrarse, y si los organizadores modifican unilateralmente el evento podrían enfrentarse a una avalancha de demandas por daños y perjuicios por parte de los diferentes los agentes implicados: artistas, montadores, patrocinadores, etc. Por esta razón, la Asociación de Festivales de Música (FMA) ha reclamado al Gobierno que declare la pandemia causa de fuerza mayor.

El sector calcula que la pandemia provocará unas pérdidas directas de entre 1.000 y 7.000 millones de euros a nivel nacional. El sector valenciano, tal y como anunciaron, dejará de ingresar 45 millones de euros de no celebrarse los festivales de verano. Al principio de la pandemia, las esperanzas se encontraban en los Conciertos de Viveros, ya que se planteó la posibilidad de colocar sillas en algunos de los conciertos. Sin embargo, la organización optó por cancelarlos.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció una línea de ayudas dotadas de un millones de euros para paliar los efectos de la pandemia en las empresas organizadoras de los festivales.

Liam Gallagher, Foals, The Kooks, Julian Marley, Protoje, Amaral, Viva Suecia, Quique González o Leiva eran algunos de los grupos que iban a visitar la Comunitat Valenciana este verano.

Compartir el artículo

stats