Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La jueza devuelve a Císcar 12 obras de arte al no ver relación con el caso IVAM

Anula el decomiso al no acreditar la conexión entre el patrimonio artístico de la exdirectora y los delitos investigados

La jueza devuelve a Císcar 12 obras de arte al no ver relación con el caso IVAM

La jueza devuelve a Císcar 12 obras de arte al no ver relación con el caso IVAM

La familia Císcar recuperará parte de su patrimonio artístico más de tres años después de ser embargado por orden judicial y en pleno envite por el caso IVAM. El juzgado que ha investigado las presuntas irregularidades en la gestión de Consuelo Císcar al frente del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) ha dictado un auto por el que anula el embargo de 12 obras de arte de la exdirectora general al no ser necesario garantizar un eventual decomiso.

La decisión de la jueza Nuria Soler llega después de que la defensa de Císcar, directora general de la pinacoteca valenciana entre los años 2004 y 2014, solicitara en varias ocasiones que se anulara el decomiso porque la adquisición de estas obras no está relacionada con los delitos que se han investigado. La Fiscalía Anticorrupción se adhirió a este argumento y el juzgado ha cedido finalmente a la petición al no hallar indicios de corrupción en las adquisiciones.

Según consta en la resolución, a la que ha tenido acceso Levante-EMV, la magistrada-instructora expone que «examinados los motivos expuestos por la defensa de Císcar y los acertados argumentos expuestos por el Ministerio Fiscal procede acoger la petición formulada y por ende dejar sin efecto el decomiso acordado».

El juzgado tomó esta medida en marzo de 2017 para que el Estado retuviera parte del patrimonio artístico de la exdirectora del IVAM al sospechar que se habrían utilizado para cometer los delitos. La legislación española contempla el decomiso como una sanción o pena que priva a una persona investigada de sus bienes sin derecho a indemnización.

En cambio, esta parte de la investigación del caso IVAM no ha logrado acreditar la relación entre su patrimonio y la presunta corrupción en el museo. De este modo, el juzgado devolverá a Císcar y dos de sus hijas, Deborah y Cintia Salom, las obras intervenidas.

Entre las piezas embargadas que ahora recuperarán figuran siete piezas de Carmen Calvo y cinco obras de artistas como Ramón de Soto, Francisco Caparrós, Alberto Corazón, Bernardi Roig y Equipo Crónica.

La Audiencia provincial de València ratificó este decomiso a finales de 2017 al considerar que la decisión de la jueza estaba ajustada a derecho. En este sentido, el tribunal de la sección segunda consideró en ese momento que existían indicios de que las mismas habían «sido adquiridas por la señora Císcar a resultas de la actividad delictiva que se investiga en la presente causa».

Estas obras de arte son piezas de las colecciones particulares de la familia de la exdirectora que fueron prestadas para ser expuestas en el IVAM. Cuando la jueza les requirió para que acreditaran la compra de las obras de arte que habían prestado al museo, la exdirectora del museo explicó que fue ella quien las adquirió a través de galerías o directamente a los artistas para posteriormente regalárselas a sus hijas, motivo por el que éstas no disponían ni de títulos ni de facturas de compra. Por tanto, no constaba ningún documento de naturaleza fiscal que acreditara tal cesión o donación.

De este modo, la instructora apreció contradicciones entre la versión de Císcar y de los artistas a los que compró o le regalaron algunas de las obras embargadas, una circunstancia que unida a «la falta de documentación justificativa de su lícita adquisición» conducían a estimar «la existencia de indicios de delito». En cambio, la instrucción no ha logrado acreditar estas sospechas, de ahí que estime ahora la petición de la defensa.

Futuro judicial incierto

El juzgado anuló el decomiso de las obras de arte el pasado cinco de junio, solo seis días antes de que ordenara procesar a Císcar y a su hijo, Rafael Blasco Císcar -conocido por el acrónimo de Rablaci-, por haber utilizado el museo para promocionar su carrera artística.

La investigación de todo el caso IVAM ya ha finalizado y el futuro judicial de Consuelo Císcar y su hijo es incierto.

La magistrada ha considerado que de las diligencias de investigación practicadas estos años se desprende que Císcar se habría aprovechado de su «posición de superioridad como directora gerente del IVAM» e hizo un «uso personal» de esta institución pública para «para construir y promocionar la carrera artística de su hijo». Rablaci es hijo de Consuelo Císcar y de Rafael Blasco, exconseller del PP condenado en dos ocasiones por el desvío de ayudas públicas a la cooperación internacional.

El uso personal del IVAM lo hizo, según consta en la resolución, a través de dos vías. La primera pasaba por usar trabajadores y dinero del museo para destinarlo a esos fines. La segunda consistía en conceder servicios o comprar obras de arte con cargo a los fondos del IVAM a entidades o artistas coincidiendo con exposiciones la edición de catálogos de Rablaci.

El auto por el que se da fin a la investigación enumera múltiples correos electrónicos intervenidos durante la investigación «que indican que a las órdenes de la señora Císcar varios trabajadores del IVAM prestaron sus servicios para la construcción y/o promoción de la carrera artística de su hijo».

Los trabajadores prestaron esa colaboración entre los años 2008 y 2010 en distintas áreas como las relaciones institucionales, la confección de currículos de Rablaci o la edición y traducción de catálogos y textos. Igualmente participaron en la organización de exposiciones y del transporte de sus obras de arte, fundamentalmente esculturas y fotografías, en países como Cuba, Méjico, Argentina o China, entre otros.

Asimismo, la resolución del juzgado recoge multitud de «adjudicaciones irregulares» de servicios por parte de la cúpula directiva del IVAM a distintas sociedades de un empresario a cambio de que realizaran el transporte y montaje desmontaje de las exposiciones del hijo de la exdirectora.

No obstante, en la misma resolución, la magistrada archivó las imputaciones de cinco personas que figuraban como investigadas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats