Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Carmen Calvo: "Es probable que la pandemia acabe reflejada en mi obra"

«El arte es una manera de posicionarse en la vida y da la capacidad de ver la realidad con otros ojos», asegura la artista valenciana

Carmen Calvo: "Es probable que la pandemia acabe reflejada en mi obra"

Carmen Calvo: "Es probable que la pandemia acabe reflejada en mi obra"

Trabajo y más trabajo. Es el mantra que se repite Carmen Calvo (València, 1950) todos los días. También durante el confinamiento. «En el arte no hay coronavirus que valga». El jueves el IVAM anunció que le otorgará el Premio Julio González 2022, un reconocimiento que vendrá junto a una exposición que, según Calvo, romperá la continuidad de su obra.

P Enhorabuena por el reconocimiento que le concede el IVAM.

R Gracias, estoy muy contenta. Quiero agradecer a todas las personas que han confiado en mi trabajo y a la dirección del IVAM. ¿Qué puedo decir? Estoy muy feliz. Es un reconocimiento que podría haber sido para otros, pero alguien pensó en mí. Se agradece. Hay que ser agradecida siempre.

P ¿Lo percibe como un reconocimiento a su carrera?

R Me lo tomo como un reconocimiento al trabajo que he hecho.

P Usted siempre ha defendido que el arte es trabajo.

R Por supuesto. Nunca he parado de trabajar y ahora menos, que tengo un motivo para meterme otra vez dentro del estudio. Todos los reconocimientos me han venido por esfuerzo y trabajo. Aquí no se regala nada.

P El IVAM le otorga el premio en un momento difícil para el mundo, también para la cultura.

R Mire, el arte siempre ha sido el Patito Feo de la cultura. Es la sección más frágil que tiene, en comparación con otras como la literatura o el cine. Por eso, el arte debe ser reforzado, impulsado. Y eso no solo se hace con premios. Abogo porque las escuelas incorporen una asignatura que esté a favor del arte.

P ¿Que potencie la creatividad desde la infancia?

R No solo eso. Los niños necesitan algo así porque el arte te enseña a vivir. El arte es una manera de posicionarse en la vida. Da la capacidad de ver las cosas con otros ojos. A través del arte podemos formar a gente crítica. Es muy importante que la sociedad se sienta cercana al arte, y para eso los artistas necesitamos a las escuelas, a los museos o a los medios de comunicación.

P ¿En qué está ocupando ahora su tiempo?

R Ahora tengo que concentrarme en el trabajo para darle mi gratitud a la gente que ha confiado en mí. El IVAM inaugurará en 2022 una exposición donde mostraré una visión diferente de las cosas. Será un punto de inflexión. No se podrá leer como una continuidad dentro de mi línea de trabajo.

P Imagino que ya ha estado trabajando durante los meses de confinamiento.

R Claro, en el arte no hay coronavirus que valga.

P ¿Cómo pasó los meses del inicio de la pandemia?

R Me quedé en casa y disfruté del silencio. El creador o el artista siempre está ligado al silencio. Tampoco tengo ningún problema con la soledad. Durante los meses de confinamiento me mantuve ocupada viendo mis películas favoritas, leyendo, oyendo música y dibujando. Eché mucho de menos mi taller porque allí existe un ambiente diferente. Tiene alma. Siempre he trabajado mejor allí porque se desarrollan mejor las ideas.

P ¿Está preocupada por el escenario económico y social que dejará la pandemia?

R Sí. Hay mucha incertidumbre ¿Qué va a pasar ahora? ¿cómo vamos a superar esto? Pienso mucho en las galerías... De lo único que estoy segura es que los artistas vamos a estar más solos.

P ¿Cree que llegará a reflejar estos tiempos oscuros en su obra?

R Yo creo que todo sale con el tiempo. Siempre he volcado en mi trabajo aquello que sucede a mi alrededor. Cuando menos te lo esperas empiezas a trabajar sobre una idea o un recuerdo de hace años y llegas a una conclusión diferente a la que llegaste en su día. Es maravilloso. Es probable que la pandemia quede plasmada en mi obra. Lo que no haré será hacer chorraditas. Ni mascarillas ni nada de eso (ríe). Los artistas siempre hemos sentido la necesidad de plasmar las tragedias de nuestro tiempo en nuestras obras. Edvard Munch pintó El grito por la angustia que le produjo la enfermedad en su vida.

P ¿Le ha removido la situación?

R Más que la enfermedad en sí, ha sido el miedo, la incertidumbre. Por eso creo que si hay algo que tiene posibilidades de aparecer en mi obra es ese miedo. Estoy segura de que la pandemia se verá reflejada en el trabajo de muchos creadores. Ya lo decía Picasso: «Que la inspiración te pille trabajando». Por lo menos, que nos quede eso.

P ¿No hay que perder la esperanza?

R Mire, la situación está siendo muy complicada. Por primera vez en mucho tiempo, la enfermedad y la muerte han sido nuestro pan de cada día. Pero tras el estado de alarma, tenemos que ser cautelosos. Evitar las aglomeraciones y respetarnos los unos a los otros. Ahora hay que estar a la altura. ¿Pero sabe qué? Hay que pensar que vamos a salir. Yo soy positiva, así que ante estas situaciones siempre me digo: «Adelante».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats