30 de julio de 2020
30.07.2020
Levante-emv
Fotografía

'Tiempo detenido', una crónica visual de 42 fotógrafos sobre el confinamiento

En su nómina se encuentran firmas conocidas como Isabel Muñoz, Gervasio Sánchez o Susana Vera

30.07.2020 | 17:14
Vista del inicio de la exposición

Mientras el mundo se encerró en sus casas, muchos fotógrafos salieron a la calle para dejar testimonio de lo que estaba pasando: calles vacías, el drama de las residencias de ancianos o aplausos a las ocho de la tarde. PHotoESPAÑA reúne ahora una muestra del trabajo de medio centenar de esas miradas en 'Tiempo detenido'.

Una particular crónica sobre el confinamiento, que se puede ver en su web y que contará con un catálogo en septiembre. En su nómina se encuentran firmas conocidas como Isabel Muñoz, Gervasio Sánchez, Susana Vera -ganadora de un Pulitzer-, Santi Palacio -premiado con el World Press Photo- o Javier Fergo, entre otros muchos nombres.

El relato coral de este proyecto está dividido en cuatro apartados: 'Ausencia', 'Espera', 'Ensoñación' y 'Urgencia'. En este último se inserta el trabajo de Palacios, que retrató el día a día de las residencias de ancianos en Cataluña durante sus peores momentos.

"Salí a la calle desde el primer momento, quería contar lo que estaba pasando", explica Santi Palacios. Acababa de volver de Indonesia y tenía pensado marcharse en breve a la frontera de Turquía con Grecia para documentar la crisis de los refugiados, pero se quedó en España.

Acostumbrado a meterse en lugares mucho más peligrosos, le sorprendió las dificultades que encontró para trabajar y fotografiar los puntos calientes de la pandemia como los hospitales. Finalmente se unió al equipo médico de la ONG Open Arms, que estaba trabajando en el rastreo de casos en residencias de ancianos.

La soledad que vio, día tras día, le sobrepasó: "Había residencias en las que entrabas y solo quedaba uno o dos trabajadores, el resto estaban enfermos o de baja", relata a Efe. Se dedico a retratar el trabajo de aquellos sanitarios en condiciones terribles y la soledad, "durísima", en la que fallecían las personas sin poder decir adiós a sus seres queridos.

Era la primera vez que realizaba un trabajo de este tipo en España. Lo mismo le sucede a Javier Fergo un fotógrafo gaditano, ganador de un Brithish Journalism Award, que junto a otros fotorreporteros fundó Covid Photo Diaries, una iniciativa coral para fotografiar la crisis sanitaria.

Durante la pandemia ha recorrido casi todas las provincias andaluzas. También tuvo problemas para acceder a la primera línea de la pandemia como los hospitales, por eso volvió su objetivo a los "estratos más bajos" de la sociedad; temporeros del campo o gente sin hogar.

Acostumbrado a recorrer el mundo para retratar el drama de los refugiados, trabajar en casa se le hacía "raro". Volvió a hablar con sus vecinos y a escuchar sus historias, su cámara ha captado imágenes muy duras, como la de los temporeros, que nunca dejaron de trabajar y todavía lo hacen en condiciones horribles, gente con "una gran fuerza vital y resiliencia increible", dice.

La historia que más le impactó fue la de una mujer que vivía a tan solo 300 metros de su casa: "Es de origen marroquí y fue vendida con seis años a una familia española. Cuando su padre adoptivo murió, su mujer la echó a la calle, desde entonces ha tenido una vida de abandono, adicciones, muchas veces en la calle". Vivía en un bloque de viviendas sociales, y a su pareja le hicieron la prueba, tuvo un "falso positivo por covid", y sus vecinos no la querían en el edificio. "Sacaba la basura a las cinco de la mañana para que nadie la viera, dormía durante el día y salia por la noche -cuenta-. Cuando por fin había conseguido estar mejor, rehabilitarse, le llegaba esto".

Historias como esta y otras muchas más hubieran quedado probablemente sepultadas si no hubiera sido por el trabajo de fotorreporteros que salieron a la calle para fotografiarlas.

Junto a los duros relatos de Palacios y Fergo, también se encuentra estampas conmovedoras, como las de Jonás Bel, que fotografió a su hijo Nico, saltando y jugando en las horas interminables encerrados en casa; y Olmo Calvo, que abrió una ventana con sus fotos al embarazo de su mujer, o las muchas, muchas imágenes sobre los lugares que de repente quedaron vacíos como las las zonas turísticas de Mallorca, captadas por Rif Spahni.

El medio centenar de voces de fotógrafos incluidos en este proyecto, que cuenta con el apoyo de la Fundación Enaire, pueden ser votadas en su web hasta el 25 de septiembre, el proyecto más votado recibirá un premio de 3.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.