La Federación de la Música en España prepara una guía sanitaria para la celebración de conciertos y música en directo que busca «frenar la inseguridad jurídica» en el sector, con recomendaciones que incluyen, entre otras, referencias a las distancias mínimas para artistas y público dentro del contexto de la pandemia de coronavirus. En concreto, en el documento, se recomienda que entre la boca del escenario y el artista haya una distancia mínima de dos metros, para colocar el vallado antiavalancha. Y a partir de ese vallado y hasta la primera fila, otros dos metros de distancia mínima. Esta guía llevará por título Directrices y Recomendaciones para la Reactivación de los Eventos y Espectáculos Públicos y Reapertura de los Espacios que los acogen en el contexto del COVID-19, y servirá de complemento a un decálogo ya publicado a finales del pasado mes de junio con medidas para la organización de espectáculos en la nueva normalidad. Como el documento lleva elaborándose hace tiempo, ya venían incluidas medidas que finalmente han sido adoptadas por la administración, tales como la prohibición de fumar en estos espacios. Pero también incluyen otras novedosas, como prestar atención al «impacto» que pueden tener estos eventos con amplio aforo en relación a los edificios de su entorno. Otra propuesta es la de es la analizar en los conciertos la velocidad, intensidad y dirección del aire por si hay que cancelar.