Suscríbete Ahora

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El TSJ obliga a reiniciar el concurso para la elección del director del Palau de la Música

El ayuntamiento no recurre la sentencia que anula el nombramiento de Vicent Ros y debe retrotraer el procedimiento a la nueva valoración de los méritos de los candidatos - El auditorio se encuentra formalmente sin un máximo responsable

El director del Palau de la Música, Vicent Ros y la concejala responsable del auditorio Glòria Tello.

El director del Palau de la Música, Vicent Ros y la concejala responsable del auditorio Glòria Tello. g. caballero

El Palau de la Música se reinicia por obligación legal. La sentencia del 13 de marzo de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana declaró «la nulidad de pleno derecho» del nombramiento de Vicent Ros como director del auditorio municipal y ordenó una nueva valoración de los candidatos que se presentaron hace cuatro años. El tribunal anuló el concurso para el director del Palau de la Música por «la abstención de tres de los componentes del Tribunal o Comisión de Evaluación» que nombró el Ayuntamiento de València y que resolvió a favor de Vicent Ros en junio de 2016, acuerdo ratificado por la Junta de Gobierno municipal el 7 de octubre de hace cuatro años. Resolución que uno de los candidatos, Josep Ruvira, litigó pero que fue desestimada por el juzgado de lo Contencioso número 8 de València en octubre de 2017, y ahora estimada por el TSJ. Esa sentencia, que se notificó al ayuntamiento la primera semana de mayo, no era firme y los servicios jurídicos municipales disponían de treinta días para presentar recurso de casación -que entre el estado de alarma y vacaciones judiciales se cumplieron la semana pasada-, pero no lo han hecho según ha podido saber Levante-EMV. Como Ruvira si reclamó la ejecución de la sentencia, formalmente el Palau de la Música está sin director en estos momentos. Una situación que la Junta de Gobierno que preside el alcalde Joan Ribó debe resolver de inmediato, incluso en la reunión prevista para mañana. El Ayuntamiento de València está obligado a reiniciar el concurso del Palau de la Música para ajustarse al fallo del TSJ. «Ordenamos retrotraer el procedimiento al momento en que se produjo el vicio invalidante para que se valoren nuevamente los méritos de los candidatos, currículum y planes presentados, dictándose nueva resolución y nombrando a quien corresponda de acuerdo con la evaluación que le corresponde realizar al Tribunal calificador de los méritos y plan de actuación, cumpliéndose los requisitos de motivación del acto exigidos sin permitir la abstención de ninguno de los miembros del Tribunal o Comisión», recoge el punto cuarto del fallo.

La sentencia del TSJ se abstiene de entrar a valorar los méritos y currículum de los candidatos que optaron al concurso, base de la impugnación de Ruvira que quedó segundo en la baremación, y se centra en la «abstención indebida» de tres miembros de aquella Comisión de Evaluación: Teresa Catalán, catedrática del Conservatorio Superior de Música de Madrid; Francisco Javier Vila Biosca, secretario del Palau; y José Manuel García Nestares, subdirector de gestión del Palau. El fallo del TSJ se fundamentado sobre la jurisprudencia que indica que los miembros de los órganos evaluadores en las convocatorias de concurrencia pública deben emitir su voto a favor o en contra, y tienen derecho a la abstención solo si se apartan del procedimiento, cosa que no hicieron esos tres miembros. Así que el gobierno de Ribó está obligado a retomar el concurso del Organismo Autónomo Municipal Palau de la Música, Congresos y Orquesta de Valencia que convocó su presidenta, la concejala Glòria Tello. Eso significa notificar a los once miembros de entonces que hay que reiniciar el proceso de selección. Entre ellos al que fue intendente de Les Arts, Davide Livermore, entonces muy colaborador con las instituciones valencianas, pero desde su sonora dimisión de teatro de la Ópera de Calatrava muy crítico con los gestores culturales del Botànic. También es una incógnita la respuesta a la llamada de Teresa Catalán. Lo que hace imprevisible que el resultado del concurso sea el mismo que entonces.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats