Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galardones

La genialidad salva unos Emmy llenos de sorpresas

«Watchmen», «Succession» y «Schitt's Creek» ganan en las principales categorías

Un trabajador con un EPI entrega el EMI a «Schitt?s Creek».

Un trabajador con un EPI entrega el EMI a «Schitt?s Creek». levante-emv

La pandemia no ha podido con los galardones más importantes de la televisión. Los Emmy se entregaron la madrugada del lunes en una gala virtual presentada por Jimmy Kimmel. La genialidad de los directores de escena consiguió estos premios, que hace meses «pintaban mal», acostumbrados a ver desfilar a las estrellas sobre la alfombra roja y a escuchar discursos eternos sobre el escenario de Staples Center de Los Ángeles. Nada de eso sucedió, lo cual hizo que la del domingo fuera de una de las mejores galas de la historia de los Emmy. Repleta de anécdotas y gags, la ceremonia se basó en conexiones con actores nominados desde sus casas.

El glamour se dejó a un lado para mostrar la cruda realidad de la pandemia, que ha dejado a las estrellas encerradas en sus mansiones. Jennifer Aniston, nominada por «The Morning Show», habló desde su casa acompañada de Courteney Cox y Lisa Kudrow, compañeras de reparto de «Friends»; Zendaya recogió el premio a la Mejor actriz por «Euphoria» desde el salón de su casa, rodeada de su familia; y una alpaca acompañó al presentador durante la ceremonia. Otra anécdota curiosa que dejó la gala fue el sistema que se utilizó para entregar los premios. Decenas de trabajadores de los Emmy se trasladaron a casa de los nominados ataviados con un EPI para entregar el premio si fuera necesario. En cuanto a los premiados, «Watchmen», «Succession» y «Schitt's Creek» fueron las series triunfadoras de la noche. «Watchmen», la secuela de la mítica novela gráfica de Alan Moore creada por Damon Lindelof, fue la producción más galardonada de esta edición con un total de 11 premios entre los que se incluyeron mejor miniserie, mejor actriz en una miniserie o telefilm para Regina King, mejor guión y mejor actor de reparto en una miniserie o telefilme para Yahya Abdul-Mateen.

También se coronó otra serie de HBO, en este caso «Successión», la serie que relata la lucha de poder de una familia de multimillonarios que se hizo con siete premios, incluyendo los Emmy a mejor serie dramática y mejor actor protagonista en una serie dramática para Jeremy Strong. «Quiero no dar las gracias al virus, ni al presidente Trump por su nefasta y descoordinada respuesta, ni a Boris Johnson por hacer lo mismo en mi país», afirmó Jesse Arsmtrong, creador de la serie, en su discurso virtual. El premio a la mejor actriz dramática fue para Zendaya por «Euphoria», también de HBO, un galardón con el que la también cantante hizo historia al convertirse, a sus 24 años, en la actriz más joven en alzarse con ese galardón.

Pero la gran sorpresa de estos Emmy virtuales fue, sin duda, «Schitt's Creek». La serie canadiense protagonizada por Dan y Eugene Levy, padre e hijo en la vida real y en la ficción, arrasó en la categoría de comedia y se hizo con nueve galardones incluyendo los de mejor serie de comedia, mejor actor de comedia para Eugene Levy, mejor actriz principal para Catherine O'Hara, mejor actor de reparto para Dan Levy y mejor actriz de reparto para Annie Murphy. El acento reivindicativo lo puso Mark Ruffalo, Mejor actor por «La innegable verdad» de HBO, que decidió animar al voto. «Se nos presenta una oportunidad: tenemos que decidir qué país vamos a ser, uno dividido y solo para algunos grupos, o uno donde quepamos todos y cada uno pueda conseguir sus sueños. Somos más fuertes cuando respetamos nuestra diversidad».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats