La artista urbana Tamara Djurovic, más conocida como Hyuro, falleció ayer en su casa de València tras una larga enfermedad. Esta ‘grafitera’ argentina vivía en la ciudad desde hace algunos años y contaba con grandes murales en países como Holanda, Estados Unidos, Brasil, México o Marruecos. Sin embargo, fue en València donde desarrolló gran parte de su trayectoria. Hyuro cuenta con varios murales en el centro de la ciudad, aunque los más representativos se encuentran en la periferia. En concreto, cuenta con murales en el Cabanyal, La Marina o La Punta, que relizó en el marco de algunos festivales como Sense murs. También cuenta con murales en localidades como Sagunt.

«El trabajo de Hyuro ha sido un trabajo íntimo y personal. Su universo es inquietante y seductor. Su lenguaje es sincero y cercano. Su cabeza fueron sus manos y su pintura un regalo para las calles de la ciudad. Sus murales destacan por la fuerza innata que reflejan esas mujeres, a veces sin rostro, que luchan en su dia a dia por salir adelante. Mujeres luchadoras que conforman un discurso reivindicativo, político y con perspectiva de genero; que nos habla de la vida cotidiana de una manera delicada y artesanal», explicó en un comunicado el artista valenciano Escif.

«Al acercarnos a su trabajo, experimentamos la atracción de quien encuentra una ventana abierta. Hyuro nos hace este regalo con cada pared que pintó, permitiéndonos conocer un poco más de ella pero, sobre todo, un poco más de nosotros mismos».