Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadora del Premio Planeta.

Eva Gª Sáenz de Urturi: "He llegado al millón de lectores porque me los he ganado uno a uno"

«Como en el medievo, las monarquías han de ofrecer imagen de solidez»

Eva G Sáenz de Urturi y 
Sandra Barneda, premio 
Planeta y finalista. planeta

Eva G Sáenz de Urturi y Sandra Barneda, premio Planeta y finalista. planeta

Un año extraño para ganar el Planeta. En otras circunstancias, Eva Gª Sáenz de Urturi (Vitoria, 1972) hubiera venido a València para presentar su premio Planeta y atender a los medios. Pero en este año pandémico, la entrevista se ha tenido que hacer por teléfono. «E

s atípico pero la cultura tiene que seguir, y se sigue publicando y se sigue leyendo -señala la novelista-. Planeta lanzó un mensaje muy poderoso manteniendo el premio».

Reina de Inglaterra y Francia, madre y abuela de reyes, mecenas cultural... Leonor de Aquitania es un personajazo histórico que parece haber sido redescubierto popularmente en los últimos tiempos. ¿Demasiado feminista y libre?

Creo que lo de la popularidad es un tema sesgado por el país. En Francia, en la zona de la antigua Aquitania, está todo consagrado a ella, y hay estanterías llenas de novelas dedicadas a ella. Y en Inglaterra también es muy recordada. El sesgo sobre todo es español.

Al final del libro destaca que se ha tomado licencias creativas «al servicio de la ficción». ¿Era necesario aclarar que «Aquitania» es una novela?

Sí, porque hoy día con internet los lectores son mucho más libres opinando y se dirigen de manera mucho más directa al escritor. Yo he escrito antes novela histórica y hay muchos lectores a los que les tienes que recordar que es una ficción. En muchas ocasiones la realidad no da para emocionar y enganchar al lector si no empleas unos resortes narrativos.

La novela contrapone la modernidad y riqueza de Aquitania con el retraso y pobreza de Francia. Al final, la imagen que ha perdurado del medievo es la francesa.

Sí. Y después tenemos la idea de la corte refinada de Versalles y no deja de ser Leonor la que introdujo ese refinamiento en Francia. Sin su influencia, Francia sería ahora un país mucho más norteño. Y lo mismo hizo cuando llegó a la corte de Inglaterra. Llevo arte y cultura por donde fue. Era una mecenas. Europa no tendría el poso cultural que tiene si no fuese por una figura como Leonor.

Rai, el tío de Leonor, le aconseja que no muestre ningún rasgo de debilidad para gobernar. ¿Hoy sigue siendo necesario que una monarquía sea fuerte?

Es importante la imagen que el pueblo proyecta en las monarquías. Una imagen de solidez, de cánones morales... Eso sucedía en el medievo y sucede hoy. Ofrecer una imagen de modelo aspiracional en el que se puede mirar el pueblo y sentir que hay una familia estable detrás.

¿Le vendría bien el consejo a la familia real española y al rey emérito en particular?

La verdad es que en esos temas de actualidad nunca me meto. Si me preguntas por libros te respondo encantada.

Venga. Leonor fue impulsora de la literatura trovadoresca y caballeresca. Sin ella, no hubiéramos tenido al Quijote, que nació para burlarse de esta literatura...

Sí, el Quijote surgió después de cierto hartazgo al monopolio que ejercieron este tipo de novelas durante 300 años. Y eso lo inició Leonor y su hija María de Borgoña, que recogieron el ciclo artúrico y tuvieron la inteligencia de encargar que se plasmara en papel lo que había sido una historia oral. Y de ahí, de esa labor de edición de Leonor, partieron las novelas de caballerías y la literatura moderna.

La novela termina cuando a Leonor aún le quedan muchos años por vivir, reinos que gobernar y reyes que parir. ¿Le apetece seguir novelando estos tiempos y estos personajes?

La verdad es que no. He puesto en ‘Aquitania’ todo lo que quería contar de su tiempo y de sus personajes. Y no olvidemos que es un thriller y resuelvo el caso. Transmite una época, unos personajes muy poderosos, pero va a ser una única novela.

De autoeditarse a tener un millón de lectores. ¿Ha cambiado la persona tanto como la escritora?

La persona ya no creo que cambie mucho. Si me hubiese sucedido hace 20 años tal vez hubiese ido madurando con las circunstancias. Pero cuando llegó el éxito ya llevaba 20 años de vida profesional en el sector sanitario y académico, y esto fue otro cambio de tercio. Cada novela ha ido teniendo más lectores y más éxitos hasta llegar al millón de lectores y el Planeta. Pero ha dado tiempo a asimilar cada paso y a que esta sea mi normalidad.

Entiendo que no es de las que les molesta que le califiquen como autora de «best seller».

He llegado al millón de lectores porque me los he ganado uno a uno. Solo puedo expresar agradecimiento a que todos hayan sido tan entusiastas y proactivos, y que de cada lector apareciesen siete más, y después 49 y así ir creciendo

Compartir el artículo

stats