Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Raquel Tamarit: "Un comisario coordinará todas las actividades del ‘Centenari Fuster’"

"Les Arts merece más financiación estatal, pero por primera vez tiene seis ceros de los presupuestos del Estado"

Raquel Tamarit, en su despacho. d.tortajada | D. TORTAJADA

La colaboradora más cercana de Vicent Marzà en temas culturales está alejada del conseller, solo hablando de despachos del complejo de Campanar. La sala de oficinas que dirige Raquel Tamarit está junto a la mezquita y cerca del área de Deporte. Una instancia luminosa donde sobresale un cuadro del Equipo Crónica.

¿Los Premis Carles Santos deben cambiar de nombre?

Es cierto que Carles Santos tenía un estilo muy personal de hacer música, pero los premios llevan el nombre en su honor.

Las últimas semanas hemos vivido un carrusel de premios, música, artes escénicas, audiovisual. El sector agradece el glamour pero espera algo más.

La Generalitat puede llegar donde puede. Una de las luchas del sector es el Estatuto del Artista y trasladamos al ministerio la urgencia de solucionarlo. Hemos trabajado mucho para reactivar el sector y para que la gente perdiera el miedo a ir a espectáculos en vivo.

¿Y el futuro?

Seguirá la apuesta de ayudas. Dentro de la cultura hay muchos sectores. El audiovisual es más industria, mientras que las escénicas y la música venían de una situación más precaria, y lo han pasado peor.

Se ha demostrado que la cultura es segura, pero muy frágil.

Lo primero que se debe reivindicar es el Estatuto del Artista. Muchas situaciones actuales no las habríamos padecido.

¿Qué impide aprobar ese Estatuto del Artista?

Me consta que el ministerio está desarrollando el proyecto, un puntal no solo para los sectores de los que hablamos, también para el mundo del libro y artes visuales. El Consell mantendrá la ayudas, con el añadido del plan Reactivem.

¿Es sólo una cuestión de dinero?

La mayoría de las veces, sí. Siempre digo que la mejor herramienta política es un presupuesto, y ahí, una vez aprobado, queda demostrado nuestro compromiso con un sector esencial, como se ha demostrado en esta pandemia. Porque también debemos mantener sana la cabeza y el corazón.

El portaaviones de la cultura pública es Les Arts, con una programación potente en tiempos alterados.

Fue el primer gran teatro de ópera que puso 104 músicos en un escenario con la sinfonía de ‘Leningrado’ [17 de octubre], todos con mascarilla, menos los instrumentistas de viento Y ha sido posible porque Jesús Iglesias es un director espectacular, y porque Les Arts dispone de una patronato, con Pablo Font de Mora al frente, que tiene las ideas muy claras. Pero sobre todo porque hemos trabajo con Sanitat.

¿Para cúando una financiación justa para Les Arts?

En plena pandemia, los presupuestos recogen 500.000 euros más que el año anterior. Un contenedor del nivel de Les Arts debe tener más financiación estatal y con las enmiendas presentadas a los presupuestos del Estado, es la primera vez que Les Arts llega a un cifra de seis ceros.

Todavía lejos de lo justo, ¿no?

Muy lejos. Pero esa apuesta de gran cultura segura que ha puesto en marcha Les Arts ha servido para que el ministerio compruebe que ese dinero está magníficamente invertido. No es la cifra que me gustaría, ni para Les Arts, ni para el IVAM, pero el aumento es significativo.

¿Cómo vivió la polémica salida de José Miguel G. Cortés del IVAM?

Nunca me han gustado los enfrentamientos, pero se dijeron cosas que no son ciertas.

¿Cuáles?

Cortés realizó un gran trabajo para resituar el IVAM. No hay que olvidar de donde veníamos. Pero las personas pasamos, todas, y se quedan las instituciones. Una cosa que Cortés no quiso entender nunca. Todos los contractos que hacemos en Cultura son temporales y tienen una fecha de caducidad. Además miramos si se podía prolongar su contrato y nos dijeron que no.

Le animaron a que se presentará al concurso...

Fue lo primero que le dijo el conseller.

¿El concurso es la manera de elegir a los mejores gestores culturales?

El Código de Buenas Prácticas de la Cultura recomienda los concursos para desvincularlos de los políticos de turno. Todos hemos visto muchas cosas en el pasado.

¿El currículum es sinónimo de gestión eficaz?

El Código de Buenas Prácticas nos los autoimponemos. Cuando el Botànic inició su gobierno en 2015 podía haberle dicho a Cortés que no siguiera....

Mucha gente lo esperaba.

Tenía un contrato y no hizo nada malo para revisarlo.

Tamarit durante la entrevista.

¿Quién decidió que la subsede del IVAM sería en el Parc Central?

Se miraron varios espacios.

Cortés intentó el MuVIM, al que se opuso la Diputación y luego entró en juego el ayuntamiento, ¿no?

Un resumen muy corto, sí. Cortés siempre reivindicó que el IVAM necesitaba otro centro en València, y siempre tuvimos claro que no sería un segundo IVAM. Para una subsede, como tienen los grandes museos, nos pusimos a trabajar con el ayuntamiento.

¿Quedaron dos finalistas, la Marina y el Parc Central?

El ayuntamiento ofreció varios espacios que no estaban ocupados y el Parc Central nos pareció oportuno.

¿Por qué?

Porque es el enlace de unión entre Russafa y Malilla, dos barrios muy distintos.

¿Cuándo se abrirá el IVAM-Parc Central?

Este año hay presupuestado 700.000 euros para licitar el proyecto, donde tiene mucho que decir la actual directora y es un bien de relevancia local con protección. Por tanto su apertura depende mucho de las obras. A mi me gustaría que entre final del 2021 y principios de 2022 estuviera terminado.

El IVAM-Parc Central es la primera colaboración institucional para la cultura, un área dominada por Compromís en el Consell, Ayuntamiento y Diputación...

Maite Ibáñez no es de Compromís.

Cierto, es que las áreas de Cultura en el ayuntamiento son un lío. Pero Maite Ibáñez es la excepción que confirma la regla.

Tenemos una colaboración efectiva con todas las instituciones.

Las áreas de cultura de la Diputación son aún más difusas. Compromís está en contra que la Diputación mantengan competencia impropias, pero a veces parece que desde allí hacen competencia desleal al Consell.

Entiendo que cuando estás al frente de un área la quieras dinamizar.

El conseller Marzà anunció hace un año que la Institució Alfons el Magnànim pasaría de la Diputación de València a la Generalitat.

Han habido conversaciones. El Magnànim debe estar en la Generalitat, pero hay que analizar todo lo que comporta

¡El Botànic lleva cinco años y medio en el Consell!

No es tan sencillo. Hay que buscar el encaje.

¿Alguna otra competencia además del Magnànim que estaría dispuesta asumir la conselleria?

Ninguna de ayuntamientos, solo el Magnànim. Este año ha sido especialmente complicado

¿Cómo son las relaciones con el gobierno central?

Buenas. En la última visita del ministro Rodríguez Uribes a València concretó la voluntad de colaboración, que se debe materializar en hechos. Pero veo una sensibilidad especial.

¿Guirao conocía mejor los temas que Uribes?

Lo importante es la colaboración, como la manifiesta voluntad que los fondos europeos que vengan sea para la digitalización del IVAM. Es un gesto de voluntad de trabajo conjunto.

¿Me he enterado que lleva un proyecto entre manos del que todavía no ha hablado?

Sí, sabe que soy de Sueca y el 2022 es el centenario del nacimiento de Joan Fuster. Siempre he pensado que el País Valenciano está en deuda con ciertas personas y ya en el Casa Fuster de Sueca intervine como alcaldesa, con la colaboración del conseller Marzà como conseller y del presidente Puig. Hay centenarios que pasan desapercibidos porque hay muchos y cada uno va a la suya. Estamos en conversación con instituciones publicas, Estado incluido, para que el Centenari Fuster sea de alto nivel.

¿Cómo?

La idea es una crear una Comissió del Centenari Fuster para coordinar todas las actividades, cada una desde su ámbito, como la AVL que tiene previsto que sea «l’Escriptor de l’Any» en 2022, por ejemplo, y para ello nombraremos un comisario.

¿Tiene pensado el nombre del comisario?

Sí, será una persona reconocida por el mundo ‘fusterià’.

¿El último libro que ha leído?

Estoy leyendo el de Sebastià Alzamora ‘Reis del món’.

¿Y exposición y teatro?

«Més Museu» del Belles Arts, y estuve en «La fiesta del chivo» en el Olympia. He visto «Poder i Santedat» de Manuel Molins en el Principal y «La Cenerentola» de Rossini en Les Arts.

¿Ve a Joan Baldoví de candidato de Compromís a la presidencia de la Generalitat?

Conozco a Joan Baldoví desde que tenía 10 años, es amigo de la familia, y comencé en política con él. Por tanto tengo claro que estará donde el partido le diga.

Compartir el artículo

stats