La vida sigue en Les Arts. Esto es lo que no se cansan de repetir en el teatro de la ópera de València. El miércoles anunciaron la suspensión de todas las funciones de «Falstaff», de Giussepe Verdi, ante varios casos de coronavirus entre los miembros de la producción. Sin embargo, la programación continuará con el resto de títulos previstos. «La suspensión solo ha afectado a una producción», señalan desde el coliseo.

El Palau de les Arts se vio obligado el miércoles a suspender todas las funciones de la ópera «Falstaff» que tenía prevista estrenar tan solo un día después. Estos positivos se detectaron en las pruebas PCR rutinarias que cada semana el teatro realiza a los equipos artísticos.

Varios casos de coronavirus entre el equipo de la producción de esta comedia lírica obligaron al teatro a tomar la decisión de suspender todas las funciones de este título, que tendrán que estudiar cómo reubicar en la programación, si la emergencia sanitaria y las agendas artísticas lo permiten. «La salud es lo primero», incidieron desde Les Arts.

Al haber varios casos, por prevención, el equipo de «Falstaff» deberá guardar cuarentena en València, en los alojamientos donde se encontraban. Según ha podido confirmar este diario, el equipo artístico cobrará en función del trabajo realizado hasta el momento de la suspensión del espectáculo y que el martes celebró incluso su ensayo general. Mientras, las dietas sí correrán a cargo del teatro. Estas no supondrán un gasto extra para las arcas de la institución ya que la cuarentena coincide prácticamente con los días en los que se iba a representar este título. Mientras, Les Arts continuará haciendo un seguimiento médico al equipo de «Falstaff».

«Esto no es suspender la temporada», dijo ayer a Levante-EMV el presidente de la Fundación de Les Arts, Pablo Font de Mora, quien confía en recuperar este título más adelante, si la situación sanitaria lo permite.