La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha declarado improcedente el despido en agosto de 2019 de Manuel Muñoz como subdirector del Palau de la Música y Orquesta de València. Por ello, el alto tribunal ordena al organismo municipal que en un plazo de cinco días readmita a Muñoz en su puesto de trabajo o le indemnice con 24.232,85 euros.

La sala ha estimado que Muñoz no formaba parte del órgano de dirección, pues estaba subordinado al director del Palau, Vicent Ros, y, aunque era invitado alguna vez al Consejo de Administración, con voz pero sin voto, no formaba parte de éste. Por tanto, el TSJ considera que el de Muñoz era un «contrato ordinario indefinido», con lo que su despido fue improcedente «dado que su relación laboral debe considerarse indefinida».

En el caso de optar por la readmisión, el Palau tendrá que abonar al subdirector despedido los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de esta resolución, en la cuantía diaria de 179,84 euros.

La presidenta del Palau, Glòria Tello, anunció ayer a este periódico que los servicios jurídicos del consistorio están estudiando la viabilidad de recurrir la sentencia al considerar que el de Muñoz si que era un puesto de alta dirección ya que no fue elegido mediante concurso. En todo caso, Tello rechazó su posible readmisión porque «hemos perdido totalmente la confianza en él».

Esta sentencia sobre el despido del subdirector musical es el segundo revés judicial que sufre el Palau en el último año. En marzo de 2020 la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV declaró «la nulidad de pleno derecho» del nombramiento de Vicent Ros como director del auditorio municipal y ordenó una nueva valoración de los candidatos que se presentaron hace cuatro años. El tribunal anuló el concurso para el director del Palau de la Música por «la abstención de tres de los componentes del Tribunal o Comisión de Evaluación» que nombró el ayuntamiento y que resolvió a favor de Ros en junio de 2016. La ratificación de esa sentencia en septiembre obligó a reunir de nuevo al tribunal para evaluar otra vez a los candidatos y volver a elegir a Ros como director.

En el caso de Manuel Muñoz, su representación legal presentó recurso de suplicación ante la Sala de lo Social del TSJCV contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 18 de València de 2 de septiembre de 2020 en la que se desestimaba la demanda por su despido como subdirector del Palau de la Música.

Muñoz fue subdirector del auditorio hasta el agosto de 2019, cuando la dirección del Palau le comunicó que su contrato había finalizado y que su plaza no había sido renovada. Tal como publicó entonces Levante-EMV, la dirección del Palau decidió no renovar el contrato de su subdirector musical porque iba a iniciar un concurso público para cubrir esta plaza encargada de diseñar la programación del auditorio.

Te puede interesar:

El organismo municipal esgrimió que la última prórroga del contrato del subdirector había vencido el 13 de agosto y que la plaza se tenía que cubrir a partir de ese momento «mediante procedimientos que garanticen la publicidad y la concurrencia», tal como establece desde 2017 la Ley de Contratos del Sector Público. Finalmente, no se ha convocado este concurso y la labor de subdirección artística la realizan el director del Palau y el de la Orquesta, Ramón Tébar.

En los fundamentos de derecho para declarar que el despido de Muñoz fue improcedente, la sala estima que el antiguo subdirector no formaba parte del órgano de dirección del organismo autónomo municipal, pues estaba subordinado al directo y sujeto a la aprobación del mismo en cuanto a sus funciones de elaboración de la programación musical, por lo que no formaba parte del círculo de decisión del mismo.