Salas vacías sin palomitas por el suelo. Proyectores apagados. Silencio. Las salas de cine viven actualmente uno de los momentos más duros de su historia. Las restricciones sanitarias y el aumento de contagios por coronavirus han obligado a muchas salas a cerrar temporalmente. El cine MN4 de Alfafar ha querido contar su historia a través de un vídeo creado por la agencia creativa Wilson. La protagonista es una actriz, la encargada de interpretar un monólogo desgarrador en el que hay denuncia, solidaridad y amor por el cine.

«No ha habido ni un solo brote en estas salas. Pero entre las restricciones y la falta de ayudas de las instituciones públicas ha sido misión imposible seguir abiertos. Hemos peleado hasta donde nos han dejado, poniendo a disposición del público todos nuestros recursos», reivindica la protagonista de este vídeo.

Las salas de Alfafar llevan cerradas varias semanas, desde que comenzaron las restricciones destinadas a parar los efectos de la tercera ola en la Comunitat Valenciana.

En el vídeo, estas salas también se disculpan a través de la actriz, ya que pese a saber que ellos están al límite, son conscientes de que el espectador también lo está. «Perdona, ya sé que tú también estás al límite, pero necesitaba desahogarme». «Todos queremos volver a disfrutar del ocio y de estos cines. Seguro que sueñas con viajar, con descubrir y con devolverle a la palabra positivo su valor original».

Los cines también han hecho un llamamiento a otras empresas del audiovisual y a la ética ciudadana. «Si queremos salir de esta tenemos que hacerlo nosotros solos, porque está claro que nadie nos va a ayudar. Así que no nos queda otra que actuar y actuar ya, y actuar todos. Sin excepción. Siendo solidarios y generosos, cumpliendo las normas y animando a cumplirlas aunque no nos gusten. Incluso aunque no estemos de acuerdo».

Los cines MN4 no han sido los únicos que se han visto obligados a cerrar temporalmente. Los cines ABC, los Lys, los Yelmo y las salas de Kinépolis de Paterna también han bajado la persiana hasta que la presión del virus disminuya.