Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saber mirar el universo Chirbes

Los estudios lo describen como un autor «combativo», que defendía la «conciencia del pasado» como base de su escritura

Saber mirar el universo Chirbes

Saber mirar el universo Chirbes

«Cada época provoca su propia injusticia y necesita su propia investigación, su propia acta». Esto lo escribió Rafael Chirbes sobre la necesidad que sentía de narrar el tiempo histórico a través de la literatura, de asentar la fabulación en torno a lo que ocurre fuera del libro. Seguramente, la obra de Chirbes, fallecido en 2015 y considerado, en este caso con justicia, como uno de los escritores valencianos más importantes de los últimos tiempos, también «necesita su propia investigación, su propia acta».

Y levantar acta sobre el legado cultural de la obra de Chirbes es precisamente lo que han hecho una treintena de escritores y estudiosos que -coordinados por Javier Lluch-Prats, profesor Titular de Literatura Española de la Universitat de València -, recorren el «universo» del autor de Tavernes de la Valldigna en un nuevo libro en formato digital que hoy publica la editorial Anagrama.

En ‘El universo Rafael Chirbes’ encontramos testimonios personales (incluidos el de su editor Jorge Herralde y los de sus amigos José Cienfuegos y Elena Cabezalí), artículos como los escritos por Alfons Cervera o Marta Sanz sobre sus influencias y relaciones con otros autores como Max Aub, Pérez Galdós o Carmen Martín Gaite, y, sobre todo, artículos críticos sobre las muchas facetas de quien fue «novelista y ensayista, periodista y viajero, lector convulso y atento observador del acontecer histórico», enumera Lluch-Prats.

Tal como cuenta el editor en la introducción a ‘El universo Rafael Chirbes’, los autores se detienen en este estudio tanto en las «piezas de cámara», o novelas cortas del escritor, como en lo que Ángel Basanta denomina sus «grandes sinfonías».

A lo largo de este volumen -que se nutre de las ponencias que se realizaron durante el congreso internacional dedicado a Chirbes que organizó en 2018 la fundación que lleva su nombre-, se describe al autor de ‘Mimou’, ‘En la orilla’ y ‘Crematorio’ como un escritor perplejo, crítico y combativo, «que vino a hablarnos de la(s) crisis del ser humano y de la (in)madurez en sentido amplio, a través de tópicos literarios fundamentales como el amor, la vida, la muerte y la traición», según destaca Lluch-Prats.

De sus novelas, continúa el profesor, también se proponen una serie de análisis que focalizan la nostalgia y la melancolía, la representación del cuerpo y la enfermedad, el enfoque de género o la sociedad líquida.

Jorge Herralde, su editor, decía que la de Chirbes era la «voz de la verdad», que «pregunta y se interroga, que celebra y se indigna, que gusta de ir (o tiene que ir) a la raíz de las cosas, duela lo que duela». El escritor, que se consideraba a sí mismo como un «hijo de la derrota republicana», defendía como base de su escritura «la conciencia del pasado y la disidencia, tener memoria y contribuir a hacerla con los textos literarios», explica Lluch-Prats.

«Con esta premisa, su obra recoge y recrea desde episodios de la España republicana y franquista a la de ‘esa larga traición llamada Transición’, de la cual Chirbes remarcaba que ‘no fue un pacto sino la aplicación de una nueva estrategia en esa guerra de dominio de los menos sobre los más’», añade.

Librero, periodista y profesor

‘El universo Rafael Chirbes’ contribuye también a perfilar su biografía descubriendo aspectos ligados a su infancia nada fácil en colegios de huérfanos, a su formación como historiador en el tardofranquismo o a sus distintos trabajos como librero, periodista, profesor, crítico literario o reportero en «Sobremesa», revista de gastronomía, vinos y viajes.

Además, el ensayo también indaga la recepción que tuvo la obra de Chirbes en otros países –tan relevante en Alemania–, su creatividad lingüística y hasta la adaptación de sus textos al cine y al teatro. Y se abordan las facetas del Chirbes como gastrónomo y viajero que quedaron reflejadas en obras como ‘Mediterráneos’ y ‘El viajero sedentario. Ciudades’. «En ellas se adentra en las muchas ciudades que conoció, aun cuando siempre reconoció su particular agrado y emoción al volver a València, París, Roma, Nápoles, Salamanca y Fez», subraya Lluch-Prats.

Como recuerda el editor en la introducción, ‘El universo Chirbes’ explora la lucha literaria, ética y política de su obra y el signo de fatalidad histórico y existencial que sobrevuela sus novelas. «También se pone el foco en los cimientos de su revisión crítica de la historia española -añade-, en su discurso sobre el pasado y el presente inmediato, en los vacíos y los silencios impuestos en el relato de nuestro devenir». En definitiva, y como dejó escrito el propio Chirbes, «novelar es, ante todo, saber mirar».

Compartir el artículo

stats