Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María José Mora

"Me gustaría que Dansa València evolucionara a jóvenes talentos"

«Es muy importante que la danza valenciana tenga un circuito de exhibición en el propio territorio para dar salida a sus producciones», asegura la bailarina y nueva directora del festival

María José Mora, directora de Dansa València, en el Teatre Principal. | F. CALABUIG

María José Mora, directora de Dansa València, en el Teatre Principal. | F. CALABUIG

María José Mora acaba de aterrizar en la dirección del festival Dansa València desde la conocida compañía Marea Danza. Confía en la singularidad del certamen que con la edición que presentan el próximo lunes ya sumará 34. Apuesta por lo local y estatal y sus vínculos para llevar la producción valenciana más allá de su territorio.

Adelánte algo de la nueva edición de Dansa València.

Tenemos un festival muy completo: se mantiene la presencia de compañías estatales y también hay mucha presencia valenciana. Tenemos compañías enfocadas a la danza física y otras a un lenguaje más vanguardista. En cuanto al panorama nacional, estarán Daniel Abreu o la compañía que ilustra nuestro cartel que es La Taimada.

¿Hay algún lema?

No hay lemas o temas como en otros años, pero en todas las propuestas están muy presentes las emociones. Muchas de ellas trabajan la celebración tanto de la vida como de la muerte, es como un resurgir. Las personas que acudan al teatro van a conectar de manera muy especial con las piezas. La sociedad está en un momento en el que los sentidos están muy a flor de piel debido a la situación que vivimos. Va a ser una edición diferente porque el público va a conectar con la danza, un lenguaje abstracto de sensaciones y emociones.

Conocimos que se incorporaba como directora del certamen a finales de enero. El festival comienza en abril. ¿Ha podido preparar algo de esta edición?

Yo ya pertenecía al equipo de Dansa València y estaba en conexión con el equipo anterior. La programación de este año es de Mar Jiménez y, una vez se resuelve la licitación, el equipo actual realizamos la programación de calle, actividades paralelas, gestión de invitados... Me siento muy cómoda con la programación del anterior equipo. Muchos de los espectáculos programados por el anterior equipo están también en mi proyecto.

¿Los espectáculos de calle cobran más importancia en tiempos de pandemia?

Tenemos mucho interés en continuar con la programación de calle e, incluso, en que vaya a más la ocupación del espacio urbano. El programa de Moviments Urbans se realiza en colaboración con el Ayuntamiento de València y está planteado como un recorrido. Sin embargo, hace un par de semanas salió una nueva normativa que no permite espectáculos en la calle y hemos buscado otros espacios en los que realizarlos sin que pierdan su identidad de espectáculo abierto y no se sala. Estamos muy agradecidos al Museo de Bellas Artes, que va a acoger mucha de esta programación, al Centre del Carme y a La Nau. Es el momento de ser flexibles. Y es importante que el festival se celebre, que el público disfrute y que las compañías trabajen en la mejor situación, porque el sector está sufriendo mucho. Queremos que las compañías valencianas sigan su actividad y trabajamos para que vengan responsables de programación para que pueda darse esa comunicación y venta de espectáculos.

¿Dansa València tiene algún «espejo» en el que se quiera reflejar?

Por observar, de todos se puede «copiar» algo y me parece bueno que nos podamos nutrir unos de otros. Dansa València es único y muy singular y me gustaría que se mantuviera como lo conocemos, pero que evolucionara a nuevas oportunidades, a creadores emergentes. Me interesan mucho los talentos jóvenes y miradas personales. Tenemos en mente trabajar en el marco de una feria o mercado de la danza que sea un espacio de difusión y negocio para que las compañías den a conocer su trabajo y puedan crear complicidades. También es importante el trabajo de mediación, conectar con los públicos. La cultura es un medio de catarsis y es momento de aprovechar para que nuevos públicos se acerquen a la danza.

¿Trabaja ya en cómo será esa feria?

Ahora estamos con esta edición y cuando pase trabajaremos sobre las ideas que tenemos, aprovechando recursos y respondiendo a necesidades. Esto tiene que hacerse con las compañías.

¿Dansa València está consolidado?

Está muy consolidado en lo local porque el sector siempre le ha tenido mucho cariño. En lo estatal, el trabajo de consolidación ha comenzado. El festival se recuperó en 2016-17 y ya se ha empezado a hacer este trabajo. Debemos trabajar para que siga situándose como encuentro nacional de referencia.

¿Abre la puerta a creadores internacionales?

Estamos trabajando mucho en lo local y estatal y creo que es lo que hay que seguir haciendo, fortalecer esta relación estatal con otros centros de exhibición e investigación. Es cierto que hay un interés del sector en abrirnos a la creación internacional, pero esta internacionalización no puede ser solo una bandera del festival, sino que se debe hacerse en complicidad con el sector y con la administración. Sí, es interesante que a València lleguen producciones internacionales.

¿Qué retos se plantea?

Expandir la creación valenciana, que tenga su espacio, y conectar con el público, que no solo vaya a los espectáculos, sino que tengan experiencias artísticas, de ahí la importancia de la mediación. Hay que crear espacios de difusión, intercambio y cooperación con agentes del sector de la danza local y estatal.

¿Cuáles son las urgencias del sector?

Estamos en un momento muy complicado para las artes escénicas. El sector de la danza ha vivido en emergencia. Sabemos salvar muy bien las etapas complejas pero no acaba de consolidarse en su globalidad. Es muy importante para la danza valenciana tener un circuito de exhibición en el propio territorio, poder dar salida a sus producciones. Hay muchos municipios con teatros, instalaciones o espacios patrimoniales en los que se pueden exhibir espectáculos. Es importante trabajar lo local y, además, debe haber más espacio para la investigación y formación.

¿Sienten que la danza tiene menos visibilidad que otras artes escénicas?

La visibilidad de la danza siempre ha sido menor que el teatro, pero hay muchas empresas de danza fuertes. Hay muchos creadores que lo muestran fuera de nuestro territorio y llevan la marca València por muchos lugares.

¿Cómo es esa «marca València»?

Es un trabajo de calidad, tiene singularidad y originalidad. Además, cuenta con la actividad y caldo de cultivo de las compañías emergentes.

Compartir el artículo

stats