Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía Tudela

Lucía Tudela: "Esa agua oxigenada o el Betadine que le echas a una herida es para mí la escritura"

La valenciana, con más de 400.000 suscriptores en su canal de Youtube, recita la poesía que está impresa en sus libros

La valenciana Ludía Tudela publica «Las canciones que nunca te dediqué». | OBERON

La valenciana Ludía Tudela publica «Las canciones que nunca te dediqué». | OBERON

La chica de los trenes y los domingos publica nuevo poemario, «Las canciones que nunca te dediqué». Textos que, a su vez, recita en su canal de Youtube.

¿Qué canciones son las que nunca dedicó?

Guau, muchas. No podría enumerarlas. Más que canciones que nunca dediqué, cuando le puse el título al libro, me refería a las canciones que nunca dije que eran nuestras.

Habla en plural.

Hablo en pasado.

En la contraportada dice que el libro es todo aquello que nunca imaginó.

Porque desde que empecé a escribir fue una locura. La inspiración me llegó en un momento en el que estaba vacía en cuanto a sentimientos. Me costó muchísimo escribir pero conforme iba avanzando sentí que completaba el puzzle. Dividí los sentimientos por playlist, que son los capítulos del libro. Al principio no tenía altas expectativas porque no estaba en un buen momento, me frustré bastante y tuve ataques de ansiedad, pero el libro ha superado con creces lo que esperaba. Lo que nunca hubiera imaginado está reflejado en estas páginas.

Me quedo con la frase de que prefiere los sincericidios a las mentiras envueltas de flores.

Sí, durante muchísimo tiempo me ocultaron una verdad y cuando lo descubrí me replanteé mi vida para descubrir qué era cierto y qué no. Por eso digo que prefiero que me digan un sincericidio, mezcla de sinceridad y suicidio, y ser yo quien lo gestione a que me mientan. No quiero mentiras.No quiero que me envuelvan la verdad en flores y al final me acaben matando las espinas.

¿Vivió en una mentira?

En mi vida han habido muchas mentiras, sí.

¿Es la escritura su manera de ‘soltar lastre’?

La escritura para mí no es un hobby, es un trabajo del que vivo y que me va genial, pero también es una válvula de escape y una manera de sanarme. En la clavícula llevo tatuada la frase ‘Escribir para seguir viviendo’ porque es lo que me guía hasta el día de hoy. Cuando necesito salvarme me refugio en la escritura, cuando necesito llorar me refugio en la escritura, cuando quiero me refugio en la escritura... A día de hoy no contemplo mi vida sin escribir porque al fin y al cabo es lo que soy. Mi vida es plasmar todo lo que siento. La escritura para mí es soltar y curar.

¿Siempre escribe desde el dolor?

Tiendo a escribir desde el dolor, sí.

¿Pero no necesita digerirlo antes?

Esa agua oxigenada o Betadine que le echas a la herida, es para mí la escritura. Cuando la herida está sangrando o acaba de hacerse es cuando necesito escribir para soltarlo todo y sentirme mucho mejor. En los momento en los que no puedo escribir o tengo estados de bloqueo mentales suele coincidir en que mi vida va bastante bien, lo que es bastante irónico. Soy escritora y siento que necesito escribir aunque no esté mal, así que entonces abro las heridas pasadas, escribo y las vuelvo a cerrar. Tengo ese don y sé cómo manejarlo por esa necesidad de escribir.

¿Qué siente al saber que hay tanta gente que se identifica con usted?

Al principio no quería que la gente se identificara conmigo porque sabía el dolor que llevaban esos textos detrás y me daba hasta pena, por decirlo de alguna manera. Hace unos años, una persona me escribió por redes sociales y me dio las gracias porque, esos textos habían evitado que se suicidase. Hasta ese momento no sabía hasta qué punto mis textos podían ser importantes para otros. A día de hoy, si alguien se identifica no me queda otra que darle las gracias por el respaldo que le dan a mis textos, textos que yo escribo porque lo siento y lo necesito. Me gratifica saber que ayudo a gente sin saberlo.

¿Todos sus textos tienen un destinatario con nombres y apellidos?

La mayoría, antes, tenían nombre y apellidos pero últimamente es más una mezcla de sensaciones, lugares, momentos que de nombres y apellidos varios.

En Youtube es popular por recitar poemas. Si llegar a 17 millones de visualizaciones es una barbaridad, lo llamativo es tener en su canal 400.000 suscriptores. ¿Cómo lo hace?

Creo que me siguen más por la voz y por la manera de decirlo que por lo que digo. Ha sido un boom, la verdad. Yo empecé en 2015 a recitar mis poemas y subir contenido a mi canal. Lo hice por hobby y para expresarme, para que vieran que detrás de un texto había un sentimiento. Hasta dos años después no alcancé los 3.000 suscriptores y no me planteaba nada, pero seguía subiendo sin tener expectativas, pero en solo seis meses subí a 100.000 y luego pasé a 250.000 y ahora supero los 400.000, voy a cien mil por año más o menos. Es algo que no me esperaba, la verdad.

¿Qué rinde más ser youtuber o escritora?

Depende del autor y de las ventas pero ser youtube está muy bien y se puede decir que ahora yo vivo de ello, pero soy las dos cosas porque en Youtube no creo contenidos como tal, sino que trasmito todo el sentimiento que creo en papel.

¿Recuerda la primera vez que recitó?

Fue en 2018 el día que recibí mi primer libro. Me tocó hacerme 4 manzanillas de lo nerviosa que estaba y luego me estaba durmiendo en el escenario.Fui un manojo de nervios y fue una mezcla de sentimientos encontrados. Ahora todo superado.

Compartir el artículo

stats