Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Gutiérrez | Actor

"La serie habla de la pasión por la radio"

«El trabajo retroalimenta al trabajo», dice Javier Gutierrez que, el día 14, estrena en Movistar+ la serie «Reyes de la noche» sobre la rivalidad García-De la Morena

Javier Gutierrez es uno
de protagonistas de
Reyes de la noche.  ricardo grobas

Javier Gutierrez es uno de protagonistas de Reyes de la noche. ricardo grobas

«Reyes de la noche», la serie que Movistar+ estrena el día 14 protagonizada por Javier Gutiérrez y Miki Esparbé , se inspira en la histórica rivalidad que José María García y José Ramón De la Morena protagonizaron entre finales de los 80 y principios de los 90 por ser el líder de la radio deportiva nocturna. En la serie, Javier Gutiérrez interpreta a Paco ‘El Condor’, que vendría a ser el álter ego de García.

Estrena en Movistar+ «Reyes de la Noche», en la que se pasa al periodismo deportivo. ¿Es futbolero?

Muy futbolero. Yo de pequeño, como la mayoría de los chavales, quería ser futbolista. Lo que pasa es que no estaba llamado para ello. Siempre me ha interesado el mundo del fútbol y del deporte. Soy seguidor del Racing de Ferrol. Esta serie la acepté con muchísima alegría porque hablaba de una época que yo viví con muchísima pasión. Yo era seguidor de los programas de José María García y José Ramón de la Morena, y precisamente esta serie habla de eso, de dos figuras radiofónicas que están en lo más alto de su profesión y luchan por conseguir ser el rey de las ondas, el rey de la noche. Habla de la ambición, de los egos, pero sobre todo habla con pasión de la radio, del deporte y de una época que era muy salvaje, y que no volverá así. Una época en la que el fin justificaba todos los medios y se cometían auténticas tropelías por conseguir una exclusión o pisar una entrevista a la emisora enemiga. Creo que va a ser una serie apasionante, en clave de comedia y con dosis dramáticas.

Dicen que el amor no tiene edad. ¿Y el éxito? A sus 50 años, le siguen lloviendo los trabajos.

El amor no tiene edad y el éxito tampoco, ni la popularidad o el reconocimiento al trabajo. El amor, igual que el trabajo, igual que casi todo en la vida, hay que vivirlo con pasión. Y luego por ende vendrá lo demás. Nunca pienso en los objetivos ni en los resultados, sino que me zambullo en un proyecto, en un personaje, y trato de conquistar el corazón o el cerebro del espectador. Todo lo demás, viene por añadidura.

En una entrevista con Andreu Buenafuente, Mario Casas decía que un actor vive con el miedo a que no le llamen para un trabajo. ¿También le pasa a usted?

Sí, claro. Esta es una profesión de dientes de sierra en la que nunca sabes por qué suena el teléfono ni por qué deja de sonar. Muchas veces me sorprendo cuando un director o una directora me llama para una película o me encomienda un personaje en el que yo jamás habría pensado que podía hacerlo. Pienso que se han equivocado al contar conmigo y eso siempre está latente, es algo que está muy presente en nuestro oficio. Ya no solo a la gente que trabaja sino también a los que hace tiempo que no les suena el teléfono. Hay un estudio reciente, hecho a 3.000 bailarines y actores, que arroja un dato trágico y desesperanzador, que es que el 97% de ellos no ha ingresado ni un solo euro en el año 2020 en plena pandemia. Es una profesión en la que siempre estamos en la cuerda flojo, en el alambre, e independientemente de que tengas talento o no, siempre dependes de esa porción de la tarta que es la suerte y que alguien se acuerde de ti. Es cierto que cuanto más trabajas y mayor es tu visibilidad, más trabajo te ofrecen. El trabajo retroalimenta el trabajo, por eso hay mucho miedo a perder esa visibilidad, que parezca que se han olvidado de nosotros.

¿Los premios ayudan?

Los premios, premios son. Pero con los premios uno no come y muchas veces no son justos. Los premios están muy bien para alimentar el ego de cada uno y hacer feliz a la gente que te quiere, para darle visibilidad a un proyecto, pero más allá de eso no creo que una actriz o un actor que tenga o deje de tener premios es mejor o peor.

¿Le resulta curioso hablar de un mal momento para el sector cultural cuando ha salvado a muchos durante esta pandemia?

Sí. No me canso de repetirlo. La cultura, igual que la educación y la sanidad, es un pilar básico en cualquier sociedad. Hemos visto que es muy necesaria. En plena pandemia, hemos acompañado a ciudadanos que han estado muy solos. Hemos servido de bálsamo, de salvavidas, para muchísima gente que lo ha pasado realmente mal. Y no solo el cine, hablo de la cultura en general: un buen libro, un buen disco, un poema o un dibujo. La cultura nos ha ayudado a llevar de mejor manera esta horrible época en la que ha habido tanta gente enferma y, por desgracia, en la que ha muerto tanta gente. La cultura ha estado ahí. Y no debemos olvidarnos nunca. Los políticos, los primeros, pero también nuestra sociedad debe darle valor a eso. Hemos estado ahí cuando más nos han necesitado.

Compartir el artículo

stats