El 66 % de los profesionales de las Artes Escénicas de la Comunitat Valenciana -frente a la media nacional del 60 %- considera que la situación del sector es mala o muy mala aunque es la autonomía en la que más se percibe su mejoría en los dos últimos años (el 30 %). De hecho, es la única comunidad donde quienes mencionan que la situación ha mejorado es superior a quienes contestan que ha empeorado (16 %).

Así se desprende del Informe sobre las artes escénicas en España: distribución, programación y públicos presentado ayer miércoles en València, con la participación del presidente de la Academia de Artes Escénicas, Jesús Cimarro, y el director de Artes Escénicas del Institut de Cultura, Abel Guarinos, entre otros.

Para el 2 % de los encuestados valencianos, la situación de las artes escénicas será mucho mejor en el futuro, el 23%cree que será mejor, 53% considera que se quedará igual, el 21% prevé que será peor y el 1% mucho peor. Según apuntan los autores del informe, esta percepción de cómo será la situación en el futuro está afectada negativamente por el comienzo de la pandemia del coronavirus, coincidente con la parte final del trabajo de campo.

El informe revela que en 2019, la Comunitat Valenciana acogió 3.762 representaciones, que vieron 1.633.101 espectadores, con una recaudación de 11.184.757 euros, ligeramente superior a 2017: 3.629 representaciones, 1.533.650 espectadores y 10.667.352 euros recaudados.

En ese año, el gasto medio por espectador se fijó en 7 euros (frente a los 6,85 de 2019), con un porcentaje de espectadores respecto a la población del 31,3 %, algo inferior a los 32,6 % de dos años después. En 2008, se celebraron en la Comunitat 6.427 representaciones, con 1.807.003 espectadores y 10.389.829 euros de recaudación, un gasto medio de 5,8 euros y un porcentaje de gente respecto a la población del 35,9 %.

Para los responsables del estudio, los resultados «reflejan un sector en la peor de las situaciones de las últimas décadas, que se mantiene activo, creativo y en pie, necesitado más que nunca de que se conjuguen esfuerzos entre la acción pública –con dinero, y con cambios profundos y de largo calado- y su propio esfuerzo y determinación por salir de esta nueva crisis».

Según los autores del informe, la percepción negativa de la situación actual «puede tener que ver con la especial perocupación del sector en València por la pérdida de públicos, en mayor medida que en el promedio España».

En este sentido, en la Comunitat Valenciana el desarrollo de públicos es un ámbito de mejora prioritario para el 59 % de los encuestados -el porcentaje más alto de todas las comunidades-, frente al 55 % de media nacional. Las políticas de desarrollo de audiencias tienen mejor percepción en la Comunitat que en el resto de autonomías. Además, el estudio recoge que para los encuestados valencianos la responsabilidad de crear nuevos públicos debe ser asumida por el gobierno autonómico (78 % de los encuestados), en mayor medida que en el resto de España.